Revista Cocina

3 Consejos para evitar la competitividad entre hermanos

Por Mamaestudiante @Mamaymilcosas
Bien sabido por todos es la rivalidad que muchas veces o en muchas circunstancias se establece entre hermanos, esto es sano mientras no pase a ser una constante o eso haga que se llegue a peleas y broncas entre ellos, siempre algo de rivalidad bien enfocada es sana, pero la rivalidad como constante o como lanzadera para atraer la atención de los padres nunca va a ser sana.
Por ello vamos a ver varios tips, varios consejos para evitar esa rivalidad poco sana entre hermanos.


3 Consejos para evitar la competitividad entre hermanos

1- Predicar con el ejemplo (como con todo)
Por ello debemos de respetarnos y apoyarnos en todo los adultos del entorno de los niños, sobretodo los padres, deben de vivir en un hogar donde se vea un respeto mutuo entre sus padres y en el que no exista ningún tipo de rivalidad constante por parte de ellos, como podría ser el sueldo, las labores del hogar o incluso quien conduce mejor.
Si nosotros vivimos en una especie de rivalidad entre nosotros, atacando al otro o incluso recordando lo que nosotros hacemos bien y la otra parte de la pareja mal, los niños creerán que esa es la forma normal de relacionarnos en el hogar y ellos también lo harán entre ellos.
2- No compararlos
Una de las peores cosas que podemos hacer y que se suele hacer muy a menudo en nuestras sociedad es comparar a los niños, que si tu hermano lo hace mejor, ya podías ser como tu primo,... esto les hace un flaco favor en muchos sentidos, les merma su autoestima, les incita a la competitividad insana y les resalta lo que se supone hacen menos bien dejando totalmente de lado sus talentos y logros. Si los comparamos estamos nosotros mismos creando la competitividad entre ellos.
3- Animar su individualidad
Y esto viene un poco de la mano del punto anterior, cada niño seguramente es bueno en algo, seguro que tus hijos son distintos y cada uno tiene algo en lo que es mejor que el otro, o algo que le gusta mas, pero no por ello debes compararlos, ni obligarles a que sean igual de buenos todos en todo, si tu hijo mayor es bueno en matemáticas quizás el pequeño sea bueno en dibujo, música o escritura creativa.
Activa y anima su individualidad sin compararlos y sin intentar que sean igual y que tengan los mismos talentos, así les animas a ellos también a respetarse y a ayudar uno a otro con lo que se le da menos bien en lugar de crear una competitividad que no lleva a nada.
Si no quieres perderte nada sígueme en  Facebook  o apuntate a  mi email semanal
Si te gusta el Blog o alguna de sus entradas no dudes en compartirlo con tus amistades, ellos te lo agradecerán y yo también.
Recuerda que el blog en se Alimenta de los comentarios , agradezco cada comentario que dejéis.Si Quieres recibir mas consejos, trucos y el material inedito y no perderte ninguna entrada ¡Suscribete a mi  boletín de noticias gratis Semanal!

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :