Revista Opinión

Aborto: ni obligación ni derecho

Publicado el 08 marzo 2014 por Waspy @Neuro_impasible

ABORTO: NI OBLIGACIÓN NI DERECHO

A mi personalmente me parece surrealista que en los tiempos que corren, los gobernantes malgasten tiempo, recursos y energía en plantear debates que no son mas urgentes hoy que hace diez años. 

La posible reforma (otra vez) de la ley del aborto es consecuencia de la falta de consenso que existe en el parlamento (al igual que ocurre con las leyes de educación). 
Personalmente no estoy ni a favor ni en contra del aborto. Considero que es una decisión muy personal que ha de tomar una persona, seguramente de las más duras de su vida y que incluso dejará secuelas. 
Lo que no entendí nunca es que la edad para decidir tan magna determinación se pueda dejar en manos de una niña de 16 años, que no puede comprar tabaco. Donde estaban las y los que reclaman los derechos de la mujer? Por eso no entiendo que solo se hable del supuesto de la mal formación.

Ayer viernes, el consejo de ministros ha aprobado la nueva ley del aborto. 

El aborto se permite si existe "menoscabo importante y duradero" para la salud física y psíquica de la mujer o un peligro importante para su vida. El otro supuesto es que haya "delito contra salud o indemnidad sexual" de la mujer (violación).
La malformación fetal no está contemplada como motivo de aborto, salvo que la anomalía cause peligro para la salud psíquica de la madre. Y este es el escollo principal.


Hablemos pues de ese supuesto, que con gallardía, el ministro defiende diciendo que "no hay fetos de primera o de segunda". Y tiene razón. Si pretendemos ser  abanderados de la igualdad, no se pueden hacer distinciones. Pero de ninguna clase y han de valorarse todas las opciones. Por lo que hay que procurar es que todos ellos vayan a tener las mismas oportunidades ante la vida. Porque a los que van a nacer "dependientes", qué futuro les espera ? Ya no hablamos de los padres, sino de ellos mismos, que van a estar a merced de unas políticas sociales que van a depender de las creencias del gobierno de turno. Y sobretodo el día que falten sus progenitores, qué será de ellos? Que padres dejarían en manos de unos políticos el cuidado de sus hijos? Que levanten la mano !! 


Luego no se puede defender el aborto como un derecho ni como una obligación. El aborto ha de ser una opción ante una situación excepcional en la vida de una mujer. Y claro que la ley debe amparar el derechono la obligación de ser madre. Y ese derecho es el único que hay que defender por encima de todo. 
Porque los que opinan que el aborto es un crimen, que no aborten. No porque exista una reglamentación van a tener la obligación de abortar. Las convicciones y creencias de cada uno han de ser personales y no se tienen que anteponer a la voluntad social ni mucho menos a las necesidades. 
Luego abortar en España no será legal, pero sí el ir a otro país y hacerlo. Donde está la moral ? 
Tampoco es de recibo que la consecuencia de mantener relaciones sexuales sea el embarazo y luego el aborto o la maternidad. La formación e información que transmiten las distintas políticas en la materia son bastante erróneas, ya que hemos pasado del no pasa nada que con 16 años te tomas la píldora abortiva o decides si quieres tenerlo o no al lo vas a tener porque sí. 

No es necesario repartir preservativos en la puerta de los colegios, pero si urge buscar una manera tanto desde casa como desde la administración de explicar que cada cosa a su tiempo y con las debidas precauciones. No se le puede decir a un chaval/a de 12 años que mantener relaciones sexuales es normal; ni decirle que se va a quedar calvo. Hay un término medio y sobretodo una realidad, que no es ninguna de esas.
ABORTO: NI OBLIGACIÓN NI DERECHO
Así que hoy, Día internacional de la mujer y Día de la naciones Unidas para los derechos de la mujer y la paz internacional solo propongo que se exija el derecho a ser madre frente a la obligación que nos imponen. Y sobretodo que los diferentes partidos políticos consensúen una ley, que dejen de lado sus creencias personales. Que no hay que cambiar la norma cada legislatura. 

Que no hay que quedarse anclados en el pasado ni volar hacia el futuro, solo hay que ver el presente.

La igualdad es cosa de todos, no va en contra de nadie.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas