Revista Bolsa

Actualidad

Publicado el 30 julio 2010 por Daytrading2win
ACTUALIDAD
¿POR QUE HUNGRIA SIGUE SIENDO UN PROBLEMA?
Desde que Hungría asustara a los mercados con su determinación de seguir adelante sin un programa del Fondo Monetario Internacional, el florín húngaro ha repuntado, los costes de los contratos de cobertura frente al impago de créditos han caído, y el Gobierno vendió el jueves una suma de bonos mayor de lo previsto.
El primer ministro Viktor Orban no debería entusiasmarse. La reacción del mercado tiene más que ver con el descenso del temor por la deuda soberana que con Hungría.
Los políticos húngaros provocaron el pánico en junio al declarar que el país afrontaba el mismo destino que Grecia. El problema de credibilidad se agravó cuando se rompieron las conversaciones con el FMI y la Comisión Europea en torno a una facilidad de 20.000 millones de euros. Orban afirma ahora que el país no necesita la financiación del FMI, y que acudirá en su lugar a los mercados.
El jueves, el Gobierno recaudó 57.500 millones de florines húngaros (203 millones de euros) en bonos, 7.500 millones más de lo previsto. El Ejecutivo ha declarado que se ajustará a su objetivo para el déficit del 3,8%, y que la liquidez a corto plazo no supone un problema.
Lo malo es que este panorama relativamente propicio puede no ser permanente.
Los inversores extranjeros ya han reducido sus carteras de deuda gubernamental húngara. Según muestran los datos de la agencia de gestión de la deuda del Gobierno, estas cayeron a 2,2 billones de florines en el primer trimestre, un nivel que no se veía desde 2003, desde su máximo de 3,2 billones de florines en 2008. Pero JP Morgan advierte de que los inversores podrían reducir aún más sus posiciones. Sin un programa del FMI que actúe como sostén político, es posible que resulte difícil atraer nuevos inversores, especialmente si el apetito por el riesgo vuelve a cambiar a escala global de nuevo.
Los ráting crediticios podrían jugar un papel importante. El mercado de contratos de cobertura frente al impago de créditos ya da a Hungría una valoración de bono basura. Las agencias de valoraciones podría mantener sus calificaciones, pero una rebaja real –especialmente por parte de Standard & Poor's, que otorga a Hungría una valoración de BBB-, el ráting más bajo con grado de inversión– podría provocar más ventas. Orban parece esperar movimientos en las calificaciones, pero puede que no esté preparado para el impacto potencial sobre su capacidad para obtener financiación del mercado. Las agencias de ráting están esperando para comprobar si el Gobierno vuelve a entablar relaciones con el FMI. Si Hungría se mantiene en su postura, puede sufrir una rebaja.
Orban debería tener cuidado de no confundir una reacción relativamente calmada del mercado con un apoyo a su postura política. Incluso mientras intenta recuperar del FMI lo que califica como soberanía económica perdida, está dando poder a los mercados.
Si el sentimiento sobre la deuda soberana vuelve a empeorar, podría salirle caro.
(fuente:wsj)

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas