Revista Coaching

caminando solo por un desierto de multitudes

Por Miguel Pujante Marco @miguelthepooh

caminando solo por el desierto

No es la primera vez que digo que en ocasiones me siento solo y distante del mundo que me rodea, Por supuesto esto va con mi trabajo por que en general casi nadie entiende lo que hago o por que lo hago.

El caso es que como no se entiende se llegan a interpretaciones erróneas, ya que a menudo se piensa que de las palabras son lo único que enfatiza el mensaje. A nivel personal me temo que ya no se comunicar como lo hace todo el mundo y solo viendo mis mensajes en conjunto se puede comprender lo que quiero decir.

Por otro lado existen miles de “relaciones” que no tienen que ver para nada con una relación en pareja o incluso entre socios. Simplemente son complicidades entre personas que se conocen secretos o debilidades que el resto del mundo no puede siquiera comprender.

Luego viene dado el que aquel que debería confiar, al no comprender ni saber, empieza a ver elefantes rosas o unicornios donde solo hay un guiño cómplice o un saludo cordial en un lenguaje completamente distinto al idioma en el que se habla.

Estas personas que sin comprender nada de lo que pasa o se dice simplemente se molestan e incluso se ofenden, ya que como digo o solo miramos la imagen o solo leemos el texto intentando descifrar ese criptográfico código diseñado para unos pocos.

sillas y soledad

En cualquier caso, pienso que lo que cada uno de nosotros pensamos de nuestras capacitaciones o habilidades viene dada por la calidad de nuestro día a día, y el creernos superiores a la media lo único que hace es demostrar que no tenemos la “pasta” adecuada para estar en este mundo cambiante.

Pertenezco a una generación que no confiaba en la formación como herramienta de evolución y nos limitábamos a trabajar como burros en lo que podíamos, a mi la informática me llegó temprano cuando no había ordenadores ni en las empresas yo tenía el honor de aprender RPGII y poco más. Evolucioné y llevo formándome desde los veinticinco y al contar con casi cincuenta son muchos años de formación, y en el comercio o el marketing comercial son ya unos quince.

Siento que estoy solo, abandonado e incluso incomprendido, que nadie comprende nada de lo que hago y lo que es peor, de lo que puedo hacer. Algunos se limitan a solicitarme una web sin aportar las herramientas necesarias, y con un mucho de experiencia y un poco de buena suerte consigues hacer algo decente para que el cliente esté contento. Pero de comunicación… de eso nadie habla, ni se escucha, ni se comprende.

Ahora que los proyectos personales parece que despegan tengo la sensación que mil ojos que no comprenden nada observan lo que hago e intentan descifrar lo que digo. Pero siguen sin formarse para comprenderlo, solo están a la escucha… esperando.

Pues ahora ha llegado el momento de que ya no explico nada, no cuento nada. Incluso ignoro las solicitudes de información a menos que venga por los canales de solicitud de asesoría de la empresa, lo que genera ingresos y por supuesto algún día beneficios. Que podría hacerme popular mostrando lo que sé? pues lo he sido, y como no le rio las gracias a nadie se acaba perdiendo.

Muchos, incluso yo, piensan que soy un tipo bastante asocial, estúpido y algo prepotente, y lamento decir que si, lo soy… todo eso y algo más. Pero (como dice la canción) solo por que el mundo me ha hecho así. Los que vienen empujando con grandes bolsas de horas impartidas en aulas atestadas creen que el mundo es gratis, y no lo es. Los ordenadores o smartphones no son gratis, ni sus sistemas operativos, ni sus herramientas. Puede ser que sea sencillo disponer de una copia de una herramienta descargada de Internet, pero eso no significa que sea gratis.

Que se puedan hacer cursos o talleres a través de Youtube o descargado de cualquier servidor no quiere decir que los que llevamos tiempo en esto debamos servir nuestro conocimiento por la cara.

Como decía hace unos días en esta entrada… no trabajo gratis. Y por supuesto sigo manteniendo mis palabras, aunque me sienta solo o abandonado.

Así que si estás dispuesto a solicitar ayuda no lo dudes pasa por el formulario de una de nuestras web corporativas y muy gustosamente presupuestaremos esa asesoría.

Si lo que esperas es que te hagan la faena, no pasa nada, no te odiamos… simplemente pásate por esas comunidades gratis que hay en todas las redes sociales y seguramente encontrarás a alguien que te ayude a hacer las cosas… pero recuerda

Si quieres un trabajo profesional debes contratar a un profesional.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossiers Paperblog