Revista Sociedad

Ciudad Juárez, la ciudad de la muerte

Publicado el 10 enero 2010 por Antoniopampliega

Una inmensa explanada salpicada de cruces- algunas de ellas anónimas- recuerdan a todos los que se paran ante ese improvisado camposanto el lugar en el que se encuentran: Ciudad Juárez. El viento azota el cementerio levantando nubes de polvo mientras la vida continúa en este lugar de muerte. Nadie llora a los muertos… porque no hay tiempo para las lamentaciones; y mucho menos cuando se convive a diario con la parca. Esa ‘zorra’ que camina despreocupada con su guadaña al hombro por las calles de de Ciudad Juárez en busca de nuevas almas que transportar al purgatorio.

Aquí, en la ciudad que nunca duerme, la muerte es como el tiempo… Algo que no se puede percibir; pero que rige los designios de quienes viven en la ciudad fronteriza. En Juárez no hay guerra- por lo menos no declarada- pero con ocho muertos diarios la convierten en una de las ciudades más peligrosas del mundo- a la altura de Mogadiscio, Kabul o Bagdad. En 2009 el campo santo registró 2.635 nuevas cruces.

Nombres pobremente escritos en un trozo de madera recuerda a los que allí reposan. Otros… sólo tienen la fecha en la que fueron encontrados. Son los muertos sin nombre. Pobres desalmados que encontraron la muerte en la ciudad maldita. La mayoría de los que allí reposan saldaron sus cuentas con los narcos; pero no es difícil encontrar nombres de soñadores, aquellos que llegaron a Juárez con la esperanza de cruzar la frontera con Estados Unidos para labrarse un porvenir… Gentes venidas de todos los rincones de Centroamérica y que jamás regresaran a la tierra que les vio partir. Entre los millares de cruces que pueblan el cementerio las cruces con nombres de mujeres son un alto porcentaje. Y es que la ciudad de la muerte ha sido encumbrada a la ignominia por el elevado número de mujeres que encontraron en Juárez la muerte. Alguna de ellas asesinadas sin la más mínima compasión.

En los pocos días de 2010 que han transcurrido más de medio centenar de personas han acabo en la morgue de la ciudad. Una media de ocho cadáveres al día otorgan a Juárez el deshonroso título de ciudad más peligrosa del mundo. Pero aquí es algo habitual. La parca campa a sus anchas, pero la impunidad , la violencia, el crimen y el asesinato la escoltan como sus feroces canes hambrientos de sangre fresca con la que alimentarse.

El Gobierno de Felipe Calderón mandó 8.000 soldados y policías para apaciguar los ánimos en la ciudad fronteriza y con la intención de que el crimen y la violencia descendieran… Pero nada ni nadie puede aplacar las ansias de más ánimas de la parca. Los tiroteos se entremezclan con las madres cargadas con bolsas de la compra o los autobuses repletos de escolares camino del colegio. La muerte y la vida separada sólo por el tiempo… Ese instante donde se decide cuándo se muere o cuándo se decide seguir viviendo. Las balas silban y los cláxones de los coches pitan. La vida y la muerte continúa en Juárez… Ocho muertos al día. Un buen día en la ciudad de la muerte.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista