Revista Coaching

A veces, esperas algo con tantas ganas e ilusión, que cua...

Por Stern @nesuispasjuliet
A veces, esperas algo con tantas ganas e ilusión, que cuando llega el día de convertirse en una realidad, parece algo irreal, casi un sueño del que se despertará bruscamente de un momento a otro.
Ayer por la noche llegó uno de esos momentos cuando nos dirigimos al concierto de "Els amics de les arts" en el Coliseum de Barcelona, donde presentaban su nuevo disco, Espècies per catalogar, por tercera noche consecutiva en la ciudad condal.
El ambiente se respiraba distendido y divertido, como si en vez de un concierto de un grupo, fuese una reunión de amigos, un reencuentro musical entre el grupo y sus seguidores; una historia bien ligada en 12 canciones, una historia de un grupo que ha acabado consolidándose como uno de los pesos pesados de la música en catalán, aunque eso no parece limitarles en cuestión de fronteras.
Casi tres años han tardado en publicar nuevo álbum, pero la espera ha merecido la pena, para poder disfrutar de estas nuevas canciones que, de manera deliciosa, te hacen pasar de la euforia al sentimentalismo lacrimógeno o a ese estado de amor absoluto por la vida, en pocos minutos.
Tocaron, además, temas de sobras conocidos como "Jean-Luc" o "L'home que treballa fent de gos" que ya se han convertido en iconos de la música actual catalana.
Un concierto intenso, mágico y con un grupo que, además de saber hacer bien su trabajo ( excelente casi me atrevería a decir) son tan amables y cercanos que resultan una delicia, encima del escenario y entre bambalinas.
Un concierto de esos que siempre se recuerdan con cariño, a pesar de que pasen los años.
Mil gracias chicos!


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :