Revista Arte

Cómo prevenir problemas de tensión en la tela

Por Chemasenra @chemasenra


ondulaciones en lienzo con cola de conejo
¿Problemas en tensar la tela con cola de conejo? Vamos a ver por qué.
Muy buenas, a veces se presentan problemas a la hora de tensar un bastidor de tela o un lienzo: se crean ondulaciones, se tensa sólo en una determinada área, etc. Obviamente, sin tener vuestro bastidor delante me resulta complicado saber cuál es el problema.
Doy por sentado que el proceso lo habéis realizado correctamente, aunque algún cambio en estos principios básicos puede hacer que en vuestro lienzo aparezcan ondulaciones, así que repasaremos juntos algunos aspectos principales para un buen resultado final.
1. Lo primero es el montaje de la tela con el entramado paralelo al listón del bastidor.  Tensando y grapando desde el centro del listón hasta las esquinas, alternado el lado del bastidor para repartir la primera tensión (antes de la imprimación). Aquí ya hay que darle gran parte de la tensión a la tela, y no solamente colocarla. Y por cierto, SÍ, se puede usar tela con fibras sintéticas. (cómo montar un bastidor de tela)
2. Lo segundo es una buena fabricación de la cola de conejo Si os excedéis con el agua para la hidratación de los granos o las pastillas conseguiréis aguacola (que no cola) con un poder de tensión mucho menor. Si en el proceso de disolución al baño maría la cola de conejo llega a hervir perderá sus propiedades de elasticidad que son las que proporcionan la tensión. Si os saltáis el proceso de disolver la cola al baño maría, la cola no tendrá absolutamente ninguna tensión, será simplemente gelatina fría. (cómo preparar la cola de conejo)
3. Lo tercero es crear la imprimación. Debéis controlar las proporciones de material de carga con respecto a la cola. Si exageráis con las cantidades de yeso, aceite de linaza, blanco de España, etc. el porcentaje de cola de conejo será tan bajo que no podrá actuar en la tela aunque esté correctamente preparada. Es mejor exagerar con la cola de conejo, llegados a este punto. (imprimación a la creta o imprimación a la media creta o imprimación al óleo)
4. Lo cuarto es la manera de dar la imprimación. Si la tela es de entramado grueso (tipo arpillera o similar) es aconsejable dar una primera capa de cola de conejo sin más, para embeber la tela y rellenar los huecos del entramado. Un exceso de carga de imprimación puede llevar la tela a crear pompas y ondulados por el propio peso de su masa, incluso con una buena proporción de cola. Es mucho mejor dar varias capas cada vez más finas. Siempre hay que imprimar la parte trasera de la tela para conseguir una tensión uniforme, antes de que la parte delantera esté seca. (Cómo imprimar un lienzo)
5. Por último el secado de la imprimación. Lo ideal es secarlo en horizontal colgando boca abajo (para que la tela no toque la cruceta interna de madera del bastidor). Así el peso de la imprimación mientras está fresca no ondula la tela. Si lo secamos en vertical, es interesante ir girando 90º el bastidor de vez en cuando para que la gravedad no influya negativamente antes de que esté seco.
No se me ocurre nada más, a no ser que la tela sea absolutamente sintética, sin ninguna fibra orgánica. En ese caso la tela es de plástico (por así decirlo) y no absorbe nada de imprimación, de hecho no la necesita.
Chema Senra Cómo prevenir problemas de tensión en la tela


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revista