Revista Cultura y Ocio

CITA: Cómo se siente el trauma por dentro. (William James)

Por Cortyz

Sigo sufriendo constantemente (dice ella): no tengo un momento de reposo, ni ninguna sensación humana. Rodeada de todo lo que puede hacer la vida feliz y agradable, todavía me falta la facultad de disfrutar y de sentir -ambas se han convertido en imposibilidades físicas-. En todo, incluso en la más tiernas caricias de mis hijos, encuentro solo amargura. Los colmo de besos, pero hay algo entre sus labios y los míos, y esa algo horrible está entre yo y todos los disfrutes de la vida.

CITA: Cómo se siente el trauma por dentro. (William James)

Mi existencia es incompleta.Las funciones y actos de la vida ordinaria, es cierto, todavía siguen existiendo para mí, pero en todos ellos me falta algo -. Cada uno de mis sentidos, cada parte de mi propio yo es como si estuviera separada de mí y ya no pudiera proporcionarme ningún sentimiento. Esta imposibilidad parece depender de un vacío que siento en la parte de delante de la cabeza y deberse a la disminución de la sensibilidad por toda la superficie de mi cuerpo, porque me parece que nunca alcanzo realmente los objetos que toco (...).

CITA: Cómo se siente el trauma por dentro. (William James)

Todo esto sería un problema sin importancia, pero su horrible resultado, que es el de la imposibilidad de cualquier otro tipo de sentimiento y de cualquier clase de disfrute, aunque experimento una necesidad y un deseo de ellos, está haciendo de mi vida una incomprensible tortura.

Todas las funciones, todas las acciones de mi vida siguen existiendo, pero privadas del sentimiento que les pertenece, del disfrute que debería seguirse de ellas. Tengo los pies fríos, me los caliento, pero no obtengo ningún placer con el calor. Reconozco el sabor de todo lo que como, sin sacar ningún placer de ello... Mis hijos están creciendo guapos y sanos, todo el mundo me lo dice, yo lo veo por mí misma, pero el deleite, el descanso interior que debería sentir, no puedo conseguirlo. La música ha perdido todo su encanto para mí: yo solía adorarla. Mi hija toca muy bien, pero para mí no es más que ruido. Ese vivo interés que hace un año convertía en un un concierto delicioso la más pequeña melodía que tocara con sus dedos -esa emoción, esa vibración general que me hacía derramar lágrimas de ternura-, todo eso ya no existe.

Artículo: "¿Qué es una emoción?"


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :