Revista Cine

Arrugas (España, 2011)

Publicado el 16 marzo 2012 por Manuelmarquez

Arrugas (España, 2011)SINOPSIS ARGUMENTAL.- Emilio, directorde sucursal bancario jubilado, hombre tranquilo y bondadoso, se haconvertido en un estorbo para su familia, que no ve más alternativaa su situación que la de ingresarlo en una residencia para latercera edad. En ella compartirá habitación con Miguel, un hombrejovial y desvergonzado con quien Emilio mantiene más diferenciasque puntos de acuerdo, con lo cual entre ambos se entabla unarelación que oscila entre el reproche y la incomprensión mutuas,sin que ello impida que, paulatinamente, las cosas vayanevolucionando en otro sentido. De esa manera, cuando los síntomasdel Alzheimer incipiente que sufre Emilio vayan creciendo, Miguel seconvertirá en su principal soporte para desenvolverse en el entornode su nuevo espacio vital.
EN UN PÁRRAFO....- Basada en el cómicdel mismo título de Paco Roca —que también ha participado en lastareas de guión—, y con un dibujo cuya grafía y movimientos sealejan completamente de la sofisticación imperante en el género deanimación durante los últimos años, 'Arrugas', una propuesta acontracorriente de las pautas más comerciales de nuestro cine, nosofrece, bajo la estructura formal y narrativa de la típica cinta de'colegas' (éstos, al fin y a la postre, lo son, aun con todas suspeculiaridades), y en una ubicación que nos trae reminiscencias defilms como 'Umberto D' o 'El hijo de la novia', una historia dura ala par que entrañable, con un acercamiento desprejuiciado y equilibrado a una realidad (la de la vejez y su correlato de laenfermedad de Alzheimer) a la que se tiende a dar la espalda, cuandono rehuir con el mayor de los descaros. No es una propuesta redonda,pero sí valiente y, por ello, digna de aplauso.
EN SU HABER.- 1, el contraste decaracteres de los dos personajes protagonistas, no por tratarse deuna fórmula dramática explotada mil y una veces, menos eficaz, yque en este film constituye la piedra angular sobre la que seconstruye todo el desarrollo de la historia (con agilidad y dinamismonotables); y 2, el tratamiento de la luz, muy cuidado y siempreajustado al tono de la secuencia en que se inserta, en una clarademostración de que la sencillez de líneas del dibujo no tiene porqué estar reñida con el (buen) gusto por el detalle ni comportar undemérito técnico por sí misma.
EN SU DEBE.- 1, el giro 'redencionista'del cierre de la trama (sobre el que no ahondaré en más detalles, afin de no desvelar elementos sustanciales de la misma), una concesiónrespecto al tono general de la propuesta, que la edulcora y le restafuerza y equilibrio. Se trata de una opción tan legítimanarrativamente como cualquiera otra, pero que, en la perspectiva dequien emborrona estas líneas, hace perder fuelle ypotencia a lacinta desde una perspectiva global; y 2, el poco peso de unospersonajes secundarios que juegan un rol de mero acompañamiento'ambiental' de los dos protagonistas, cuando alguno de ellos, queapuntaba destellos interesantes, podría haber dado bastante másjuego; es también una opción de diseño narrativo, al igual que laanterior, pero, en ocasiones, la película se resiente de esacarencia.
UNA SECUENCIA.- Cualquiera de lasvarias en que la pérdida de referencias de Emilio se representa conla imagen alegórica de una densa bruma blanca: un expediente tansencillo como efectivo para la representación de una realidad'mental' que no es fácil de asimilar (ni, por tanto, de trasladar asignos externos evidentes).
CALIFICACIÓN: 6,5 / 10.-

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista