Revista Deportes

Apertura 2010: Fracasos

Publicado el 22 diciembre 2010 por Marianofusco

Apertura 2010: Fracasos

Hecha la cortesía con los equipos que a nuestro entender fueron las revelaciones del torneo que acaba de terminar, es momento de seguir con el análisis y centrar la mirada en aquellos clubes que no terminaron cumpliendo con las expectativas: los fracasos.

Boca es el primero. El equipo conducido por Claudio Borghi, quien renunció tras la derrota ante River (Fecha 14), estuvo lejos de pelear por el campeonato, culminando el torneo en la 11º posición, con 25 unidades (7 PG, 4 PE, 8 PP).

A Borghi, de nada le sirvieron los antecedentes inmediatos. Llegó a Boca con su libro abierto, pero al cabo de catorce jornadas se le quemaron absolutamente todas las hojas.

Al pobrísimo rendimiento individual de los futbolistas, se le sumó una idea de juego con la cual el plantel nunca compatibilizó. La línea de tres que tanto rédito le había dado al entrenador en Argentinos, jamás funcionó y eso que como refuerzos llegaron los defensores que para Borghi eran los más indicados (Caruzzo, Insaurralde y Cellay).

Como carrileros, el “Bichi” tampoco encontró a ningún futbolista confiable y eso que probó a casi todos, hasta a aquellos que no estaban habituados a jugar en dicha posición –caso Jesús Méndez-.

La prolongada ausencia de Juan Román Riquelme también fue un problema sin solución para Borghi. El entrenador no supo como suplirla, repitiendo desaciertos en la formación y prolongando la irregularidad de un equipo confundido, que nunca supo realmente cual era el patrón de juego a seguir.

El interinato de Roberto Pompei (5 encuentros: 2 G, 2 E, 1 P) solo prolongó la agonía de un plantel desahuciado y acostumbrado a perder, al que Julio Cesar Falcioni deberá encauzar ni bien tome las riendas del equipo.

Fracasó Boca y también lo hizo Independiente, el otro integrante de esta lista. El cuadro de Avellaneda obtuvo la Copa Sudamericana, pero en el certamen domestico solo sumo 14 puntos (2 PG, 8 PE, 8 PP), finalizando en el ultimo lugar de la tabla de posiciones –podría superar a Gimnasia y Huracán si el año que viene derrota a Tigre, en el encuentro de la 18º fecha que le ha quedado pendiente-.

Este primer tramo de la temporada 2010/11 marcó, quizás como nunca antes, la irregularidad con la que últimamente se mueve Independiente. Finalizado el Clausura, Julio Comparada y Cesar Luís Menotti decidieron ponerle fin al ciclo Gallego (con el “Tolo”, el equipo sumó 34 unidades y fue cuarto el torneo anterior), confiándole el puesto a un hombre de la casa: Daniel Garnero.

La apuesta, riesgosa e inadecuada, no dio los frutos deseados y al cabo de siete jornadas, en las que el equipo solo obtuvo tres puntos (4 PP, 3 PE), entrenador y manager terminaron marchándose por la puerta de atrás.

Pasada la entendible negativa de Gallego -Comparada la ofreció nuevamente el cargo- y el interinato de la dupla Pavoni-Sá, llegó Antonio Mohamed, quien debutó con victoria incluida en el clásico de la 10º jornada ante Racing, pero después se volcó de lleno a la Copa sudamericana –su primer partido fue el de vuelta ante Defensor Sporting, correspondiente  a los octavos de final- y descuidó el torneo local, obteniendo solo 8 puntos de 27 posibles (1 PG, 5 PE, 3 PP).

El lauro internacional –conseguido en muy buena ley- solo matizó la pobrísima campaña de un plantel, ahora reanimado, pero al que Mohamed también deberá encauzar en el plano local, desprestigiado pero igual de relevante.

Bonus Track: Colgarle el rotulo de fracaso a la campaña realizada por River –sumó 31 y finalizó en el cuarto lugar- no parece apropiado. Por eso es que este Bonus es para Angel Cappa. El entrenador si fracasó, cambiando permanentemente de intérpretes  y mostrando su impericia a la hora de hacer pesar su idea de juego en el equipo.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas