Revista Infancia

¿Cómo corregir sin lastimar la autoestima de los niños?

Por Plazatoy

castigar sin dañar la autoestima de los niños

Cómo castigar sin dañar la autoestima de los niños

Las buenas habilidades de crianza de los hijos, piden a los padres a ser cooperativos con los niños y no  demostrar mal temperamento  con el fin de no hacer daño a la autoestima y el ego del niño.

Porsupuesto soy de la opinión que nunca se debe castigar o corregir a los niños  físicamente y pienso que  nunca ha sido una solución que mostrara resultados positivos.

Todo el mundo comete errores y también lo hacen los niños. Muchas veces cuando los adultos cuando se  equivocan dicen que no tenían otra opción. Pero cuando se trata de niños, sus errores son considerados como una “crisis” o una situación donde algunos padres  castigan a los niños físicamente, ya sea con un cachete o con una reprimenda exagerada.

Esto definitivamente no es el camino correcto porque puede herir a sus hijos por el simple hecho de castigarlos. ¿Puede alguien en este mundo afirmar que sus hijos dejaron de cometer errores después de darles nalgadas?

Los castigos físicos   a menudo perjudica a la autoestima de los niños y no ayuda a hacer las cosas mejor la próxima vez.

En este artículo hablo “como se puede dar castigos sin lastimar la autoestima de los niños”.

10 Consejos importantes para dar castigos sin lastimar la autoestima de los niños

1. Nunca daño físico  a sus hijos.

2. Trate de mantener su ira, ya que ello evitará cualquier daño grave al niño.

3. No sobrecargue al niño con un gran discurso. Tales sesiones pueden  ser aburridas y el niño pueden no prestar la debida atención.

4. Comience por alabar a los niños por sus buenas acciones y luego llegar al tema y expresar su enojo de una manera educada través de la crítica constructiva.

5. Dele a su hijo una oportunidad de rectificar su error e incluso  si se repite el mismo error, entonces puede tratar de ser firme en ciertas formas, que incluiría no comprarle de regalos, tiempo restringido para ver la televisión, la prohibición de sus hijos programa favorito, videojuegos etc.

6. Siempre trate de centrarse en un tema cada vez.

7. No haga referencia a temas y errores de sus hijos que sucedieron hace mucho tiempo.

8. No arrastre la situación durante un tiempo  largo.

9. Dejar de repetir lo mismo una y otra vez, porque puede confundir o dañar a las emociones de sus hijos.

10. Trate de hablar con su hijo en privado. Los niños se abren más francamente cuando no hay nadie alrededor. Por otro lado, no hay necesidad de hacer un gran problema frente a otros miembros de la familia.

Estos consejos le pueden ayudar a conseguir que su hijo vaya en la direcciones correcta e impartirle un carácter saludable.

Razones por las cuales los padres pueden  perjudicar a sus hijos cuando los castigan:

– Los padres consideran a los niños  como su propiedad privada .

– Los padres consideran que el castigo físico  ayuda a los niños a hacer las cosas de una manera mejor  y sin errores.

– Puesto que los padres recibieron azotes por sus padres, piensan que es la única manera de aprender cosas.

– Ser padre o madre, lo consideran como un “título” por el que sus  acciones estan siempre dirigidas en el mejor interés de su / sus hijos.

Malas prácticas para corregir o castigar a un niño

– La burla

– Castigo físico

– Encerrarlos  en una habitación

– Criticar destructivamente

– Amenazarlos con consecuencias nefastas

– Humillarlos delante de los demás

Todas estas formas anteriores de castigo normalmente hiere la autoestima del niño. Me pregunto cuántas de estas prácticas de castigo realmente detiene a los niños de cometer los mismos errores, pero pienso que sin duda les hace daño emocional y mentalmente.

Esos castigos también dan a los niños algunos mensajes equivocados. Mensajes como “está bien hacer daño a alguien si realmente se enfada con él” o “tal acto violento es completamente justificable”.

Estos mensajes dan a los niños impresiones erróneas y mala enseñanza.

Cómo se puede dar castigos sin lesionar la autoestima de los niños.

Sea firme pero educado

Trate de explicara sus hijos sobre  los errores que han cometido, sea firme y no muy suave. Pero al mismo tiempo, no es necesario ser grosero, simplemente trate de ser educado.

La firmeza en su tono debe expresar su enfado y la gravedad de las situaciones para que los niños puedan percibirla fácilmente. Pero los padres no tienen que ser groseros y reaccionar de una manera que realmente asuste a los niños . Expresar su enojo de una manera firme pero educado.

Mostrar respeto a sus hijos

A pesar de que son sus hijos, ésto no quiere decir que se convierten en ¡su propiedad! . Aunque los niños son niños, ellos también merecen el mismo respeto que usted . Del mismo modo  que los padres hacen errores y aprenden, permita que los niños también aprendan de sus propios errores. Explique a los niños lo que salió mal y por qué no debería haber cometido esos errores. Dígale  los efectos adversos de sus errores y peda que rectifique o que la próxima vez  no se repita.

La mayor parte de los errores cometidos por los niños son sólo debido a la ignorancia pura y una vez que los niños entienden los efectos adversos de los errores tratarán de no repetirlos.

Humillar a los niños  frente a los demás no es un castigo

Algunos padres tienen la costumbre de humillar a sus hijos delante de sus amigos, clientes u otras personas.  Los niños nunca pueden mejorar a partir de tales humillaciones  y no hay posibilidad de que  rectifiquen sus errores. De hecho la humillación constante puede hacer al niño rebelde y  compretería a propósito este tipo de errores. Por lo tanto; un acto humillante para los  niños es un acto inútil  y no un castigo.

Criticar a sus hijos

Criticar hasta la fecha nunca ha sido de ayuda o solución a cualquier problema. Criticar a niños recordándoles constantemente sus faltas no es una forma saludable de castigar a su hijo. Esos castigos rara vez muestran signos de mejora.

Cuando criticamos a nuestros hijos,  sólo les regañamos por sus obras o errores equivocados, pero en este proceso, en realidad nunca les decimos qué errores  han hecho.

La crítica constante duele al ego y la autoestima de los niños y poco a poco les separa de sus padres. En tales circunstancias,los niños se hacen demasiado introvertidos y dejan de expresar sus sentimientos o simplemente se encierran en su propia “coraza”.

Trate la crítica constructiva

Hay una gran diferencia entre la crítica destructiva y la crítica constructiva. La crítica destructiva  hiere la autoestima y el ego de sus hijos como se mencionó anteriormente. Pero, por otro lado, la crítica constructiva en realidad puede ayudar a mejorar el comportamiento de su hijo e impedirle la repetición de errores.

La crítica constructiva por lo general da mensajes adecuados y sinceros  a los niños . También permite que el niño piense sobre su error y tome decisiones  de una manera sana.

La crítica constructiva ayuda a los niños a comprender lo que ha salido mal y les da la oportunidad de corregir sus errores.

Aquí hay una declaración que es un buen ejemplo de crítica constructiva:

“No hay duda de que tus notas son  buenas en matemáticas y lengua, pero si se le dedicas un poco más de tiempo para Inglés, estoy seguro de que conseguirás también buenas calificaciones”.

PlazaToy: Juguetería Online

Artículos relacionados  Enseñar a resolver conflictos y enfados

Guardar


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :