Revista Música

18 de noviembre: cita con un sueño

Publicado el 09 octubre 2011 por Lou Rambler
18 DE NOVIEMBRE: CITA CON UN SUEÑO
¡Sí!¡Sí!¡Sííí!
Sí, queridos amigos, por fin podré realizar un viejo y anhelado sueño. Pearl Jam vienen a tocar a Lima y yo voy a estar allí para verlo y gozarlo. Por fin. Sabía que este momento tenía que llegar tarde o temprano... aunque eso no quitaba esa inevitable e incómoda sensación de duda que te va carcomiendo por dentro... ¿De verdad ocurrirá alguna vez? Pues sí, claro que sí. A lo largo de estos años en España había estado a punto de ir a verlos un par de veces... pero la pasta era escasa y el rollo festivalero... bueno, siempre me decía que Pearl Jam era demasiada banda para verla como una más entre varias decenas, y que, tanto ellos como yo, nos merecíamos un estadio y un escenario en el que no hubiera nada ni nadie ajeno a ellos y su música...  Al final siempre lo fui dejando para mejor ocasión con la esperanza y la seguridad de que ésta terminaría por presentarse. Y mira tú por dónde esta ocasión ha ido a presentarse donde menos lo hubiera esperado hace unos años.
Y creo que estoy de suerte, porque además de que en esta gira PJ están celebrando sus 20 años como banda (20 años… se dicen pronto… a mí me perece que fue ayer cuando escuché por primera vez el “Ten”), lo cierto es que Vedder, Ament, Gossard, McCready y compañía no se han prodigado mucho por Sudamérica, y esta es la primera vez que vienen a Perú. Y por todo ello han prometido un concierto largo y rico en contenido que dejará satisfechos y extasiados (esto lo añado yo) a todos sus fans, muchos de los cuales llevábamos dos largas décadas acompañándoles y esperando este momento que al fin ha llegado.
Y no sé si es porque todo tiene su momento, o si es sólo fruto de la casualidad, pero ahora siento que está muy bién, que era así como debía ocurrir. No es ningún secreto que la voz de Eddie Vedder está que se sale, con los años ha ido ganando en matices y en profundidad y el tipo está realizando unas interpretaciones que conmueven (¿hay alguien que no se haya emocionado con la última del “Mother” de Pink Floyd?) perfectamente acompañado además por unos compañeros de banda que también bordan todo lo que tocan. Sí, quizás ya no hagan los discos que nos maravillaron en los años noventa, pero a cambio el paso de los años ha dado a Pearl Jam un poso y un aura de clásicos en el mejor sentido de la palabra que no tiene precio. PJ ya son algo muy grande que está por encima del bien y del mal, cuyo nombre ha quedado grabado para siempre en la historia del rock’n’roll. A mi juicio, junto con The Black Crowes, los únicos de su generación que han alcanzado esta dimensión. ¡Y yo estoy a punto de verlos y escucharlos en vivo y en directo! ¡A estos fuckin’ classics a los que tuve el privilegio de ver nacer y crecer… de crecer con ellos!... Y todavía no me lo puedo creer… desempolvaré mis viejas camisas de franela y me voy a ir a gritar, a botar y a vibrar como un descosido, a emocionarme y a sentir que estoy viviendo un momento único e irrepetible... Por unas pocas horas volveré a sentirme en mis veintes…
... pero estoy en mis cuarentas, y eso también está bien, me permitirá disfrutar de esta experiencia de una manera que antes hubiera sido imposible... en buena compañía, de esa que hace que las cosas buenas sean mejores, y ahí me voy con mi mujer (otra fan de Vedder) y con mi hija mayor, a quien ya le va haciendo falta una R'n'Roll experience, una experiencia intensa de auténtico rock’n’roll… y no se me ocurre nada mejor para ello que Pearl Jam.
Doy por sentado que a estas alturas no veremos nada parecido a lo que muestra este vídeo (el recuerdo de esa estética y de esos años quedan ya como una parte imborrable de mi vida)…
Pero, a cambio, muy probablemente disfrutaremos de algo así... and we all gonna feel so alive...
Cuento los días…

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista