Revista Psicología

Agua | Conjuro

Por Yanquiel Barrios @her_barrios
Agua | Conjuro

Provócame

Llévame a los excesos del deseo

Convénceme

Malabaristas de la ilusión

Escupe el pretencioso culto del compromiso.

Aire

Yo era su presa, olía su hambre, su instinto de desnudez.

Me amenazaba con su mirada de niño.

Sentía sus manos experimentadas palpando mi entrepierna, su brújula era su lengua.

¡Exploración primitiva!

Gemidos lentos, miradas, besos entre dos mentirosos.

¡Desátame!

No cedas a tu conciencia

¡Ahórcame!

Comenzaba la batalla de los cuerpos, del sudor de lo prohibido.

Agua

Él me tomaba completa como tierra húmeda y yo me rendí ante su ser.

¡Interpretaba! Abajo el telón, mis vestiduras desgarradas lo excitaban.

Corría el agua entre colores y labios reprimidos.

Aire

Los magos de las palabras habían creado la perfección, el orgasmo de los poetas.

La danza de dos cuerpos, el diálogo erótico de saber mentir.

Agua diluyendose en mi paladar, el aguacero su aire entrando en mi cuerpo.

Elementos

Por: Kristal M. Rivera González

Agua | Conjuro

Conjuro

¿Desde cuándo la lluvia no me daba alegría?
¿Desde qué época lejana de juegos,
carpas blancas y prendas extraviadas?

Hoy durante el desayuno comenzó
a llover más allá de los cristales
y sentí una sonrisa diluirse
en mí al contemplarla.

Tú y yo en la noche, el puerto de La Habana:
el tejido sutil y nebuloso
que anidas en mis labios cautivándolos
será el feliz culpable de que hoy
recobre la belleza de la lluvia.

Por: Juana Rosa Pita


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista