Revista Arte

Amplitud de mercado, estado general de los indicadores.

Por Peterpank @castguer

Amplitud de mercado, estado general de los indicadores.

Amplitud de mercado, estado general de los indicadores

Hace ya bastante tiempo que las líneas de avance/descenso de tendencia, uno de los indicadores más estables, vienen anunciando divergencias significativas por primera vez desde marzo de 2009. Estas mismas divergencias se dan también en las líneas avance/descenso de volumen pero no de una manera tan acusada en el Nyse. Esta circunstancia no la podemos obviar puesto que, después de casi dos años, es la primera vez que ocurre, viene a remarcar la importancia de la corrección que se va a desarrollar en el mercado americano en cuanto finalice, si no lo ha hecho ya, el actual tramo al alza.

Las divergencias se dan en todos los indicadores de amplitud, se pueden apreciar también en los McClellan Sumation Index tanto del Nyse como del Nasdaq, siendo especialmente importantes para el indicador de tendencia en el Nyse y para el de volumen en el Nasdaq. Y es muy significativo que tanto las divergencias que se dan en el Sumation Index de Volumen como en la Línea de avance/descenso de Volumen afecten especialmente del Nasdaq, mercado en el que el volumen ha venido siendo el indicador más fuerte durante la práctica totalidad del rebote iniciado en marzo de 2009.

Hay divergencias también a menor escala y en indicadores más volátiles, es el caso del Market Momentum Indicator, los Osciladores de McClellan, lo Nuevos Máximos Anuales, el Ratio Trend Strength, e incluso presenta divergencias la volatilidad. Estas no son tan importantes como las anteriormente descritas, pero si son una advertencia de que el mercado se puede empezar a girar a la baja en cualquier momento. Hay que añadir además la situación que se da en el ratio put/call, insostenible durante mucho tiempo más, puesto que ya es una situación excepcional la que ha permitido que se mantenga la sobrecompra hasta estas fechas.

Con este panorama en los indicadores más estables se llega a la conclusión de que el mercado americano va a experimentar una corrección significativa que afecta a todo el tramo alcista iniciado en marzo de 2009, tramo que ha consumido 22 meses, y que debe ser proporcional tanto en lo que se refiere a la variable precio como a la variable tiempo, lo que nos lleva a considerar la posibilidad de que el mercado se mueva lateralmente entre la zona de máximos y el soporte que se forme (posiblemente el 0,382 de toda la subida) hasta el otoño. Las advertencias que presentan los indicadores más volátiles o de más corto plazo son simplemente el anuncio de que esa gran corrección puede empezar en cualquier momento.

Es evidente que se van a ver afectados todos los mercados internacionales si se produce esta corrección, si bien dependiendo de la profundidad que registre, que en principio debería ser escasa, los efectos serán más o menos intensos. Preocupa especialmente el caso del Ibex 35, que lleva cayendo ya durante varias sesiones, que puede ir a buscar de nuevo la zona de los 8400 -8500.

Tras la pista del Nasdaq 100

Líder indiscutible del movimiento de rebote iniciado en marzo de 2009, ha sido el único índice selectivo capaz de superar la zona de máximos de 2008.

Actualmente se encuentra moviéndose por encima de esos máximos previos a la crisis, aunque el actual tramo al alza parece estar ya muy agotado tanto desde el punto de vista de los indicadores de amplitud de mercado como en relación a la estructura alcista que se ha formado desde marzo de 2009. Aparentemente, desde el punto de vista del análisis técnico tradicional, se ha formado una gran figura de HCH invertido que tiene una proyección en niveles en torno a 3000, habiéndose ya confirmado la ruptura de la línea clavicular. Ahora solo quedaría esperar un giro a la baja en forma de pull-back sobre la misma antes de continuar con la subida.

Vemos pues que el escenario de largo plazo que se confirma es el de la inyección masiva y continuada de liquidez por parte de la FED, hipótesis que en su día ya nos hizo pensar en que se formaría una nueva burbuja tecnológica. Este es el escenario en que definitivamente nos encontramos, desde el punto de vista de la Teoría de la Onda de Elliott estamos  ya desarrollando desde marzo de 2009 la Onda c de la Onda B.

Esta última conclusión lleva consigo una modificación del escenario previsto para este índice. Básicamente, la estructura intermedia pasaría de ser un triángulo a una plana y por tanto le sobraría el tramo a la baja previsto para 2011. Consecuentemente con lo expuesto y sin perjuicio de que en las próximas semanas el mercado tenga que corregir, estaríamos dentro de un escenario alcista de cara a las elecciones americanas de noviembre 2012.

Este escenario, con algunas modificaciones se puede trasladar a gran parte de los principales índices. Lo haré en los próximos días, y evidentemente parte de la idea de que el mercado va a seguir siendo alcista durante bastante tiempo con independencia de que el primer semestre de este año sea en general propenso a los movimientos correctivos.

El misterio del Ibex 35

Todo el misterio se reduce a la formación de un triángulo en posición de Onda b, que ha consumido mucho tiempo y que aún no se ha completado. En este tipo de estructuras, y concretamente en esta posición, son frecuentes los triángulos, aunque lleva su tiempo descubrir su formación, especialmente cuando se trata de estructuras tan amplias como la actual.

El Ibex, que fue uno de los primeros índices que completó la primera fase alcista del rebote, ha quedado estancado y aparentemente ha perdido la correlación que habitualmente mantienen con los principales índices internacionales. Todo esto es justificado desde el punto de vista fundamental con argumentos relativos a la crisis financiera de los países más endeudados de la zona euro y con otros relacionados con la maltrecha situación de la economía de nuestro país.

Actualmente la estructura parece bastante clara, las dudas se centran en establecer cuál será el nivel que servirá de base del triángulo. Es decir, si aguantará la zona de 9100 o volveremos a ver niveles de 8500 cuando finalice lo que parece la onda c del triángulo. A partir de ahí quedaría por desplegarse aún las ondas d y e de este que podrían consumir algunos meses. No obstante también cabe la posibilidad, dado el horizonte electoral, de que finalmente termine derivando en una simple plana (a,b,c) y a partir de que concluya el actual tramo a la baja se inicie una importante onda al alza que tiene un objetivo teórico en la zona de 14.000. Sin embargo no estoy seguro de que ese nivel se vaya a conseguir con anterioridad a las elecciones de marzo de 2012, siendo probable que el ciclo alcista del Ibex se vea bastante influido por el del mercado norteamericano y se dilate la consecución del objetivo hasta el verano de 2012.

En definitiva, y al igual que ocurre con el Nasdaq 100 y el resto de índices, habríamos eliminado la caída prevista para este ejercicio y como consecuencia de ello, de cara a los distintos procesos electorales que se celebran en 212, la situación que tendrán los mercados de acciones será de lo más favorable. Lo grave de esta gran crisis se verá por tanto después de 2012, tanto en la economía real como en el mundo de los mercados financieros.

BroadMarket


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossiers Paperblog