Revista Cultura y Ocio

Abuelas: madres para una eternidad

Publicado el 29 enero 2018 por Tess Teresa Hache @tesshache

Abuelas: madres para una eternidad.
La sociedad lleva siglos sometiendo a la mujer a un rol de género que va por detrás del hombre, es más, mejor dicho siempre la a posicionado a su lado como un perro acompañando a su dueño.
Actualmente, podemos apreciar una gran mejoría en la situación de la mujer pero todavía queda muchísimo que hacer, la emancipación de la mujer y la lucha contra la opresión es una guerra diaria con la que TODAS combatimos a nuestra manera y como podemos.
Hoy en día podemos decir que el feminismo moderno existe gracias a muchas mujeres que empezaron a reclamar su derecho a vivir dignamente sin ser simplemente bolsos de gucci, floreros, criadas del hogar, putas, sumisas, mujeres de y madres. Mujeres activistas que eran artistas, periodistas, escritoras, científicas, deportistas y un largo etc que lucharon día y tras día alzando la voz por todas nosotras, las chicas del futuro que ya hemos llegado al presente.
¿A quien no mencioné?
A las abuelas, a tú abuela, a la de tu amiga, a la de tu compañero de clase, a la madre de tupadre y de tu madre.
Las grandes olvidadas en este papel, nuestras abuelas que muchas aún siguen en pie y quesin darse cuenta lucharon desde su casa. Prueba de superación y relegadas a un plano inexistente, no eran burguesas sino obreras silenciadas por una sociedad patriarcal. Luchadoras natas, trabajadoras sin descanso y sin remuneración. Testigos de lo inaudito para muchos de nosotros, savias y no consideradas como tal.
Abuelas, mujeres que no fueron libres y que jamás se le ha reconocido su valor integro, mujeres que a día de hoy todavía siguen ejerciendo de madres de sus hijos y de sus nietos, mujeres que siguen trabajando en casa sin salario alguno. No hay jubilación alguna para el trabajo de una abuela, mujer obrera en casa y madre eterna.
Nuestras abuelas, son supervivientes y ejemplo de fuerza, son heroínas que jamás se rindieron pese a sus condiciones de vida, sometidas a ser la mujer de, a no poder decidir por ellas mismas, ni votar y tampoco abrirse una cuenta de banco, abuelas que empezaron a ejercer de adultas desde los siete años trabajando en el hogar, cuidando de sus hermanos pequeños e incluso de los mayores, abuelas que muchas también trabajaban fuera de casa cobrando en negro y oye, encargadas del hogar igualmente, ellas solas. Salieron adelante, aunque siempre juzgadas como complementos del hombre, maltratadas por la política, por el sistema, por el hombre.
Preguntale a tu abuela lo que vivió, preguntale como era su vida y la de sus amigas, preguntale las agresiones machistas que sufrió y que sigue sufriendo. Su testimonio, su lucha es igual o incluso más importantes que el de una activista conocida por sus libros de filosofía como puede ser Virginia Woolf o Simone de Beauvoir. Empapate de cultura, de información y formación pero no infravalores las fuentes más cercanas que tienes, tu madre y tu abuela: la madre eterna, no haber estudiado no la hace estúpida ni ignorante, ella es el reflejo de lo que la sociedad un día fue y por ello, es mujer savia y guerrera.
A día de hoy, tu abuela sigue trabajando y sigue siendo una luchadora, su rol en la sociedad sigue siendo el de madre y su hogar. Mientras madres trabajan fuera de casa, siguen trabajando dentro de casa y criando a sus hijos, algunas todavía tienen que sacrificar su tiempo libre, su vida profesional para poder hacerse cargo de sus hijos, otras se ven obligadas a trabajar día tras día y peor pagadas que un hombre para poder alimentar a sus hijos si o si y no te equivoques, siguen trabajando en el hogar. Claro ejemplo demuchas de nuestras madres, mujeres de clase obrera como nuestras abuelas, dos generaciones distintas pero con una cosa en común: El rol de género perpetuado por el sistema. Madre obrera que no tiene tiempo para sus hijos, abuela madre eterna dispuesta ayudar a su hija y a hacerse cargo de sus nietos a la vez que cuida del hogar.
El patriarcado tiene a su fiel aliado, el capitalismo, un sistema social en el que por mucho que creáis que la igualdad de género va ganando ahora, no es cierto, mientras la clase obrera siga sometida al capital jamás la mujer se liberará de las cadenas que perpetúan el rol degénero. La emancipación económica de la mujer es el gran paso para destruir el sistema, tu abuela no fue libre y tampoco lo es ahora, tu madre no es libre y tú? Tampoco lo eres.
Escucha a las abuelas, escucha lo que te tienen que decir, respetala y piensa siempre en lo que han vivido que no es moco de pavo. Igual no fue cantante, modelo, escritora, deportista, periodista, igual nunca tuvo una oportunidad para destacar pero por ello no es menos importante, ellas son las verdaderas protagonistas de esta historia, ellas también son las que vivieron en sus propias carnes el maltrato machista y económico, igual no consideras que su trabajo fuera importante pero si hoy estamos aquí en parte es por ellas, que crío a tus padres, que trabajó sin parar fuera y dentro de casa, que aguantó sufriendo solo por sus hijos y que a día de hoy, sigue ahí haciendo el mismo trabajo: ser madre de hijos, de nietos, dehogar. Madre eterna.
Dale voz, no dejes que sus historias caigan en el olvido.
Abuelas: madres para una eternidadFotógrafo: @calorcronica 

Volver a la Portada de Logo Paperblog