Revista 100% Verde

7 Cosas que el yoga cambió en mi vida

Por Rut Abraín Sánchez @esturirafi

yoga vida sana healthylifestyle

Fuente. Designerspics 




El yoga llegó a mi vida sin yo saber que aquello era yoga. Mi padre era un yogui autodidacta, hacía las posturas siguiendo un libro de un "Señor Indio" (no recuerdo el nombre) y nos enseñaba yoga como si de un juego se tratase. Después empezaron los exámenes, el estrés del instituto y la siguiente lección de mi padre fue a calmarme con la respiración, practicando respiraciones completas. Yo no tenía ni idea de que aquello era yoga...
Pasaron los años, empecé a trabajar: demasiadas horas delante del ordenador, pinzamientos por todas partes, hombros cada vez más caídos, postura en la silla cada día peor... El detonante para decidirme a hacer algo fue una clase de yoga improvisada en la fiesta de navidad del trabajo. Así fue como comprobé mi nula, fuerza y flexibilidad. Estaba totalmente oxidada.
Decidí apuntare a clases de yoga, aunque no sabía muy bien que esperar, hace ya unos años de eso y no estaba tan de moda como ahora. Por mucho que leas para saber ¿Qué es el yoga? no vas a saberlo realmente hasta que lo pruebes.
Ahora miro atrás, hago balance y me doy cuenta lo mucho que me ha cambiado yoga. 

7 Cosas que el yoga cambió en mi vida


1. Flexibilidad. Mi flexibilidad era nula, hay testigos que pueden corroborarlo, haciendo una flexión adelante (Uttanasana) mis manos quedaban a unos 50 cm del suelo, y eso que tengo los brazos largos...Ahora mi cabeza roza las rodillas y la palma de la mano toca el suelo.
2. Fuerza. Posturas como el chaturanga me resultaban imposibles. Yo al chaturanga lo llamaba “cuerpo a tierra”, me quedaba completamente tirada, ahora la mantengo e incluso me atrevo con alguna variante.
7 Cosas que el yoga cambió en mi vida

3. Corrige la postura. Mi futuro estaba claro, o eso creía yo, me iba a convertir en  “El Jorobado de Notre Dame”, cada día andaba más encorvada. Poco a poco he corregido la postura de mis hombros, que han vuelto a su lugar, camino erguida y consigo mantener una postura correcta sin esfuerzo sentada delante del  ordenador.
4. Respirar. Sí vale, todos sabemos respirar, pero hasta que no empecé a practicar yoga no fui consciente de cómo respiraba. Ahora además conozco diferentes tipos de respiraciones que pueden ayudar a que me relaje o cargue de energía según lo necesite.

5. Vivir el presente. No importa lo que pasó ni lo que va a pasar, el yoga te ancla al presente. El yoga te enseña a vivir el momento, concentrarte únicamente en lo que estás haciendo. Una clase de yoga se puede considerar una meditación en movimiento: tienes que concentrarte en la respiración, la postura, el alineamiento... La mente se foca en el presente, no hay espacio para más!
7 Cosas que el yoga cambió en mi vida

6. Capacidad de Superación. Algunas posturas son muy intensas y tienes que luchar contra tu mente, que te dice: "- Baja la piernaaaaa...." Superado ese instante te das cuenta que realmente puedes aguantar un poco más. Esta sensación de superación la acabas trasladando al resto de tu vida y al final todo son recompensas!
7. Mejora la autoestima. Me siento más fuerte, con mayor control de mi cuerpo y mi mente, consciente de mi capacidad de superación y todo esto me hace sentir mejor.
7 Cosas que el yoga cambió en mi vida



Estas son mis sensaciones, sigo aprendiendo día a día y espero no dejar de aprender nunca.

Puede que el yoga no sea para todos, a lo mejor lo pruebas y no te engancha. 
Puede que ya hayas encontrado tu yoga en el running, el fútbol, el tennis...

- Nahir


Si quieres seguir leyendo sobre yoga no te pierdas:
Cómo empezar a hacer yoga
Yoga ¿Por dónde empezar?
Tipos de Yoga I 
Tipos de Yoga II
Yoguis en Instagram




También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :