Revista Infancia

Apple y la explotación laboral infantil

Por Pequelia @pequelia

Trabajo infantil

La relación entre Apple y la explotación laboral infantil se constata a través de un reportaje estadounidense de This American Life, un programa de radio que pone al descubierto que Apple participa, aunque sea de forma indirecta, en la explotación infantil. Esto es algo que ha sido constatado por Mike Daisey, un monologuista, autor y actor que viajó al país recientemente y que desde hace un par de años ha estado denunciando los casos de explotación de los trabajadores chinos, pero en esta ocasión se ha centrado en los niños trabajadores.

Apple es otra empresa más que se suma a las grandes compañías que producen en países en vías de desarrollo obteniendo beneficios cuasi especulativos. Las condiciones laborales de los países en vías de desarrollo son penosas, en el caso de China, el famoso teléfono de última generación iPhone, intervienen en su fabricación niños de 13 años de edad que trabajan 16 horas diarias y cuyo sueldo es de 70 centavos por hora (0’54 euros). El resultado es que los productos Apple tienen un coste de fabricación muy reducido, algo que contrasta con el elevado precio al que se comercializan, el beneficio es enorme. No sólo es necesario denunciar la relación entre Apple y la explotación laboral infantil, son muchas las empresas y compañías que se aprovechan de la situación de los países en vías de desarrollo, sueldos realmente bajos, horarios laborales muy amplios, pocos impuestos, y además sin tener que pagar seguros médicos.
 
La imagen positiva que pretende lanzar Apple a través de sus campañas se ensombrece con la explotación infantil, y no puede decir que no es responsabilidad suya dado que otras compañías que también desarrollan sus actividades fuera de sus países de origen, se preocupan para que las pequeñas y medianas empresas que trabajan para ellas desde los países emergentes, ofrezcan un salario digno y no contraten a niños promocionando la pobreza infantil.

Pero parece ser que a compañías como Apple, no les importan mucho las denuncias o el posible impacto que éstas tengan en sus ventas (la verdad es que no creemos que tengan impacto), como sabemos, sus productos se comercializan como churros. Quizá la poca conciencia social o pensar que es un problema alejado de nosotros, nos hace dejar a un lado el tema para disfrutar de un espectacular iPhone, iPad, iPod Touche, etc., fabricados por niños que deberían estar en la escuela labrándose un futuro. Para estas empresas lo único realmente importante es el margen de beneficios, reduciendo costes al máximo y mostrando una imagen de confianza que se aleja de la realidad y los valores morales y éticos.

Es lo que tiene la globalización y las grandes diferencias existentes entre los países industrializados y aquellos que luchan por crecer. Las denuncias de casos de explotación laboral infantil se vienen sucediendo desde hace años y muchas recaen sobre prestigiosas marcas, a través del artículo de ABC nos recuerdan el caso de las zapatillas Nike fabricadas con mano de obra infantil, también podríamos hablar de los balones de futbol Adidas cosidos a mano por niños que sufrían penosas condiciones laborales. En este caso, cuando se denunció la situación, las empresas subcontratadas por Adidas decidieron aumentar el salario ligeramente, la reacción de Adidas fue trasladar a Marruecos la fabricación de balones para el Mundial de Francia, ya que consideraba que el aumento era excesivo, realmente vergonzoso.

Muchas grandes marcas son responsables de la explotación laboral infantil, violan todo tipo de derechos y quienes pagan las consecuencias son los más desfavorecidos. Cuando adquirimos un producto Apple como por ejemplo un iPhone, estamos contribuyendo a que se mantenga la explotación laboral infantil. Os recomendamos acceder al blog de Mike Daisey, su lectura y los programas radiofónicos de This American Life no tienen desperdicio.

 


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas