Revista Infancia

Como tomar la temperatura a tu bebé

Por Celia Garabaya @britishbubbles

la temperatura en niñosLa temperatura corporal, es un dato muy importante para conocer el estado de salud tanto en los bebés como en los adultos. Esto tiene su razón científica que vamos a analizar a continuación. Pero lo que de verdad nos ocupa hoy, es conocer y aprender como podemos y debemos tomar la temperatura de nuestros bebés. Para estar seguro de que se la hemos tomado bien.

¿Qué nos indica la temperatura del bebé?

Seguro que en muchas ocasiones os habéis preguntado cual es la causa de que nuestro cuerpo aumente su temperatura cuando estamos enfermos. Esto tiene una explicación muy simple. Se trata de una respuesta que tiene el cuerpo ante una infección o virus. Es la forma que tenemos de combatir contra ellos. Es lo que conocemos como fiebre. Aunque es muy diferente en las diferentes etapas de la vida. Así no es lo mismo los bebés, los cuales suelen alcanzar temperaturas más altas que los adultos, sin tener riesgo. Además de hacerlo de una forma más rápida.

Cada persona tiene su propia temperatura normal. Aunque suele estar en torno a los 37 grados centigrados. Un niño hasta que llega a los 38ºC no se considera fiebre, contra los

la fiebre por la temperatura
adultos que cuando superan los 37ºC ya empezamos a sentirnos mal.

Es curioso, que el cuerpo, junto con el aumento de la temperatura, tiene otra forma de actuar para conseguir mantener el calor. Se trata de los temblores. Los cuales comprimen los vasos sanguíneos haciendo que se pierda menos calor.

Que métodos podemos utilizar con el bebé.

Hay diferentes formas para tomar la temperatura a los niños. Según el termometro y según el sitio de muestra (donde lo colocamos.)

  • Los termómetros de mercurio. Son los más clásicos, además de altamente fiables. El mercurio, se dilatará en función de la temperatura corporal de niño, indicándonos con una gran precisión. Aunque por el riesgo que tiene el mercurio, hace unos años, dejo de utilizarse para niños. Ya que una ruptura del mismo, supone que deja suelto el mercurio. Se utilizaban en 3 partes principalmente. En la axila, en el recto o en la boca del niño.
  • Termómetros digitales: Son los más modernos del mercado. Y se utilizan en diferentes partes según el termómetro.  Los cuales son:
  • termómetro de oído
    Rectales: Depende del bebé, a unos les gusta más y a otros menos. Lo importante del termómetro rectal, es que tenga la punta blanda y flexible. Para evitar hacerle daño al niño. Sobre todo debemos tener cuidado con no introducirlo demasiado, para no hacerle daño. Otra cosa importante de los termómetros rectales, es la higiene del mismo. Debemos lavarlo con alcohol siempre antes de utilizarlo y después de utilizarlo también. Muchos médicos consideran que es la mejor forma y más fiable para tomar la temperatura de los niños. Cuando lo utilizamos debemos tener cuidado con los movimientos bruscos del niño. Le sujetaremos bien las piernas.
  • Termómetros de oído: No son tan precisos como los del recto. Pero, tienen una ventaja muy buena. Son muy rápidos dándonos la lectura y son seguros de poner. Además la precisión que tienen es más que suficiente. Por ello, son los más utilizados en los hospitales de un tiempo para acá. Aunque aun nos encontramos otros tipos. Ya que su precio, no es bajo.
  • Los termómetros de axila: Son iguales que los de recto. Sin ninguna diferencia. Es otro método muy utilizado con los niños. Ya que si no tenemos uno especial para el oído, es más cómodo de poner que en el recto del niño.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas