Revista Ciencia

Confirmar vs Recompensar: conceptos distintos

Por Ricardo Antón Alonso @Dogguau_Bilbao
Quiero recalcar las diferencias entre estos dos conceptos que parecen lo mismo pero no lo son, aunque en los dos estemos premiando al perro. ¡Vaya lío! 

Confirmar y recompensar al perro son dos conceptos que se usan como sinónimos pero tienen unas sutiles diferencias que son importantes conocerlas para poder enseñarle de una forma correcta nuevos ejercicios.

La confirmación de una conducta del perro supone premiarle, sobre todo con el elogio MUY BIEN (aunque se puede usar otros premios) DURANTE la ejecución del ejercicio o acción SIN que el perro deje de realizarla.


La recompensa se le ofrece al perro una vez demos por FINALIZADO el ejercicio DEJANDO QUE DISFRUTE de ella sin estar bajo ninguna disciplina.

Estas diferencias son importantes en la evolución del aprendizaje por parte del perro de un nuevo ejercicio:
  • En fases iniciales es importante confirmar exactamente la acción que queremos que el perro aprenda sin que deje de realizarla para que vaya entendiendo qué es lo que queremos que haga.
  • En fases avanzadas de la comprensión del ejercicio por parte del perro la recompensa debe predominar sobre la confirmación, que tiene que ir desapareciendo paulatinamente hasta que el perro realice el ejercicio de principio a fin sólo con el comando que le hayamos asociado.
Confirmar vs Recompensar: conceptos distintos


Si las confirmaciones durante el ejercicio no cesan una vez que el perro lo haya entendido (aunque confirmaciones esporádicas pueden venir bien para reforzar o recordar), podemos tener un perro que trabaje o realice la acción si sólo tiene delante un premio o un perro "adicto" al elogio que sea muy dependiente del guía/dueño.Todo esto lo váis a entender mejor con dos ejemplos:

  1. El TUMBADO: cuando empezamos a enseñar al perro el tumbado le guiamos con un trozo de comida hasta que se tumba y si permanece tumbado, le premiamos (confirmación). Una vez que hemos hecho varias repeticiones y el perro lo va entendiendo, hacemos que permanezca tumbado cada vez un poco más de tiempo dándole el premio sólo cuando rompamos el ejercicio y dejemos que se levante (recompensa).
  2. El JUNTO: cuando el perro vaya a nuestro lado le podemos ofrecer un reforzador para premiar esa conducta pero sin que el perro deje de seguir en JUNTO (confirmación). Más adelante, cuando le digamos el comando y tenga interiorizado el ejercicio, le premiaremos una vez que le dejemos libre (recompensa).
Como es lógico la confirmación y la recompensa no son incompatibles. De hecho, como he expresado al inicio, se parecen tanto que muchos pensaréis que da igual llamarlo de una forma u otra, pero conocer estas sutiles diferencias nos pueden ayudar a enseñar mejor los ejercicios a nuestros perros.


Si quieres comentar este artículo o exponer tu caso, suscríbete al blog de forma gratuita y da tu opinión. ¡Te animo a participar!

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :