Revista Psicología

Cómo superar el suicidio de un ser querido (Relación entre suicidio y autoestima)

Por Miriam100890

Este es un artículo de invitado escrito por Tania del blog RevolucionaT en el que nos cuenta como superar el suicidio de un ser querido a través de su experiencia personal.

como superar el suicidio de un ser querido

Hola, ¿qué tal? Mi nombre es Tania y tengo el placer de escribir para Psicorumbo, blog que sigo desde hace tiempo y que me parece de un inmenso valor.

Desde que empecé en el mundo online con mi proyecto RevolucionaT, ayudando a las mujeres valientes que debido a sus complejos y falta de autoestima no consiguen la vida que desean,  conseguí conocer a gente como Miriam, dispuesta a ayudar a todo el que se cruza en su camino.

Gracias a Miriam, siempre dispuesta a colaborar y ayudar a sus lectores de mil maneras, puedo estar aquí para contarte que superar el suicidio de un ser querido es posible y muy necesario para las personas que se quedan.

Soy consciente de que puede parecer un tema poco agradable, lleno de tabúes y que no se suele tocar en tus conversaciones habituales. Pero si has padecido el suicidio de alguien de tu entorno, entenderás perfectamente la necesidad de expresar ciertas emociones y encontrar respuestas a las preguntas que cualquiera se haría en esa situación.

¿Por qué?

¿Y si…?

¿Cómo ha sido capaz?

El suicidio ha llegado a mi vida en tres ocasiones, la última y más traumática la de mi abuelito, pero como soy de esas personas que le buscan el lado bueno a todo, de este suceso también he conseguido sacar grandes aprendizajes que estoy segura de que pueden servirte a ti también.

¿Quieres aprender cómo superar el suicidio de un ser querido para que no te haga más daño?

¿Quieres saber cómo ayudar a alguien que ha pasado por ello?

Eres muy valiente por estar aquí y me encantaría ayudarte.

No puedes superar el suicidio de un ser querido si eres incapaz de hablar de la muerte

Hay demasiados tabúes con esto de morirse…y es precisamente la cosa más natural de todas las que hacemos en la vida.

Sin embargo, es normal que le tengas tanto miedo a todo lo que tiene que ver con la muerte porque eso es lo que te han inculcado desde siempre.

Por eso es muy importante para superar el suicidio de un ser querido que aprendas a verbalizar todo lo que tenga que ver con aquella situación tan traumática que viviste.

Yo no soy médico, ni psiquiatra o psicóloga, lo que sí soy es una persona que ha vivido tres suicidios muy de cerca y ha conseguido superarlos, pero si todo lo que voy a contarte no te sirve deberías ponerte en manos de profesionales especializados en el tema.

Sin superar el suicidio de un ser querido no puedes ser feliz

¿Te suena esto de “perdono pero no olvido”? Pues no creo que se pueda perdonar si no hay “olvido” de por medio.

Lo mismo pasa cuando un ser querido decide suicidarse, intentas seguir tu vida como si nada pero guardando en tu interior mucho más rencor y rabia de lo que eres capaz de soportar.

Por fuera parece que estás bien, que has conseguido superarlo, que la vida sigue y tú eres fuerte pero por dentro:

  • Te cuesta conciliar el sueño,
  • aún tienes pesadillas,
  • todavía te viene esa imagen a la cabeza,
  • sigues haciéndote preguntas
  • y te gustaría poder echarte a esa persona a la cara y decirle cuatro cosas por todo el daño que te está haciendo.

Y es que superar el suicidio de un ser querido no es nada fácil.

¿Pero crees que estando lleno de rencor y rabia podrás ser feliz?

Cómo puedo entender a la persona que se suicida

Sé que te resulta muy complicado superar el suicidio de un ser querido porque es muy difícil llegar a entender a la persona que, voluntariamente, ha decidido quitarse la vida.

Lo primero que piensas en estos casos es “¿¡cómo ha podido ser tan egoísta!?”

Eso fue lo primero que pensé cuando llegamos a casa de mi abuelito y nos dijeron que se había ahorcado.

Grité, chillé, lo insulté…tengo un vago recuerdo de aquello por la tensión del momento, pero sé que eso fue lo que hice porque después he lamentado mucho el no haber sabido comportarme de otra manera en aquel momento.

Mientras mi hermana y mi prima más pequeñas se hacían cargo de la situación, yo lloraba y maldecía.

De todo lo que pasó después me acuerdo perfectamente, porque una vez que me calmé enseguida conseguí volver en sí y razonar un poco mejor.

Aunque, cuando se trata de superar el suicidio de un ser querido, cuesta bastante trabajo empezar a razonar de una forma coherente.

Recuerdo lo enfadados que estábamos todos, sólo habríamos la boca para llamarle “egoísta”.

¿No es igual de egoísta la persona que se queda enfadada porque ese familiar se ha ido sin pedir permiso ni contar con nadie dejando ese mal sabor de boca?

¿No es igual de egoísta la persona que para no sostener su sentimiento de culpabilidad carga la culpa en los demás?

No estoy diciendo que nadie tenga la culpa de que alguien se suicide, ¡eso nunca!, pero aunque no tengas la culpa es inevitable sentirte culpable y por ello te enfadas con la persona que se ha ido.

No sólo te enfadas porque se haya ido, te enfadas porque te ha dejado frente a una situación que nadie quiere vivir.

Soy consciente de lo complicadísimo que es entender que alguien a quien quieres pueda hacer algo así, pero para superar el suicidio de un ser querido es fundamental que entiendas cómo esa persona ha podido llegar a una situación como esa.

Motivos más frecuentes que llevan a una persona a suicidarse

Muchos son los estudios que se han realizado sobre este tema, y diversos son los motivos que pueden llevar a alguien al suicidio.

Como puedes leer en este artículo, por lo general no hay una sola causa que lleva a una persona a intentar suicidarse, normalmente es un cúmulo de causas que hacen que esta persona no vea otra salida.

Es muy necesario que conozcas algunas de estas causas para poder superar el suicidio de un ser querido.

Los motivos más frecuentes de suicidio pueden ser:

  • Drogas legales e ilegales

Hay medicamentos que pueden provocar tendencias suicidas, aunque nadie se haga cargo de decirlo (el artículo que te he compartido más arriba habla un poco más de esto).

  • Desesperanza existencial

Hacerse preguntas para las que no encontramos una respuesta esperanzadora como “¿para qué estoy aquí ya?”, pueden provocar esa necesidad de acabar con la propia vida.

  • Furia, ira

Las personas que no saben controlar sus emociones y se dejan dominar por la ira pueden acabar cometiendo actos de este tipo.

  • Intolerancia a la crítica y al fracaso

Cuando no eres capaz de soportar las opiniones negativas que los demás tienen de ti, o cuando consideras que has fracasado estrepitosamente en algo, puedes llegar a perder el sentido de tu vida.

  • Depresión

La depresión es un trastorno muy grave que hace que la persona, que no está en sus plenas facultades, se plantee suicidarse una y otra vez puesto que no encuentra otra solución para mejorar su estado.

  • Querer castigar a alguien

Tristemente, en muchas ocasiones, la persona que se suicida busca castigar a alguien por algo que le ha dolido mucho. Así, quitándose la vida, consigue que la otra persona pague para siempre por lo que supuestamente le ha hecho.

Superar el suicidio de un ser querido se vuelve algo menos complicado cuando consigues entender, aunque sea un poco, los motivos que han llevado a esa persona a despedirse de este mundo de esa manera.

Mitos sobre el suicidio  que no me trago

Hay ciertas cosas a cerca del suicidio que no comparto y cuya falsedad he podido comprobar en mis carnes:

  1. La persona que quiere suicidarse no lo cuenta

Mentira. En los tres casos de suicidio que yo he vivido más de cerca, en los 3, estas personas manifestaron en algún momento la intención de poner fin a sus vidas. Pero claro, ¿quién hace caso a estos comentarios que siempre consideramos “tonterías”?

Así que, por favor, si alguien cercano a ti ha manifestado intenciones de suicidarse, intenta que se ponga en manos de los profesionales adecuados.

  1. La persona que se suicida es una egoísta

No creo para nada que sea así, aunque ese sea el primer adjetivo que siempre se nos viene a la cabeza cuando nos enteramos de que alguien se ha suicidado.

“¡No ha pensado en nadie nada más que en él!”, decimos…Cuando a veces es precisamente la sensación de ser una carga lo que lleva a la persona a suicidarse.

  1. La persona que se suicida es una cobarde

¿Si? ¿Te parece cobarde un señor con 90 años que prepara todo lo necesario para ahorcarse, se quita su boina, se sube a una escalera, anuda una cuerda a una viga del techo, hace un nudo perfecto, mete la cabeza y se deja caer, sabiendo el sufrimiento que va a tener que pasar antes de morir?

A mí me parece que hay que echarle muchos huevos, porque hay formas y formas de quitarse la vida.

Por supuesto que hay casos en los que un suicidio es un acto de cobardía ante la incapacidad de soportar la propia vida y hacer frente a las dificultades, ahí es el camino fácil.

Pero en otras ocasiones hay que echarle mucho valor…

Relación entre suicidio y baja autoestima

Soy consciente de que puede parecer un análisis muy simplista de un tema muy complicado, pero recuerda que no soy médico y que hablo sólo desde mi humilde punto de vista.

Sin embargo, he encontrado numerosos estudios como este que relacionan las conductas suicidas con la baja autoestima.

En los tres casos de suicidio que he vivido más de cerca a lo largo de mi vida, en los 3, te estoy hablando de personas con la autoestima por los suelos.

Dudo mucho, muchísimo, que una persona con una autoestima sana sea capaz de darle tan poco valor a su vida, hasta el punto de decidir acabar con ella.

En el caso más reciente, el de mi abuelito hace unos pocos meses, te estoy hablando de una persona que al no quererse nada a sí mismo, tampoco era capaz de querer a nadie. Al menos no de la forma en que yo entiendo el amor.

¿Cómo puedes pretender que una persona que no tiene amor por nada quiera seguir viviendo?

Mi abuelo ya era mayor, tenía sus 90 años bien cumplido, y estaba físicamente estupendo. ¿Pero quién nos dice que no estaba pasando por una depresión?

Podría haber estado sufriendo una crisis existencial muy profunda que le llevase a plantearse para qué tenía que seguir viviendo:

  • Su mujer ya no estaba
  • Sus hermanas iban muriendo poco a poco dejándole cada vez más solo
  • Sus amigos también iban desapareciendo
  • No se encontraba todo lo bien que a él le gustaría
  • Y tampoco era una persona con gran afinidad con su familia, tenía un carácter complicado

¿Qué motivos tenía mi abuelo para seguir viviendo?

Desde mi punto de vista ¡muchos!, pero está claro que él no pensaba lo mismo.

Una persona que se quiere y se respeta, que ama lo que le rodea, no se plantea en ningún momento quitarse la vida de esa manera, tenga la edad que tenga y se encuentre en las circunstancias que se encuentre.

Cómo superar el suicidio de un ser querido sacando algo bueno de ello

No te cortes si lo que te sale ahora mismo del alma es mandarme a tomar viento fresco.

“¡Cómo se le puede ocurrir a esta decir que se puede sacar algo bueno de un suicidio!”

Pues sí, la tía loca que te está hablando piensa que se puede sacar algo bueno de todo en la vida, hasta de un suicidio.

Para afrontar algo, en este caso para superar el suicidio de un ser querido, lo primero que necesitas es querer superarlo. Si quieres vivir en la pena, el victimismo y el enfado, has elegido no superar nunca ese acontecimiento tan traumático. Es tu decisión, no pasa nada.

Si, por el contrario, quieres seguir viviendo feliz y enriqueciéndote de todo lo que te sucede a lo largo de tu vida, quiero contarte todo lo que yo aprendí de aquella situación.

6 claves para hacer frente a un suceso tan terrible

Como te contaba más arriba, mi abuelito se suicidó hace unos meses, dejándonos a toda la familia una sensación horrible.

Nadie que no haya pasado por esto puede considerar lo difícil que es superar el suicidio de un ser querido.

En mi caso, si encima es una persona mayor, la gente te cuenta que “es ley de vida”, que si “mi abuela también falleció porque era muy mayor”, bla bla bla.

Pero si has vivido el suicidio de un familiar sabes que esos ejemplos nada tienen que ver con lo que tú sientes.

Te explico las claves que me han hecho llevar esta situación lo mejor posible y sacar algo bueno de ello:

  1. Manifiesta lo que sientes y no evites el dolor

Al principio, la rabia, la impotencia y la culpabilidad no te van a dejar pensar con claridad. No te las guardes y saca de dentro todas las emociones que lleguen a ti. Llora, grita, patalea…¡cágate en todo lo que se menea!, estás en tu derecho.

Quizá en su momento contuviste estas emociones y ahora piensas que ya es tarde, que ya no las sientes, pero no es así. Esas emociones se quedan ahí, enquistadas, haciéndote daño, y esperando que algún día te des cuenta y las liberes para empezar a sentirte mejor.

Busca un lugar donde puedas estar solo y pensar en lo sucedido, y deja salir todas las emociones. Después sentirás que te has liberado de una pesada carga.

No evites el dolor. El dolor es un maestro y dejarlo estar, sentirlo y aprender a superarlo te va a hacer mucho más fuerte.

  1. No permitas que el sentimiento de culpabilidad te invada

Fue su decisión, esa persona decidió quitarse la vida por el motivo que sea, y tú no tienes nada que ver ahí.

Las expresiones como:

“es que si hubiera llegado antes”

“es que si no le hubiese dicho esto o aquello!

“y si hubiese venido a verle hoy…”

Incluso si la persona que se quitó la vida lo hizo para castigarte por algo que tú le habías hecho, tampoco tienes la culpa. La palabra culpa no existe en mi vocabulario.

La responsabilidad que tú pudiste tener en eso que hiciste, no significa que seas culpable del suicidio.

La persona que se ha suicidado ha elegido ese camino en lugar de hablar contigo el problema para solucionarlo, pegarte un puñetazo o dejar de hablarte para siempre.

Ha tomado la peor decisión y la más drástica, y justo para que te sintieses como te estás sintiendo. Así que si lo ha hecho para castigarte, no le des el gusto de arruinar tu vida porque esa persona no haya sabido hacer las cosas de otra manera.

  1. Nada de rencor

El rencor es el sentimiento más dañino de todos lo que se me ocurren ahora.

Aunque superar el suicidio de un ser querido pase por maldecir y sentirte furioso, son emociones que tienen que salir para no quedarse dentro, no para regir el resto de tu vida.

Es muy importante que perdones. Perdona a esa persona por no saber hacer las cosas de otra manera.

¿Crees que si lo hubiese sabido hacer mejor se hubiese quitado la vida? ¡Pues claro que no!

Pero aunque te destroce durante un tiempo y te haga sentir inmensamente triste, perdonar a esa persona es la manera más bonita de seguir unido a ella por un vínculo de amor, no de rencor y angustia.

  1. Habla con la persona que se ha ido

Cuidado con esto que no estoy hablando de videntes, espíritus, ni nada parecido. Aunque me parece genial que cada persona busque la manera que prefiera.

Lo que quiero decir con que hables con la persona que se ha suicidado es que la imagines frente a ti y le expreses lo que sientes, con la única intención de que te sientas aún más liberado.

Al principio te sentirás raro, hablando con el aire, pero te garantizo que este ejercicio es mucho más potente de lo que te crees.

  1. Cuida tu autoestima

De igual forma que la persona que se ha suicidado no tenía ningún aprecio por su vida, si dejas que ese mismo sentimiento que ella sentía te invada a ti tu autoestima caerá por los suelos.

Si te castigas, no te permites expresar tus emociones, cargar toda la culpa en ti, no logras salir del rencor, sentirás tal desprecio por ti mismo que tu baja autoestima no te permitirá seguir adelante y ser feliz.

Estás sufriendo un suceso muy traumático, estás intentando superar el suicidio de un ser querido, así que mímate, ámate y cuídate todo lo que puedas.

  1. Reflexiona

Cuando murió mi abuelito, hubo algo en casa que cambió. Mi padre, después de pasar su duelo, de enfadarse muchísimo  y de culpar a todo el mundo, consiguió darse cuenta de muchas cosas.

Creo que consiguió darse cuenta de lo mucho que se parecía a mi abuelo en algunos aspectos y de qué cosas sería mejor cambiar para ser un poco más feliz.

Esto son sólo suposiciones mías, por supuesto, pero lo que te intento transmitir es que cuando sucede algo así, hay que intentar darle la vuelta para obtener alguna herramienta que nos haga la vida mejor.

Quizá en esos momentos te des cuenta de que podrías cuidar más a tus seres queridos, de que a veces te enfadas sin motivo, de que mejorar tu autoestima y salud emocional es muy importante…

Y si te das cuenta de estas cosas, ya habrás sacado algo muy positivo y estarás mucho más preparado para superar el suicidio de un ser querido, e incluso ayudar a otros a superarlo.

Conclusiones

A nadie le gustaría tener que superar el suicidio de un ser querido, por muchas cosas buenas que sea capaz de sacar de ello, pero no es cosa tuya.

Tú no puedes impedir que alguien quiera poner fin a su vida, aún dándole todo el amor del mundo.

Quizá no debería ser así, pero cada uno es responsable de su propia existencia. No somos nadie para juzgar qué hace cada persona con su vida, nos guste más o menos.

Ojalá algún día seas capaz de evitar cualquier problema que te surja, pero como aún no es posible, tendrás que lidiar con situaciones que no te gusten e intentar que sean las menos posibles.

Para ello, cuando más amor te des a ti y a todo lo que te rodea, menos probabilidades tendrás de sufrir situaciones de este tipo.

En su momento, me machaqué mucho pensando que podría haberle dado mucho más amor a mi abuelito y así, quizá, se hubiese sentido tan bien que no hubiese hecho lo que hizo.

Así que aunque a mi abuelo ya no le sirva de mucho mi amor, intento hacerlo con las personas que tengo más cerca. Regalar todo tu amor es lo que más sentido le dará a tu vida.

¿Cómo superar el suicidio de un ser querido?

  • Llenando de amor su recuerdo,
  • llenando de amor tu propia vida
  • y llenando de amor la vida de cualquiera que se cruce en tu camino

Me encantaría ayudarte a llenarte de amor por dentro, del amor más importante: el amor a ti misma. Para ello quiero hacerte este regalo. ¡Disfrútalo!

Si crees que este artículo puede ayudar a alguien sería maravilloso que lo compartieses.

Si además tienes algo que comentar o que aportar estaremos encantadas de leerte.

¿Te gustaría contarnos algún suceso de este tipo que hayas vivido o hablarnos de alguna herramienta para afrontar una situación así?

Un gran abrazo


Cómo superar el suicidio de un ser querido (Relación entre suicidio y autoestima)
Desde que conseguí superar mis problemas de autoestima y empezar a perseguir mis objetivos de verdad, decidí que quería ayudar a otras mujeres a hacer lo mismo. Quiero que dejes atrás tus complejos, mejores tu autoestima y seas capaz de darte todo el amor que necesitas y que estás buscando fuera, cuando lo tienes todo dentro de ti.



Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista