Revista Coaching

536.- "Previsión del tiempo para esta noche: oscuro"

Por Ignacionovo
Autor: George Carlin George Dennis Carlin fue un cómico de Stand-up Comedy (comedia en vivo en la que, a diferencia del teatro, el comediante interactúa con el público), actor y figura de la contracultura. Tras la grabación de veinticinco discos, catorce especiales de la HBO, publicar cinco libros, participar en varias películas y disponer de su propia serie de televisión, falleció el 22 de junio del 2008 a causa de un fallo cardíaco.
Carlin, descendiente de familia irlandesa, siempre tuvo plena conciencia de su innato humor: “Recuerdo cuando era muy pequeño decirle algo gracioso a mi madre y recuerdo una vez que conseguí que se riera, pero de corazón, ¿sabes a lo que me refiero? Entonces supe que era gracioso.”
Confiando en sus habilidades como cómico, empezó a practicar la Stand-up Comedy en las calles de su barrio, en el instituto y, más tarde, tras abandonar los estudios, en el ejército.
Durante la década de los setenta Carlin cambió radicalmente su aspecto y el contenido de sus monólogos, en un intento de comprobar dónde estaba el límite, si es que este existe, y retando al público con un tipo de humor que fue descrito en su momento como cáustico, irreverente o airado. Los temas elegidos para sus monólogos siempre causaron gran controversia y todos ellos se podrían resumir bajo la provocadora filosofía: "La Humanidad es basura" (Fuente: Wikipedia)
George Carlin podría ser la encarnación perfecta de esa figura conocida como el iconoclasta. Es decir, aquel que no respeta los valores, las normas o las formas tradicionales de una actividad y trata de destruirlos o ponerlos en ridículo. Pero no nos dejemos engañar por una personalidad que, aparentemente, está en contra de todo y que prefiere derruir a construir. Tras esa pose cínica, y si uno logra ver más allá del sardónico pensamiento que flota en la superficie, también puede encontrar un corazón sensible, capaz de explicarnos algunas verdades ocultas o disimuladas de la vida...
La sabiduría de George Carlin


"La paradoja de nuestro tiempo en la historia es que tenemos edificios más altos, pero temperamentos más cortos, autopistas más anchas, pero puntos de vista más estrechos. Gastamos más, pero tenemos menos, compramos más, pero disfrutamos menos. Tenemos casas más grandes y familias más pequeñas, más comodidades, pero menos tiempo. Tenemos más títulos, pero menos sentido común, más conocimiento, pero menos juicio, más expertos, pero más problemas, más medicina, pero menos bienestar.


Bebemos demasiado, fumamos demasiado, gastamos demasiado imprudentemente, reímos muy poco, conducimos muy rápido, demasiado enojados, nos quedamos despiertos hasta muy tarde, nos levantamos muy cansados, leemos muy poco, vemos demasiada TV, y rezamos muy rara vez. Hemos multiplicado nuestras posesiones, pero reducido nuestros valores. Hablamos demasiado, amamos muy poco y odiamos con demasiada frecuencia.


Hemos aprendido a ganarnos la vida, pero no una vida. Hemos agregado años a la vida, no vida a los años. Hemos ido a la luna y hemos regresado, pero tenemos problemas para cruzar la calle o para conocer a un nuevo vecino. Hemos conquistado el espacio exterior, pero no el espacio interior. Hemos hecho cosas más grandes, pero no cosas mejores.


Hemos limpiado el aire... pero contaminado el alma. Hemos conquistado el átomo, pero no nuestros prejuicios. Escribimos más, pero aprendemos menos. Planificamos más, pero logramos menos. Hemos aprendido a correr, pero no a esperar. Construimos más computadoras para tener más información, para producir más copias que nunca, pero nos comunicamos cada vez menos.Estos son los tiempos de comidas rápidas y digestión lenta, hombres grandes y carácter pequeño, ganancias exageradas y relaciones superficiales. Estos son los días de dos ingresos, pero más divorcios, más elegantes casas, pero hogares rotos. Estos son días de viajes rápidos, pañales desechables, moralidad desechable. Cuerpos con sobrepeso, y píldoras que te dan todo, desde la alegría, a la tranquilidad para matar. Es un momento en el que hay mucho en la vidriera... y nada en el almacén." 

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossiers Paperblog