Revista Cultura y Ocio

Algunas claves para mejorar nuestras descripciones

Publicado el 09 febrero 2011 por Vwollstein

…hablemos claramente, por favor.

Algunas claves para mejorar nuestras descripciones
A veces una se cansa de leer demasiada descripción en una obra. Es como si los autores noveles creyeran que cuanto más se describe, mejor es el relato… Por favor! Nada más lejos de la verdad.

Primero sepamos qué es una descripción: “Describir es representar por medio de la palabra una cosa, una persona, un ambiente…”. Hablando de manera general, una descripción rica es aquella que incorpora metáforas y símiles para ilustrar de alguna manera el objeto de nuestra descripción. Pero ahondemos un poco más en el tema.

¿Qué es realmente una descripción, Virginia? Me preguntaréis. ¡¡¡Una descripción es una herramienta!!!

Bien, una vez que ya sabemos que es una herramienta, sepamos cómo se usa.

  • Para ilustrar lo que necesitemos. Claro que es imprescindible describir, nos ayudará a crear una imagen mental de lo que tenemos delante y nos meterá más dentro de la historia. De ahí que  necesitemos usar símiles y metáforas.
  • Para modificar el ritmo. El ritmo es aquello que puede hacer que nuestro lector se aburra y se salte hojas o bien que se quede pegado al libro toda una noche. Un escritor tiene que aprender a saber cómo ir haciendo los cambios de ritmo que la propia historia te pide. Es decir que no significa que haga falta que el libro siempre vaya “rápido”, solo hace falta que tenga el ritmo adecuado.

Ejemplos:

  • Cuando el escritor necesita ralentizar una parte, para crear sensación de que pasa tiempo, es necesario que no sólo se diga algo como “Pasaron 10 años y María era una persona diferente”. Sencillamente no te lo crees. Necesitas incorporar descripciones.
  • Cuando el escritor necesita decir que un personaje es siniestro, no dice: “El malo es siniestro”, sino que le describe. Y por sus gestos y por su ropa, y por la sensación que recibe otro personaje, ya se sabe que es siniestro.

Y podríamos hablar de mil ejemplos más sobre cómo utilizar una descripción. Por ahora solo dejar claro que no hace falta describir siempre, ni de la misma manera, sino que se utiliza a favor de nuestro argumento y de la reacción que queremos provocar en el lector.

Una vez hemos dejado claro el tema básico, podremos ver los tipos de descripciones que existen y alguna que otra técnica que nos facilitará el trabajo.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :