Revista En Femenino

Abusar de la carne roja incrementa el riesgo de pubertad precoz en las niñas

Por Pequelia @pequelia

Aparición de la menstruación

Anteriormente ya hemos hablado de la pubertad precoz y de algunas causas que la provocan, como por ejemplo la herencia genética, los cambios de haber pasado un periodo de desnutrición a un periodo de abundancia de alimentos, o por determinados trastornos del organismo. La pubertad es la transición de la infancia a la edad adulta, es un periodo en el que los carácteres sexuales secundarios se definen, carácteres que distinguen entre los dos sexos y que no son directamente parte del sistema reproductor.

En las niñas en una pubertad normal aparecen signos externos como el botón mamario, el vello pubiano, el vello axilar y finalmente aparece la menstruación. Pero en una pubertad precoz, el orden de los elementos citados se altera provocando que sea la menstruación el primer signo en aparecer. Pues bien, hablando de alimentación y pubertad, una investigación desarrollada por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Michigan, concluye que abusar de la carne roja incrementa el riesgo de pubertad precoz en las niñas.
En el estudio, que ha tenido una duración de unos 6 años, se analizó la dieta de 456 niñas de Bogotá (Colombia) con edades comprendidas entre los 5 y 12 años, eran niñas que todavía no habían tenido la primera menstruación y que formaban parte de un proyecto de investigación longitudinal en el que se han examinado varios temas relacionados con la alimentación y la salud.

Según los resultados obtenidos, existen claras diferencias entre las niñas en cuya dieta predominó la carne roja o el pescado, en el primer caso a las niñas les vino la menstruación cinco meses antes que a las niñas que apenas comían carne. Por otro lado, las niñas en cuya dieta estaba presente el pescado graso más de una vez por semana, tuvieron mucho más tarde su primer ciclo menstrual que las niñas que consumían este tipo de pescados sólo una vez por semana.

Hablando del consumo de carne en la dieta de las niñas, los expertos apuntan que la variable de consumo se situaba entre menos de cuatro veces por semana, hasta dos veces al día (esto es una exageración y nada recomendable para la salud). El mayor consumo de carne roja se asoció con la aparición del primer ciclo menstrual a los 12 años y 3 meses, las niñas que consumían carne con menos frecuencia tuvieron la primera menstruación a los 12 años y 8 meses, la diferencia es de 5 meses. Con respecto al consumo de pescado graso, el mayor consumo se asoció con la aparición de la menstruación a los 12 años y 6 meses.

Los investigadores comentan que 5 meses puede parecer poca diferencia de tiempo, pero no es así cuando se habla de un estudio poblacional en el que participan muchos individuos. Esta diferencia se asocia con la aparición de distintas enfermedades a lo largo de la vida, los investigadores consideran que estos resultados pueden explicar por qué el consumo de carne roja a una edad temprana se asocia con un mayor riesgo de cáncer de mama en edad adulta. Por otro lado, diversos estudios han mostrado que existe una relación entre la pubertad precoz y la aparición de problemas y enfermedades, estos se podrían reducir con una alimentación sana y equilibrada con un consumo moderado de carne.

Si la pubertad precoz tuviera su origen en la genética, es de suponer que un consumo excesivo de carne aceleraría aún más la aparición del primer ciclo menstrual, aunque este punto no se ha estudiado. Los expertos comentan que la ingesta de proteínas animales durante la infancia contribuye al buen desarrollo y crecimiento, pero hay que apuntar que es necesario elegir aquellas fuentes de proteína animal que sean más saludables. Por último, explican que no se conoce qué componentes de la carne son los causantes de adelantar la menstruación, sean proteínas presentes en la carne, fármacos y hormonas con las que se trata al ganado, aditivos y otros compuestos que se utilizan en el procesamiento de la carne, etc.

Parece obvio que a raíz de estos resultados se realizarán nuevas investigaciones para tratar de determinar qué elemento de la carne provoca que se adelante la pubertad. Podéis conocer todos los detalles de la noticia a través de este artículo publicado en la página web de la Universidad de Michigan, y en este otro publicado en la revista científica Jn Nutrition.

Foto | Braden Kowitz

Enlace permanente:
Abusar de la carne roja incrementa el riesgo de pubertad precoz en las niñas



Abusar carne roja incrementa riesgo pubertad precoz niñas

Abusar carne roja incrementa riesgo pubertad precoz niñas

Abusar carne roja incrementa riesgo pubertad precoz niñas

Abusar carne roja incrementa riesgo pubertad precoz niñas
Abusar carne roja incrementa riesgo pubertad precoz niñas
Abusar carne roja incrementa riesgo pubertad precoz niñas

Volver a la Portada de Logo Paperblog