Revista Medio Ambiente

Cómo consentir a un gato con juguetes

Por Mascotaplanet

A la hora de consentir un gato no hacen falta grandes o costosos juguetes. Los gatos siempre consiguen algo con lo cual ejercitarse. Es precisamente por la variedad de objetos con los cuales un gato puede pasar el rato que aquella persona que tenga uno como mascota tiene la ventaja a la hora de ofrecerle un juguete pues más allá de poder comprarle uno especialmente diseñado para gatos también puede dejarle algún objeto de humano o elaborar un juguete casero.

Cabe tener en cuenta que los gatos frecuentemente con tendencia cazadora a la hora de jugar perfeccionan su agilidad y capacidad de capturar el juguete que se mueve. Es por eso que el dueño de un gato a la hora de ofrecerle un juguete a su mascota debe tomar en cuenta ya sea el parecido que pueda tener con la presa y que sea de tales cualidades que le permita una manipulación difícil al gato para que realmente se esfuerce a la hora de capturarlo.

Juguetes caseros

Los mininos pueden tener horas de consentir a un gato es darle los mejores objetos para el entretenimiento de la mascota. Es bastante curioso que, mientras que para cualquier persona una hoja de papel arrugada que se pretenda botar no ofrece ninguna utilidad, los gatos los consideran una gran fuente de entretenimiento. Con ellos se puede desarrollar una persecución acompañada de crujidos que fijan fuertemente la atención del animal.

En el caso de las cajas de cartón estas, al igual que bolsas de papel sin asas, le dan un entorno al gato para jugar como si fuera un escondite o cueva. El recorrer el interior de la caja y entre entrar y salir constantemente hacen de estos objetos que normalmente se tirarían a la basura después de su uso una gran diversión para un gato. Finalmente las pelotas de tenis son un denominador común para el juego de gatos gracias a su constante rebote y dificultad de captura.

Precauciones al consentir a un gato

Así como a un niño pequeño, se debe ser cuidado de lastimarse o herirse a la hora de jugar o consentir a un gato. Para proteger al animal se debe considerar entonces el material y las dimensiones del juguete. Una preocupación mayor es que pueda tragarse alguna pieza por lo cual en el caso de pelotas o de peluches deben ser de un tamaño mayor al de su boca.

La lengua de los gatos en ocasiones está en contacto con sus juguetes por lo que en caso de elaborar uno casero, no se debe usar pegamento toxico ni tampoco aceites para aromatizarlo. Ya respecto al entorno de juego es categórico que el dueño no deje objetos tirados ni mucho menos aquellos que sean pequeños o afilados como agujas de coser. Esto es porque el instinto de caza en los gatos hace que les llame la atención cualquier objeto para poder perseguirlo.

Se debe también tomar en cuenta que, para evitar que el gato desarrolle agresividad al jugar, no haga uso de uñas ni dientes ni mucho menos que juegue con las manos de su dueño. Esto es vital porque ciertamente las uñas y dientes del felino dañan la piel humana sin que los gatos estén al tanto de la magnitud del daño. Para evitar eso no se debe incentivar el luego ni con pies o manos.

En resumen, los gatos a la hora de jugar no tienen limitantes en los objetos que usen lo que sí sería condición es el seguimiento del dueño en cuanto al bienestar de su mascota cuando juega.

Share


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :