Revista Cultura y Ocio

Ayudar a ayudar

Publicado el 07 enero 2012 por Njimenez79
Ayudar a ayudar
Costa de Marfil sonaba muy exótico. Era una de esas regiones que te pillan a trasmano, que apenas serías capaz de situar en el mapa sin una Wikiayuda. Uno de esos países de los que, alguna que otra vez, llega un envío de Reuters o APTN enseñando caras de niños con hambre y luchas fratricidas entre gente que no sabe muy bien por qué pega tiros ni que esas armas que enarbolan son solo los hilos que los convierten en marionetas de políticos corruptos y multinacionales con cuentas de resultados salpicadas de higadillos.
Hasta que conocí a Cristina Saavedra y empezó a hablarme de Global Humanitaria. En un aperitivo yo le hablé de toros y ella me dio una lección de historia y geografía condensada y trató de hacerme entender por qué a algunos les interesa que en Costa de Marfil se maten a tiros y se mueran de hambre. Confieso que aún no lo comprendo.
Ayudar a ayudar
Me enseñó fotos de la escuela que con Global Humanitaria han conseguido levantar en Bodouakro. En la que había antes, el aeiou se entrecortaba con los suspiros de niños hacinados y el hedor de los patios donde profesores y alumnos se veían obligados a defecar, a falta de letrinas.
Me contó también que estaba trabajando en el siguiente paso, pero que aún no podía avanzarme mucho. Que ya me informaría cuando llegase el momento.
Ese momento es ahora y el siguiente paso se llama "proyecto de apadrinamiento", una iniciativa con la que por 21 euros al mes podemos ayudar a ayudar a niños cuya calidad de vida no llega ni a la milésima parte de la que disfrutan los nuestros.
Para los que recelan de este tipo de proyectos porque algún pirata aprovechó la necesidad de otros para llenarse los bolsillos, ahí van algunas "garantías" que ofrece Global Humanitaria:
  • Cada padrino recibe en su domicilio una fotografía del niño o la niña apadrinados y una ficha con sus datos personales. A partir de ese momento, se puede establecer correspondencia.
  • Siempre que se desee podrán escribir al niño y por lo menos una vez al año recibirán un dibujo o carta de éste, dependiendo de su edad (es recomendable que el padrino le escriba con regularidad; así el niño tendrá mayor predisposición para responder).
  • Para todos aquellos padrinos que deseen una mayor vinculación con su ahijado, Global Humanitaria facilita la posibilidad de viajar a conocer personalmente al niño apadrinado.
Estoy echando cuentas. 21 euros al mes suponen solo 7 cervezas menos. Y ahora que toca quitarse la lorza turrónica y rosconera, puede que ayudar me ayude a mí también.

¿Quieres colaborar? Pincha aquí.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista