Revista Ciencia

Anochecer en Mare Nectaris

Por Rafael Benavides @Rafaelbenpal
Anochecer en Mare Nectaris
 https://www.flickr.com/photos/[email protected]/51837105953/sizes/o/

Anochece en el Mar del Néctar, a la derecha de la imagen, gracias la luz rasante del Sol podemos ver cráteres fantasmas (en la parte superior) que fueron rellenados y ocultados con la lava que formó el mar.

La orilla oeste la custodia uno de los tríos de cráteres más famosos de la Luna y a cual más distinto. Los tres presentan casi el mismo diámetro pero tienen historias diferentes, aumentando la edad de norte a sur.

El situado más al norte es Theophilus con 100 km de diámetro. A primera vista nos llama la atención el impresionante triple pico central que alcanza los 2000 metros de altura, fijaros en la sombra que proyecta. Los picos presentan laderas más pronunciadas y verticales en el este. Las paredes del cráter son aterrazadas con señales de deslizamientos.

Más al sur está Cyrillus, más antiguo. No solo lo podemos intuir porque está más derruido sino porque Theophillus se superpone por su parte noreste al ser producto de un impacto posterior. Presenta 98 km de diámetro. La montaña central con tres picos alcanza solo los 1000 metros de altura y el fondo es mucho más irregular y erosionado.

Y más al sur aún está Catharina con 100 km de diámetro. Mucho más antiguo y erosionado. En su pared ya no se ven terrazas, erosionadas por completo. El fondo presenta impactos de tamaño moderado que fueron posteriormente inundados por la lava. Además, el pico central ha desaparecido por completo lo que nos indica su mayor antigüedad.

Pasadas unas horas caerá la noche lunar desde donde podrán contemplar a la Tierra en fase creciente, siempre unidas, siempre juntas en un baile eterno.


Volver a la Portada de Logo Paperblog