Revista Comunicación

Allí abajo: Ocho apellidos vascos, pero al revés.

Publicado el 08 abril 2015 por Reino Reino De Series @reinodeseries

Tierra trágame. Mi lado drama queen resumiría con esa frase el primer capítulo de la nueva serie de Antena 3 Allí abajo y se quedaría tan ancho.  Mi lado mamarracho, la verdad, aquí no tiene nada que rascar y mi lado más serio se durmió a los cinco minutos de capítulo. Así que haré un esfuerzo por escribir estas líneas desde mi lado empático, a ver si soy capaz de mantener a raya al yo destroyer.
Allí abajo: Ocho apellidos vascos, pero al revés.
La referencia estaba clara: Ocho apellidos vascos. Nos vendían la serie como la película, pero al revés y oye, bastante acertado. En vez de un andaluz en Euskadi, tenemos a un vasco en Andalucía. En vez de la realización de primero de Comunicación Audiovisual de los Apellidos vascos, tenemos una factura que se defiende con soltura. Y en vez de la acidez y frescura de Cobeaga y San José en el guion, tenemos chistes manidos y más que vistos. Eso sí, la historia, igualmente predecible.
Allí abajo: Ocho apellidos vascos, pero al revés.Claro, que la referencia es la película más taquillera del país, no la mejor ni mucho menos. Quizás eso explique que la nueva aventura de Antena 3 deje bastante que desear para los que la hemos visto con cierto ojo crítico. Porque claro, tener, tiene su público (ahí están las audiencias).
Apuesta a lo seguro: choque cultural, tópicos, un toque de cocina, actores sólidos, un prota guapo, dos polos opuestos que sabemos que se van a atraer. Dos más dos son cuatro. Sumémosle ahora que mucha gente de la que se sienta frente al televisor está harta de oír hablar de lo divertida que es Ocho apellidos vascos pero no ha ido al cine a verla, así que querrá ver esta serie que se la llevan a la puerta de su casa. Ya tenemos la receta para un arranque exitoso prácticamente asegurado. El primer capítulo les ha funcionado pero ser, es más de lo mismo..
Allí abajo: Ocho apellidos vascos, pero al revés.Ese es el problema. La serie no es mala, tiene su punto. Pero es light, poco afilada. Ni arranca carcajadas ni consigue crear un ambiente de diversión y claro, así, sus setenta minutazos se hacen largos. Ya nos han acostumbrado a que cada nueva serie sea diferente, sea novedosa (sin ir más lejos, venimos de la rompedora Algo que celebrar). Y en este sentido, Allí abajo suena a viejuno, a buscar el éxito sin mucho riesgo.
Al menos, los actores son sólidos y aún nos queda terreno por explorar con la aparición de Carmina Barrios. Que ya hay ganas. Tal vez esto acabe ganándonos.
Haber, hay esperanza. ¿Dónde? En el segundo capítulo. No en vano los mejores chistes de la noche del estreno los hemos visto en el avance del segundo episodio. Ahí sí me he reído. Triste, pero cierto. Así que o va a mejor o Allí Abajo ha sido peor de lo que creíamos. Qué cruz tenemos últimamente con las comedias españolas...

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossiers Paperblog