Revista Talentos

And the winners are…

Por Sergiodelmolino

El gran señor de Sipán ha emitido al fin su esperado veredicto. Ha tardado un poco porque estaba celebrando la prohibición de los toros en Cataluña.

Y el finalista es…

(a ver, necesito un redoble)

Prrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr. ¡Chas!

¡Pepito Delmalo!

El jurado no ha explicado las razones que le hacen merecedor del segundo puesto, pero recordemos el texto y juzguen ustedes mismos:

Pues debe de ser por eso que hacía yo de pequeño de cerrar los ojos y mirar al sol y robarle la luz. Siempre que íbamos a la ciudad en el BX de mi padre, el sol quedaba atrás, y yo lo miraba, y como tengo las pestañas largas, pues medio cerraba los ojos de manera que sólo pasaran unas rayas de luz que almacenaba en algún lugar de mis intestinos. (Más tarde descubriría que eso lo hacían también los girasoles y otras plantas, y que lo llamaban fotosíntesis).

Pues debe ser por eso; pero vamos, que si no me llega a decir nada el encargao, seguro que no lo saco. ¿Quién se cree que es?

He roto un montón de cosas, y me han echao del curro; pero con esta cabeza seguro que me dan alguna pensión de invalidez y no tengo que volver a aguantar a ningún jefe.

Congratulations.

Pasemos ahora a conocer el nombre del ganador.

Según Óscar Sipán, que esta vez sí que ha argumentado su decisión, el vencedor de este superconcurso veraniego de este blog de ustedes es…

(más redoble, por favor)

Prrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr. ¡Chas-chas!

¡Rondabandarra apocalíptico!

El jurado ha dicho de su pieza, y cito textualmente: “El humor y Mad Max siempre cuadran bien”. De acuerdo, no es un juicio revelador, pero, ¿qué querían? Esto es un concursillo fulero de un blog, bastante tenemos con que haya engañado a un escritor para que elija al ganador y al finalista.

Recordemos el relato ganador:

Magullado, el sacerdote se arremangó la destrozada sotana y se arrodilló sobre los cascotes y cristales de las vidrieras, en dirección hacia lo que quince minutos antes era un altar.

-Señor, ¿así es como acaba todo? Si de esta forma deseabas nuestro fin, sea Tu voluntad.

La voz que retumbó desde el cielo abierto era repulsiva:

-No te molestes, chato, también nos lo hemos comido.

-¡¡Copón!! -dijo el cura.

El señor Álvaro Ortiz firmó ayer las láminas in extremis, antes de pirarse de viaje al polo norte. Es una tirada especial de dos únicos ejemplares numerados por el propio artista. Ahora estamos de risas, pero, tengan en cuenta, queridos Rondabandarra y Pepito, que han ganado dos obritas de un artista emergente y que valdrán sus buenos dineros dentro de unos años. Solo les pido que disimulen un poco y que no las vendan demasiado pronto en eBay (esperen a que se revaloricen y a que el autor vaya ganando caché en el mercado).

Por cierto, Álvaro me contó ayer que se marcha una temporada a Angouleme, la capital de cómic europeo, a dibujar un proyecto chulo.

A todos ustedes, gracias por participar en este paripé que pretendía homenajear a quien ha sido mi compi de página durante varios años, y a Óscar Sipán, por prestarse, chantaje mediante, a manchar su buen nombre relacionándose conmigo y mi panda de indeseables.

Gracias, amiguetes.

PS.- Se ruega al finalista y al ganador que se pongan en contacto conmigo a través del correo electrónico para concretar fecha y lugar de entrega de sus regalitos.


Todavía no hay comentarios... Empiece usted rellenando el siguiente formulario.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revista