Revista Psicología

Cómo soltar cualquier emoción, pensamiento o creencia en 7 pasos

Por Sara @artista360

Como ya expliqué en Decidir Soltar, he desechado de mi vida todas las técnicas, herramientas y terapias psicológicas, energéticas y espirituales, a excepción de una, que es la que utilizo a diario para soltar cualquier emoción, creencia o pensamiento que me limite.

un bolígrafo que tengas en la mano, y no, no te estoy vacilando. Para soltar cualquier cosa que tienes en la mano, sólo tienes que tomar la decisión de hacerlo. Al tomar la decisión, tu cerebro da la orden a todos los músculos y tendones de la mano para que se abra y deje caer al suelo aquello a lo que se estaba aferrando. ¿Y por qué deberíamos soltar? Porque si nos aferráramos toda la vida al bolígrafo que tenemos en la mano, nos va a impedir coger otras cosas, nos va a impedir alimentarnos o crear con esa mano, ¿verdad? Pues cuando nos aferramos a nuestras creencias, a nuestros pensamientos o a nuestras emociones, hacemos lo mismo. Estamos impidiendo nutrirnos, crear y ser libres para hacer lo que nos de la gana.

Cómo soltar cualquier emoción, pensamiento o creencia en 7 pasos
Soltar es tan fácil como dejar caer Si no gestionamos nuestros pensamientos, creencias y emociones, éstas nos gestionarán a nosotros. Y para gestionarlos, lo que hay que hacer es soltarlos.

¿Qué ocurre cuando los soltamos? Que dejamos de ser esclavos para ser libres. ¡Y es una sensación increíble! Así que si quieres disfrutar de la libertad, sólo tienes que seguir los siguientes pasos:

  1. Sé consciente de cómo está tu cuerpo, qué sensaciones, emociones, pensamientos o creencias tienes ahora mismo. Puedes prestar atención a tu cuerpo con los ojos abiertos o cerrados, eso es indiferente. Quizás descubras que tienes una presión en el pecho que contiene ansiedad, o una rabia alojada en el estómago, tristeza en el corazón... no hay emociones fijas a zonas del cuerpo fijas. Cada emoción puede alojarse en cualquier parte del cuerpo. Sólo localiza el sentimiento actual en la parte del cuerpo donde esté.
  2. Acéptalo. Pregúntate: "¿Podría aceptarlo?" Lo siento, no se puede soltar nada que no aceptes, porque al resistirnos a aceptarlo estamos bloqueando la liberación. Muchas veces es difícil aceptar que sientes odio, rabia, ira, resentimiento... pero resistiéndonos a aceptarlo, sólo lo estamos haciendo más fuerte.
  3. Si no puedes aceptarlo, pregúntate: "¿Prefiero seguir aferrándome a ello o ser libre?" Está claro, que todos queremos ser libres, no esclavos de nuestras emociones, así que tras esta pregunta seguro que te será más fácil aceptarlo.
  4. Pregúntate: "¿Podría soltarlo?" En esta fase sólo tienes que plantearte hipotéticamente si podrías hacerlo en algún momento. Si tu respuesta es sí, continúa el proceso. Si la respuesta es no, vuelve al paso 3.
  5. Pregúntate: "¿Lo haría?" Estás a punto de tomar una de las mejores decisiones de tu vida, ¿estás dispuesto a hacer lo que sea necesario para ser feliz?. Si tu respuesta es sí, continúa, si la respuesta es no, vuelve al paso 3.
  6. Pregúntate: "¿Cuándo?" Toma la decisión AHORA de soltar. No vas a soltar mañana, o dentro de un rato, o cuando algo externo a ti cambie. Es importante que respondas a la pregunta con un AHORA, para dar la orden a tu cerebro.
  7. Suelta. Siente cómo al tomar la decisión de soltar, se abre una especie de vacío en tu interior, como si aquello que sueltas deja un hueco al irse. A lo mejor no lo sientes porque aparece de repente otra emoción o sentimiento. ¡Enhorabuena! Ahora tienes la oportunidad de soltar algo que estaba aún más profundo.

La práctica hace al maestro, cuanto más practiques, más fácil va a ser soltar. Al principio puede ser un poco difícil soltar solo, así que quizás sea conveniente que pidas ayuda a alguien para que te guíe en el proceso. Puedes pedirle a algún familiar o amigo que te vaya haciendo las preguntas, o si no, busca a algún profesional imparcial que te ayude.

Te aseguro que si pones en práctica la técnica de soltar, tu vida va a cambiar. No va a cambiar ahora, ni mañana, ni dentro de unos meses. Esto es un trabajo diario. Cada día yo me encuentro con emociones que aparecen, creencias que me limitan y pensamientos que me boicotean. Y tengo dos opciones: aferrarme a ellos y vivir toda mi vida con esa basura dentro de mi, o soltarlos y ser libre. Recuerda que lo soltado, soltado queda para siempre. No va a volver. Aparecerán emociones, creencias y pensamientos parecidos, pero no serán los mismos que soltaste.

Cuanto más sueltes, más energía vas a tener, más poder, más control, más claridad, más alegría, más tranquilidad... Y no, no te vas a quedar en blanco, siendo un robot o alguien muerto en vida porque hayas soltado todo. Al revés, tendrás más humanidad que nunca y serás libre para poder hacer lo que realmente quieras.

Te animo a que pongas en práctica los pasos para soltar y que me escribas en los comentarios tu experiencia. Si tienes cualquier duda, estoy aquí para ayudarte.

Un saludo y ¡¡¡¡a soltar!!!!

PD: Vuestras peticiones han sido oídas y en Julio lanzo un curso de Coaching para Artistas en Madrid, donde no sólo practicaremos cómo soltar a mansalva, sino que trabajaremos en profundidad para que cada uno de vosotros salga de allí con las pilas puestas y con herramientas de sobra para hacer frente a cualquier reto artístico al que os queráis enfrentar. Para más información, haz click en la foto. Nos vemos!

Cómo soltar cualquier emoción, pensamiento o creencia en 7 pasos
Cómo soltar cualquier emoción, pensamiento o creencia en 7 pasos

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista