Revista Comunicación

Bloodline - No somos mala gente

Publicado el 10 abril 2015 por Reino Reino De Series @reinodeseries


Al menos eso prometen los Rayburn, la familia protagonista de la nueva ficción de Netflix, uno de nuestros nuevos canales favoritos (y que esperemos que llegue algún día a España). Después de asombrarnos y de dejarnos enganchados a Orange Is the New Black, House of Cards y justo antes de estrenar Daredevil y meterse en el Universo Marvel, el pasado 20 de marzo estrenaron, de forma simultánea, los trece episodios que componen la primera temporada. Unos días después, los jefazos del canal online confirmaron una segunda entrega de la serie, gracias a la notable acogida de la que ha gozado.

Bloodline - No somos mala gente

Bloodlinees la nueva serie del equipo formado por Daniel Zelman, Glenn Kessler y Todd A. Kessler, los artífices de la aclamada Damages (Daños y perjuicios). Estos tres guionistas nos presentan a los Rayburn, una acomodada familia de los cayos de Florida que se reúne para celebrar el aniversario de Sally y Robert, propietarios de un lujoso complejo hotelero que se ha convertido en el hogar familiar. Todo fluye con naturalidad y sus exitosos hijos, John, Meg y Kevin, acuden a la celebración, pero también aparece Danny, la oveja negra de la familia. Su presencia hace que viejos y dolorosos recuerdos afloren y las rencillas familiares iniciales pronto darán paso a conflictos más oscuros. Encima comienzan a encontrar varios cadáveres flotando entre los manglares de los cayos.Con esta premisa, no parece que Bloodlinevaya a aportar nada refrescante y adictivo al rico panorama actual de la ficción televisiva, de hecho suena a una mezcla entre El rey Lear (que ya se encarga de versionar Empire) y El padrino. No nos engañemos, la nueva apuesta de Netflix no es una serie fácil de ver, sus capítulos de una hora de duración no terminan con cliffhangersque nos dejen con ganas de más. Se hace densa y, en ocasiones, pesada. Entonces, ¿merece la pena verla? Sí, se trata de una serie espesa, al estilo de propuestas de la HBO como Los SopranoThe Wire, además de que es una serie cocinada a fuego lento que se toma su tiempo para presentarnos a los personajes, sus conflictos y la carga del pasado que influirá en las arriesgadas decisiones que tomarán. De vez en cuando también nos ofrece algunos vistazos de cómo será el futuro de los personajes y los giros que dará la trama, si bien no deja de ser una serie no apta para todos los públicos: solo los más pacientes y tenaces lograrán aguantar hasta el contundente final.

Bloodline - No somos mala gente
Como ya es habitual en las producciones de Netflix, el reparto está a un nivel superior. Nos encontramos con un viejo conocido, Kyle Chandler, que, después de dar vida a Eric Taylor en Friday Night Lights y de probar suerte en el cine, vuelve a la televisión (con unos kilitos de más, eso sí). Le acompañan Linda Cardellini (Urgencias), Norbert Leo Burtz y el australiano Ben Mendelsohn, quien se guarda el papel más interesante de la serie. También participan los veteranos Sam Shepard y Sissy Spaceck, además de la actriz que hacía de hermana de Michael J. Fox en el fallido show del año pasado que llevaba su nombre (y que aquí tampoco hace mucho). Otro personaje clave es el paisaje, el de los paradisíacos cayos de Florida, idílicos y llenos de secretos (casi tantos como la Carcosa de True Detective).
Bloodline - No somos mala gente

Puede que Bloodlinesea una serie lenta y en ocasiones parezca aburrida, pero sus responsables la han planeado con cuidado y han construido una ficción densa y profunda, que trata temas universales y puede presumir de una puesta en escena impecable. No todos los espectadores conseguirán disfrutarla, pero los que lo hagan se llevarán una grata sorpresa al descubrir lo que esconde este linaje.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • Para vivir no quiero...

    Para vivir quiero...

    De Pedro Salinas recuerdo un cuarto de la ESO literario, mi primer blog, unos peterpanes y unos cuantos versos perdidos en la memoria. Leer el resto

    Por  Pnyxis
    CULTURA Y OCIO, TENDENCIAS
  • No caigamos en la trampa, no olvidemos al señorito pujol

    caigamos trampa, olvidemos señorito pujol

    El ébola y las tarjetas negras de Caja Madrid nos han hecho olvidar por unos días los delitos y abusos de poder del "Clan de Jordi Pujol", el mafioso que... Leer el resto

    Por  Franky
    OPINIÓN, POLÍTICA, SOCIEDAD
  • No sufras tanto

    sufras tanto

    El ver la vida como un desafío y con cierta lejanía, como si fuera una obra de teatro, ayuda mucho a superar las pruebas que a veces se nos presentan. La... Leer el resto

    Por  María Jesús
    COACHING, ESPIRITUALIDAD, PSICOLOGÍA, SALUD Y BIENESTAR
  • Hablando de sabores: No q No Gastrobar

    Hablando sabores: Gastrobar

    Visitas “No que no” es una expresión en México, es una forma, un poco irónica, de comprobar que el otro ha hecho algo o de aseverar lo dicho. “¿no que no... Leer el resto

    Por  Lagastroredactora
    COCINA
  • Pedir perdón no basta

    Pedir perdón basta

    Mariano Rajoy ha pedido esta tarde perdón a los ciudadanos por los casos de corrupción que afectan principalmente a su partido. Ha dicho sentirse avergonzado y... Leer el resto

    Por  José Luis Díaz
    OPINIÓN, POLÍTICA, SOCIEDAD
  • No hay

    gas, no hay gasolina, no hay aceite, no hay acetaminofén, no hay harina pan, no hay electricidad, no hay café, no hay baterías, no hay caucho, no hay champú,... Leer el resto

    Por  Purasvitae
    OPINIÓN, SOCIEDAD
  • Herencia -No genética-

    Herencia genética-

    Enviado por Carlos Brayan Garcia BriseñoCientíficos han descubierto una nueva forma de herencia no genética, que muestra por primera vez que los hijos pueden... Leer el resto

    Por  Miguel Angel Verde Valadez
    CIENCIA