Revista Cocina

Chocolate de la Abuela

Por Las Mil Y Una Cayenas @milyunacayenas
Chocolate de la AbuelaY llegó y llegó y llegoooooooooooooó el día del Reyes oooouuuhhh yeaaah yeaaaah!! y el caso es que este año necesito carbón para mi barbacoa y ya verás tú que no me van a traer ni éso.

Pero no pasa nada, porque todo se arregla con un buen desayuno o merienda como los que preparaba mi abuela materna, de esos que te levantabas de la mesa rodando como una croqueta, pero daba igual, porque luego dabas 3 saltos en el patio y se te quitaba la empachera. Los desayunos sobre todo eran con pan y aceite...un hoyico de pan y aceite decía, un hoyico de a kg te lo digo yo, y aceite ahí sin falta, que parecíamos lechuzas.


Chocolate de la Abuela
Y las meriendas ya lo flipabas, pan frito con azúcar y canela, pan del bueno, una rebaná más grande que mi brazo...y ya cuando más grandes (de edad, que no de altura) también espurreadas con vino del terreno!! Dulce moscatel que nada más de olerlo ya estás piripi... dos lagrimones niñaaaaa. Todo regado con el impepinable té Hornimans, el clásico de la etiqueta roja porque era el más bueno decía, y tachán tachán...el chocolate!! pero no cualquier chocolate, el chocolate SANTA MARÍA!!! ...yo que nunca soy de decir marcas y hoy voy a batir todos los records. Pero es que no hay nada tan malagueño que los espetos, el café Santa Cristina, la cerveza Vitoria y el chocolate Santa María!!
Chocolate de la Abuela
Con casi 120 años de historia, con el tiempo se han ido adaptando los formatos y ahora lo encuentras también soluble y listo para preparar, antiguamente sólo conseguíamos unas tabletas muy gruesas que mi abuela nos ponía a rallar con un cuchillo. Si las mordías lo mismo te quedabas sin un diente jaja, así que nos tenía un buen rato entretenidas raya que te raya mientras ella o mis tías abuelas preparaban el resto y calentaban la leche. Luego era sólo volcar e inmediatamente se fundían las escamas. Era simplemente leche y chocolate, no necesitaba azúcar extra ni nada más, algo más líquido que lo que ahora te ponen en las churrerías...pero de sabor intenso e inmejorable!! El secreto?? sólo cacao y sus derivados, sin leche ni gluten ni huevos ni cereales, o sea que es ideal para disfrutarlo si tienes alguna intolerancia...y vainilla bourbon, considerada la mejor vainilla del mundo, y como para no serlo con lo que vale. 
Chocolate de la Abuela
Chocolate de la Abuela

Tiempo: 10min
Ingredientes (por taza):
  • 50g chocolate Santa María
  • 1 taza leche
  • Opcional: 1 cdta maicena

Siendo fieles a la receta original, vamos a usar la tableta rígida y no el cacao en polvo soluble, que también lo puedes encontrar. Con ayuda de un cuchillo, como lo hacía mi abuela, lo vamos a rayar. También lo puedes picar o trocear, sólo tardará un poco más en fundir. 
Chocolate de la Abuela
Como estamos usando un chocolate sin lactosa, también hemos usado leche de soja, pero puedes usar la leche que más te guste, vegetal o animal. 
Chocolate de la Abuela
Chocolate de la Abuela
En el caso de que te guste algo más espesito, añade 1 cucharada de maicena por vaso. Si usas maicena instantánea no necesitarás diluirla previamente en frío, puedes añadirla directamente a la mezcla caliente. Añade tanta como quieras y ve mezclando hasta que consigas el espesor deseado. 
Chocolate de la Abuela
Sirve bien caliente una vez que se haya fundido bien el chocolate. Puedes adornarlo con nata normal o vegetal, y un poco de más chocolate rayado, como más te guste. 
Chocolate de la Abuela
Chocolate de la Abuela
Chocolate de la Abuela

Queda ideal para tomar con tus galletas de mantequilla favoritas, o de jengibre... por qué no para el desayuno de reyes con tu roscón?? puedes hacerlo clásico o más moderno, pero no te pierdas el chocolate más bueno del mundo mundial!! 

Chocolate de la Abuela

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista