Revista Atletismo

Cinco consejos para evitar lesiones en crossfit

Por Infowod

Todos hemos caído al intentar dar nuestros primeros pasos siendo bebés. Todos hemos sufrido algún fracaso laboral, académico o emocional. Y todos, en muchas ocasiones, hemos tropezado mientras caminábamos por la calle.

Distintos tipos de obstáculos que hemos vencido de una u otra forma y nos han servido para aprender y mejorar en todos los aspectos. Pero, en el caso de las lesiones deportivas, ¿por qué no aprendemos de ellas? ¿Por qué nos suceden una y otra vez?

El crossfit, al igual que cualquier deporte y ejercicio físico en general, mejora la salud y calidad de vida, pero también comporta riesgo de lesión por diversos factores. Aquí os dejamos algunas lecciones que debemos aprender para evitar lesiones.

  1. Elige el lugar y la persona correcta

Cuando comienzas a hacer crossfit en un box todo lo que encuentras en él te resulta maravilloso, quizás porque es lo único que has conocido hasta el momento. Pero, ¿es realmente así?

Es importante que la persona encargada de dirigir los entrenamientos tenga la formación y experiencia adecuados.

Click To Tweet

Es importante que la persona encargada de dirigir los entrenamientos tenga la formación y experiencia adecuados para ser capaz de explicar y corregir tu técnica, para elaborar entrenamientos “con sentido” (sí, porque es fácil encontrar boxes que copian entrenamientos de webs al azar), para ponerte límites cuando los necesites y, por qué no, para motivarte de la manera adecuada.

La mayoría de boxes ofrecen una primera clase gratis, por lo que aquí tienes una buena razón para salir fuera, conocer otros boxes cercanos y probar un entrenamiento con otros coaches para determinar si estás en el box adecuado y con el coach adecuado.

  1. Antes de ser gallo, sé cascarón de huevo

Todos queremos llegar a ser como los mejores de nuestro box, levantar grandes pesos y hacer infinitas repeticiones de cualquier tipo de ejercicio. Esta situación dista mucho de la realidad.

No te avergüences y comienza con un programa para principiantes. Es imprescindible que antes de añadir intensidad y peso a los ejercicios adquieras la técnica adecuada y conozcas los movimientos implicados en cualquier WOD. 

Un ejercicio mal ejecutado o realizado por encima de tu capacidad tiene posibilidades de acabar en lesión.

Click To Tweet

Por otro lado, no te apresures a la hora de realizar determinados movimientos en un WOD si no los dominas. Escala el ejercicio durante el WOD y dedícale tiempo extra de manera regular hasta dominarlo por completo.

  1. No dejes que la emoción pueda más que la sensación

En el mundo del crossfit el dolor está infra y sobrevalorado por igual. A menudo nos encontramos con usuarios “fuertes” y “pro” que gritan mientras realizan levantamientos de pesos muy elevados (en ocasiones con una técnica dudosa). Esta imagen nos fascina, pero también nos lleva al pensamiento de que siempre se puede hacer una repetición más o levantar un kilo más.

Escucha a tu cuerpo y deja de aferrarte a la idea errónea de que el sacrificio y el dolor son sinónimos de grandeza en el deporte.

Click To Tweet

No te engañes, no siempre se puede. Escucha a tu cuerpo y deja de aferrarte a la idea errónea de que el sacrificio y el dolor son sinónimos de grandeza en el deporte. Debemos ser conscientes de la importancia de la escala del dolor y aprender a reconocer cuándo el dolor puede ser síntoma de un problema.

  1. Descansa

Estás motivado, ves progresos y lo último en lo que piensas es en descansar. Pero, ¡ojo!, no por descansar vas a bajar el rendimiento o disminuir tu fuerza. Todo lo contrario, ya que trabajar los músculos excesivamente lleva al agotamiento muscular.

Descansar es la clave para la recuperación muscular y mental.

Click To Tweet

Planifica tus entrenamientos teniendo en cuenta los descansos tanto entre los diferentes WOD como entre sesiones y semanalmente. Lo ideal sería una planificación 3-1-2-1, pero no todo el mundo tiene disponibilidad para ajustarse a esta secuencia de días. No te preocupes, existen multitud de formas de planificar tus entrenamientos, solo tienes que encontrar aquella que se adapte a tus necesidades, disponibilidad y objetivos.

  1. Más vale prevenir que curar

El calentamiento es una parte vital en cualquier deporte antes de la realización del mismo. Permite que nuestra musculatura entre en calor y se prepare para la intensidad de los ejercicios que vamos a ejecutar. Pero no basta con calentar de manera general, sino de manera específica, incidiendo en la musculatura que vaya a estar más expuesta durante el entrenamiento. Si tu coach no realiza calentamientos al comienzo de la sesión, acude un poco antes y realízalos por tu cuenta.

No basta con calentar de manera general, sino de manera específica, incidiendo en la musculatura que vaya a estar más expuesta durante el entrenamiento.

Click To Tweet .
Tan importante como el calentamiento son también la ropa y calzado que utilizas a la hora de hacer crossfit. No utilices cualquier calzado, sino uno apropiado para este deporte, ya que incide en la postura, amortiguación, eficiencia y, sobre todo, afecta a tu cuerpo. Igualmente, utiliza protecciones (rodilleras, coderas, calleras, etc.) para proteger aquellas zonas que necesites.

Si tienes  en cuenta estas cinco pautas, seguramente podrás evitar más de un susto en tu box y podrás seguir practicando crossfit sin lesiones. 

No repitas errores, mejor aprende de ellos.

Click To Tweet

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas