Revista Infancia

Algunas ideas sobre el juego en los niños

Por Plazatoy

El Juego en los Niños

El juego es un proceso continuo y natural para los niños. Como pequeñas esponjas, los niños comienzan a observar y absorber desde pequeños en la infancia. Aprenden utilizando todos sus sentidos: vista, oído, olfato, gusto y tacto. A través de la observación, el mimetismo y la experimentación, nuestros niños aprenden sobre el mundo que les rodea y adquieren el dominio de habilidades esenciales.

Cuando un padre está involucrado con su bebé, sonriendo y creando sonidos “tontos y diferentes”, haciendole reír… , el padre se convierte en el primer “juguete” del bebé.

Los padres que disfrutan del contacto cercano con sus bebés se distinguen de la madre por las  formas diferentes en que juegan. El bebé aprende rápidamente a responder a los sonidos y tacto de otra persona. Además, el bebé se da cuenta y es consciente de su entorno inmediato.

Los primeros años de nuestros hijos, son intensamente formativos, un período en el que los niños adquieren conocimientos sobre ellos mismos y sobre su entorno, desarrollan habilidades motrices básicas, descubren muchas de sus destrezas y obtienen la autoimagen y la seguridad que les durará toda la vida.

En las etapas más tempranas, los pequeños juegan simplemente en la proximidad de otros niños sin involucrarse con ellos. Aprenden y observan  de  otros  que participan en el juego.

A medida que crecen, aprenden a compartir juguetes, regalarlos y “luchar” por ellos. Los niños aprenden de otros  hablando y mirándose los unos a los otros, probando nuevos escenarios e intercambiando información, incluso fantasías.

Los primeros cinco años de edad, son el momento en que se produce el crecimiento más rápido,  físico, emocional y mental. En cada etapa de desarrollo, un niño necesita diferentes tipos de estimulación, mejorados por diferentes tipos de juguetes y diferentes estrategias de juego.

Cuando los niños ingresan en guarderías, programas de cuidado infantil o visitas fuera de casa, se les presentan nuevos niños y también juguetes diferentes y otros estilos de juego.

A medida que descubren cómo manejar estas situaciones, nuestros hijos fortalecen su confianza y adquieren una nueva madurez. Cuando los niños disfrutan de lo que están haciendo (siempre que lo que están haciendo sea un comportamiento positivo), hay menos necesidad de disciplina y/o preocupación por parte de sus padres y educadores.

Si se están divirtiendo, los niños pueden jugar solos o con otros . Cuando nuestros hijos, usan juguetes  con otros compañeros y amigos , también están desarrollando habilidades, aprendiendo la cooperación mutua y  estas actividades pueden durar largos períodos de tiempo.

Los niños expresan sus propios estilos de juego. La forma en que juegan cuando son jóvenes, muchas veces nos da una idea de la personalidad y refleja cómo se enfrentarán a los demás durante su vida posterior.

Permita a sus niños que seleccionen su propia forma de juego, ya que esta  selección  es importante para el crecimiento individual. Las reglas rígidas pueden amortiguar la autoexpresión natural.

Como padres debemos controlar y respetar el dominio del aprendizaje temprano de nuestra descendencia. Inherente a esto es proporcionarles juguetes apropiados para el desarrollo de habilidades. Los adultos a veces olvidamos la importancia del juego. A través de su juego, los niños nos dicen lo que están pensando, cómo se sienten y lo que necesitan.

Si hay problemas, el juego los revela. La terapia de juego puede ser una forma importante de ayudar a tratar a los niños que tienen dificultades para lidiar con traumas, problemas emocionales u otros problemas personales.
Puede comprender mejor a sus niños si escucha, observa lo que seleccionan y los observa mientras juegan.

PlazaToy


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :