Revista Moda

Boda de Eva y Cayetano, esa boda a la que todos estábamos invitados

Publicado el 10 noviembre 2015 por Rubison
Claramente, la portada de Hola! de la boda de Eva González y Cayetano Rivera la ha elegido Sara Carbonero. Podrían haber elegido una fotografía en la que ella no saliera con una vena como Terminator en medio de la frente, a punto de estallar y llenarnos a todos la casa de parte de su cerebro.Y voy un paso más allá, un poquito de photoshop en la nariz, la tiene roja de llorar, la pobre. Que ella es bella, lo sabemos, lo sabemos; pero oye, en esta imagen ni ser una miss le salva de la quema. Me pregunta un amigo estos días: ¿De dónde es el vestido? Ella va impresionante. Le digo que de Pronovias y no me cree, anda, ¿para qué voy a engañar yo a nadie? Si es de Pronovias, pues lo es. Claro que Lourdes, su cuñada, podría haberle hecho el hato de novia pero no, Eva puso la excusa de que ella con la niña Carmen está muy liada y tal, no te preocupes... Vamos, que no.
¡Qué guapa! ¡Qué impresionante! ¡Qué preciosa!, gritaban los lugareños de Mairena de Alcor. "Nosajodío", si ella no va guapa con esa planta... ¡Ya me diréis! Como dice mi madre: "Con buena p**** bien se j***" Y cuánta razón tiene mi sabia madre. 
Boda de Eva y Cayetano, esa boda a la que todos estábamos invitados
Dicho esto, por aclamación popular, daré las gracias a Eva y Caye por habernos invitado a todos a presenciar su paso por la vicaría, como dice Titiriteando: "Lo hemos pasado muy bien, todo estaba buenísimo y hemos bailado hasta el amanecer". Y tiene razón, todos estuvimos en esa boda. 

El país estaba dividido en dos: la gente que seguía esta boda y la comentaba en Twitter, "oseasé": la gente que mola. Y los intensos de la vida como Ana Pastor que tuiteaba todo lo que se decía en "Al rojo vivo", programa de La Sexta, que a la sazón presenta su marido, Antonio García Ferreras. Y es que, amigas y amigos, en esta vida hay tiempo para todo, pero siempre he preferido ser de los molones y no de los profundos. Tú eliges: o molón o tostón.


Raquel Revuelta iba que podría pasar el invierno en Siberia y no se enteraría de nada. A ella el frío no le pilla desprevenida, ella va bien abrigadita con su traje de lanita en Sevilla y en pleno veranillo de San Martín. Se pasaría un día con las carandacas sudando que te suda, luego no podría bailar, esto es como el que quiere adelgazar y se pone film transparente, pues RR, lo mismo. 
Boda de Eva y Cayetano, esa boda a la que todos estábamos invitados
Elena Tablada, Elisabeth Reyes, Raquel Rodríguez y María José Suárez también fueron al bodorrio, claro, son amigas de la novia Eva. ¿Cayetano tiene amigos, por cierto? Sus hermanos no cuentan, eh. ¿Tiene o no tiene? Yo es que con Cayetano y su corbata gris perla de ("voy a arrancarme los ojos con un pincho moruno y los voy a echar a la Thermomix") como que no me despierta confianza, me parece más bien algo complicado de entender. Si mi futuro marido viene a mi "boa" con una corbata así corro sin mirar atrás. Joer, si a mí quien me gusta de esta familia es Paquirrín y La Divina, sin sus lloros y mantillas nada es lo mismo.
Boda de Eva y Cayetano, esa boda a la que todos estábamos invitados
A ver, volviendo a las misses y a Tablada, que ella no es miss, pero a veces cree que sí y no. ¿Sabéis? Las misses iban vestidas por María José Suárez que eligió hacer una putada a sus amigas obligando a todas a vestirse de sus diseños. Me dicen unas entendidas en costureo que los trajes estaban mal cosidos, ahí lo dejo, que yo de máquinas de coser no sé nada. Yo creo, a mi entender, que los vestidos tiran de la sisa. ¿O cómo lo veis?
Boda de Eva y Cayetano, esa boda a la que todos estábamos invitados
Boda de Eva y Cayetano, esa boda a la que todos estábamos invitados
Boda de Eva y Cayetano, esa boda a la que todos estábamos invitados
Elena Tablada, ¿es amiga de Eva? ¿Desde cuándo? ¿Por qué? ¿Cuándo se ha conocido? ¿Por qué Elena me levanta tantas dudas? A una boda no se puede ir como una profesional de la nada, no se puede ir enseñando el higadillo como si fueras a Fortuny, querida mía, al Palacete del marido de Mar Flores, sí. A la boda religiosa de una amiga, no. Seguro que los lugareños de Mairena te han sacado un cantar: "Mírala, mírala, por allá viene Jan Jan Binks".
Boda de Eva y Cayetano, esa boda a la que todos estábamos invitados
Antes me caso con Carlos Telmo que me parece un "salao" (no sabía quién era Telmo hasta que lo he buscado, y vosotros tampoco, no os hagáis los interesantes, coño) y así organiza la boda. Va estupendo, original y tiene pinta de bailar muy bien sevillanas. Pero los hombres tras la primera revuelta bailonga, a la barra, no queremos hombres que se crean que están en la academia de bailes de salón.
Boda de Eva y Cayetano, esa boda a la que todos estábamos invitados
Quiero a esta gente. Quiero a Pepe, mi paisano. Quiero a Samantha y sus gambas a la gabardina en su tocado, su imposible y original mezcla de todo. Y bueno, a Jordi lo quiero porque lástimica de chaqué alquilado que le quedaba como a un Cristo dos pistolas. Pero Jordi lo pasó mal, creo yo, ahí todo enamorado de Eva. Hay una foto en Hola! que comenta @VocesWed que se le ve ahí sufriendo un poco en plan: "Te vas, me dejas y me abandonas", como cantan Los Chichos.
Quizá no, eh, quizá estamos aquí haciéndonos unas pajas mentales todo locas que nos hacen merecer la extinción eterna de este planeta sobrecalentado. Os contaré que uno de mis mejores amigos se casó y no pude ir a la boda. Cosas que pasan. Y los padres de mi amigo pensaron que no iba porque no superaría el hecho de ver a mi amor casado con otra. Siempre creyeron que estábamos enamorados y que yo ese día estuve devastada por la tragedia del desamor. Para nada, son suposiciones enloquecidas.
Boda de Eva y Cayetano, esa boda a la que todos estábamos invitados
Estas dos chicas, madre del amor hermoso y la Virgen de los Desvalidos. A Vicky se le ha ido la mano con el asunto de los rellenos, las operaciones estéticas y tal. Lleva la Ballerina en el bolso, luego se arrancaba un poco de tela de las mangas y se ponía a limpiar las mesas. De verdad, esos guantes son los que usamos en mi casa para fregar los cacharros. Iguales, del mismo tono y todo. Mira que siempre he defendido a Vicky, pero... Son como Martiro y Angustias, las dos hermanas solteras de la Casa de Bernarda Alba.
Boda de Eva y Cayetano, esa boda a la que todos estábamos invitados
Lourdes Montes "a pezón abierto", pobre mía, tenía unos pechos que podría haber alimentado a toda la boda haciendo con su leche materna una sopa de almendras. Jesús, qué pechos. Por lo demás, a mí me ha gustado bastante cómo ha acudido al evento del año. Su marido, Francisco, se ha empeñado en pensar que debe torturar al personal con su obsesión por ser más alto y se pone la chistera. Pero va mejor vestido que Cayetano, y eso que era su boda. 
Boda de Eva y Cayetano, esa boda a la que todos estábamos invitados
Me gustó Sandra Aladro, la periodista que llegó con chistera como Fran. Ella siempre suele alejarse de las fotografías, pero en esta ocasión, querida Sandra... no ha podido ser. Además, es una tía encantadora y no voy a decir nada malo de ella. Me cae bien y tenemos amigos en común a los que quiero. Y ya está. Venga, este miércoles nos leemos en Twitter con @RepasoHola para poder seguir chismorreando un poco más. 

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas