Revista Coaching

Yo no compro en Zara, ¿y tú?

Por Joseldelcampo

No os asustéis que no se trata de una campaña comercial contra al empresa del Grupo Inditex ni nada por el estilo. De hecho, personalmente me da exactamente igual como le pueda ir a esta empresa.

Pero como a mi me gusta reflejar las inquietudes de la calle, por algo me gusta definir este blog como el del ‘Coaching de Guerrillas’ (coaching para sobrevivir en el día a día), hoy me vale el funcionamiento de esta empresa para ejemplarizaros una realidad latente que está ahí y que si nos paramos a analizar explicaría a muchos el poco éxito actual en la búsqueda de empleo que se tiene en estos complicados días que nos han tocado vivir.

¿Cuál es la probabilidad de que te compres una camisa en Zara y a la vuelta de la esquina te encuentres con alguien que lleva la misma camisa? Extrapolémoslo a una gran ciudad, por ejemplo Madrid. ¿Cuántas personas en la capital pueden llevar al día la misma camisa que comercializa Zara? Si tú fueses uno de ellos ¿te gustaría la situación?

Suponte ahora mismo que estás buscando empleo. Ves una oferta: licenciado en tal y cual, conocimientos de idiomas, edad,…, o sea, lo mismo que tu perfil. ¡¡Puesto hecho para ti!!

¿Qué probabilidad hay de que haya más candidatos que tú que presenten credenciales similares?

Tú, como demandante, estás a un lado de la mesa con tus ‘cartas boca arriba’.

Pero como siempre digo, siempre en esta vida es necesario para todo la empatía. Poneros aunque sea un minuto en la piel del reclutador.

Un reclutador experimentado recibe 500 curriculums para un sólo puesto, ¿creeis que se va a fijar en una ‘camisa de Zara’?. O por lo contrario, ¿su experiencia le permitirá discernir entre la maraña de curriculums a los mejores perfiles?.

Pongamos que estás entre los elegidos para realizar la entrevista, ¿sabrías decirme el ‘por qué’ estás entre los elegidos? ¿Qué es lo que te diferencia del resto?

Y llegas a la entrevista, que debe de ser una profundización de aquello que ha despertado interés en el reclutador.

Te preguntas lo de siempre: ¿Qué querrá oir?, ¿Qué buscará de verdad?,…. Lo que no te das cuenta es que eso es casi imposible que lo sepas, porque como en el poker, dificilmente sabes las cartas del contrario.

¿Qué te queda? Jugar tus propias cartas. ¿Creeis que al igual que las camisas de Zara, al reclutador le gusta ver un desfile de candidatos similares?

Tu posibilidad de éxito radica en la diferenciación, en poder mostrarle tu ‘marca propia’, y para ello es necesario que posea un autoconocimiento previo de tu perfil.

Por desgracia hoy en día sobran perfiles y candidatos para cualquier oferta de empleo. Que seas el escogido o no está en la diferenciación, en salirte de ‘la normalidad’., en hacer que tu aportación al puesto ofertado sea fundamental.

Ten en cuenta que todas las camisas valen para vestir, pero unas sientan mejor que otras y duran más. En la búsqueda de empleo pasa lo mismo: todos los canidatos son válidos, pero alguno se adapta mejor que otros.

Analiza la oferta, analízate a ti mismo, potenca tus habilidades (o las que creas que son) y ‘hazte diferente’.

¡¡Que sí, que Zara ofrece ropa guapa!! Pero, ¿te gusta verte en un espejo cuando paseas por la calle?

Pues al reclutador tampoco y hay que darle algo diferente.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog