Revista 100% Verde

¿Cómo tener un negocio y no dañar el ambiente?

Por Everde @BlogEverde
¿Cómo tener un negocio y no dañar el ambiente?
Muchas de las cosas que hacemos, usamos o consumimos pueden potencialmente dañar al medio ambiente, o haber sido hechas con procedimientos que pueden ser causantes de contaminación.
Esto no significa que somos malas personas o que no podemos hacer o usar casi nada, pues el impacto de muchas de las cosas no es excesivo, pero siempre deberíamos estar conscientes del posible daño de cada cosa.
Cuando estamos considerando formas de generar un ingreso o en ideas para iniciar un negocio, también deberíamos tener en cuenta el posible daño que podría causar al ambiente, e intentar reducirlo tanto como podamos.
¿Qué daño puede causar un negocio? Considerar que nuestro negocio es causante de contaminación o daño al ambiente puede ser duro, y algunas veces difícil de creer, especialmente si nuestro negocio no es algo como una fábrica, minería, o similares.
Tomar en cuenta al ambiente cuando tenemos un negocio se trata de considerar que daño, directo o indirecto podría ocasionar, y si no es una exageración, o si podríamos hacer algo diferente para seguir obteniendo buenos resultados y también ayudar.
Existen pequeños actores, tales como distribuir muchas bolsas plásticas o de papel, vender ropa hechas con piel de animales o generar muchos desechos y no reciclarlos o usarlos de nuevo, si es posible.
Algunas acciones que podemos hacer para hacer nuestro negocio más amigable con el ambiente
1. Tener cuidado con lo que se vende Existen cosas como productos o utensilios cuya fabricación por si sola podría no representar un gran impacto en el medio ambiente, pero que cuando son producidos en masa, pueden ser muy dañinos. En este sentido, incluso si nuestro negocio no se trata de fabricar estos productos, el uso o consumo de estos podría ser una causa, aunque pequeña, de contaminación o otras consecuencias negativas.
Cosas como utilizar muchos productos hechos de plástico, especialmente aquellos que son destinados a ser usados una sola vez, como las pajillas (pitillos) o las bolsas, plásticas o de papel, podrían contribuir negativamente.
2. Usar servicios amigables para el ambiente Hay medidas para cuidar el ambiente que no están disponibles o de fácil acceso para la mayoría de las personas, como un carro eléctrico o utilizar energía renovable, por ejemplo, a través de paneles solares.
Pero si es posible, vale la pena utilizar servicios que sean más amigables con el ambiente. Por ejemplo, si en tu ciudad existe la posibilidad o consumir energía eléctrica renovable, si puedes costearlo, podría ser una gran alternativa.
Otras acciones, como el reciclado, utilizar varias veces algunas cosas, siempre teniendo la higiene adecuada o consumir menos recursos, por ejemplo, si el negocio utiliza mucha gasolina, son pequeñas acciones que pueden hacer una diferencia.
3. Fomentar el uso de las bolsas de tela La discusión sobre cual material es el menos dañino para el ambiente para la fabricación de las bolsas ha sido complicado, porque las bolsas plásticas tardan muchos años en descomponerse, pero toma muchos recursos (agua y árboles) hacer papel.
Las bolsas de tela, incluso si estas podrían también traer algunas consecuencias hacia el ambiente, si solo una bolsa es usada por bastante tiempo, lo cual puede ser posible porque suelen ser resistentes, entonces estaríamos ayudando al ambiente.
4. Vender productos ecológicos Otra forma de no dañar el ambiente con tu negocio, es tener un negocio ecológico, donde el/los principal(es) producto(s) sean amigables con el ambiente, o que haga cosas positivas para el ambiente sin que este sea la principal fuente de ingresos.
Podemos pensar en el famoso Elon Musk, quien es especialmente famoso por su increíble ética de trabajo, habiendo dicho que trabajó 100 horas a la semana durante 15 años y que actualmente trabaja aproximadamente 85 horas a la semana.
Pero además de esto, Elon conduce dos empresas exitosas, y una de ellas se encarga de la fabricación de carros eléctricos. Esta es la empresa llamada Tesla, Inc. Y en esta baterías para almacenamiento de energía y paneles solares también son fabricados, y Elon Musk ha sido también exitoso en el área económica.
5. Pensar en nuevas formas de ayudar por medio del negocio Así como Elon Musk creó su compañía para fabricación de carros eléctricos y de otras formas de energía renovable, tú también puedes iniciar un negocio ecológico, incluso si la palabra “ecológico” no sea usada para vender, pero haciendo algo que pueda ayudar al planeta de forma innovadora.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas