Revista Coaching

286.- "La prisa mata el amor."

Por Ignacionovo
Autor: Anónimo. Enlazo hoy casi sin solución de continuidad una cita con otra: “Tanta prisa tenemos por hacer, escribir y dejar oír nuestra voz en el silencio de la eternidad, que olvidamos lo único realmente importante: vivir.” (Robert Louis Stevenson)
Lo único que verdaderamente importa, es saborear cada pequeño o gran placer que nos proporciona la vida; con deleite, pausa y detalle y no embebidos en esa vorágine de prisas y estrés que nos arrastra y que nos priva de recreos necesarios para el ánimo como los son la reflexión, el descanso y la serenidad, cuya carencia deriva inevitablemente en ansiedad.
Y la ansiedad, no lo olvidemos, es el componente principal de los problemas de estrés. Albert Ellis (terapeuta cognitivo conductual) hizo una lista de los cinco principales deseos ó creencias irreales que causan ansiedad:
1) El deseo de tener siempre el amor y admiración de toda la gente
Hay que asumir que habrá gente que no nos querrá, ni nos apreciará, ni nos admirará nunca. Es así,  hagamos lo que hagamos. ¿Existe algún problema por ello?
2) El deseo de ser enteramente competente todo el tiempo
Nadie lo es. Nadie es en todo momento perfecto y nadie es capaz de vivir sin cometer errores.
3) La creencia de que factores externos son causa de todas las desdichas
No. Eso si que no. Lo más sensato y valiente es no buscar fuera las causas y las culpas de cuanto nos pasa y ser absolutamente responsables de la vida que vivimos en todos sus términos.
4) El deseo de que las cosas sean siempre de la manera que queremos y que la gente siempre haga lo que deseamos
Una de las tareas más fatigosas e inútiles, es pretender que los demás hagan las cosas como nosotros exactamente pretendemos y agotador también resulta pensar que sólo nuestra forma de hacerlas es la buena. Humildad, por favor.
5) La creencia que las experiencias pasadas controlarán inevitablemente lo que sucederá en el futuro.
Lo que hemos sido, lo que hemos tenido, lo que hemos vivido, no marca, si no queremos, lo que seremos, tendremos y viviremos en adelante. ¿Recrearse en el pasado y languidecer o pensar en el futuro y seguir viviendo plenamente?
Reflexión final: Para los estresados laborales. “Por qué crees que tu trabajo galopa delante de ti y que tú tienes que correr detrás de él. ¿Quién sabe?: a lo mejor está detrás de ti y deberías esperarlo.” (Levi Yitzhak Berditchev)



Volver a la Portada de Logo Paperblog