Revista Cocina

Cocina con Trigo: Tarta de queso fresco

Por Trigomo

Tarta de queso frescoHoy empiezo con una sección nueva, para la que no me fijo una periodicidad, ya que iré escribiendo a medida que vaya jugando entre fogones o haciendo cosillas. Buscando una receta sencilla con la que empezar con buen pie la sección, me vino a la mente una tarta muy muy fácil de preparar, rápida y saludable, para aquellos que os apetezca tomar algún postre sin renunciar al régimen. Así que enfundaos el delantal, lavaos las manos y… ¡manos a la masa!

Ingredientes:

  • Dos tarrinas de queso fresco (medio kilo).
  • Tres huevos.
  • Un par de cucharadas soperas de harina (o un poco de Maizena).
  • Dos o tres quesitos.
  • Unos 100g de azúcar (yo no le pongo por mi diabetes y no está mal tampoco).

¿Pocas cosas verdad? Pues la cosa no se complica mucho más. Pon el horno a calentar a 220ºC. Coge un recipiente en el que puedas batir la mezcla comodamente (con batidora mejor), y vierte el queso y los quesitos. Bate todo bien y añade los huevos uno a uno, empezando con la batidora al mínimo y ve aumentando la velocidad poco a poco para que no queden trozos de queso sin batir. Si ves que la mezcla queda muy seca, añade el tercer huevo. Añade el azúcar y mezclalo todo bien. Tras esto, añade una o dos cucharadas de harina para que tenga un poco más de cuerpo, si ves que la mezcla queda muy líquida. Mezcla bien y reserva.

Extiende mantequilla por una fuente de horno (que sea un poco alta, ya que la tarta sube mucho), y espolvorea un poco de harina para evitar que se pegue la tarta al recipiente. Vierte la mezcla que tenias reservada. Baja la temperatura del horno a 180ºC y mete la fuente durante unos 20 minutos, dependiendo del horno. Lo mejor es que cuando veas que se empieza a dorar por encima claves un palillo o aguja y, si sale limpia, es que ya está lista.

Como modificaciones a esta receta: añadir parte del queso en forma de queso Philadelphia, para que quede más cremosa. Bañar la tarta en mermelada de frambuesa, por ejemplo, o espolvorear un poco de azúcar por la parte de arriba y, cuando le falta poco a la tarta, poner el grill para que se queme un poco el azúcar, quedando una costra muy rica.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog