Revista Bolsa

Contradicciones de Instituciones Económicas Internacionales

Publicado el 12 septiembre 2014 por Monedarota @Monedarota

Decía Johann Wolfgang von Goethe: “Hay quien cree contradecirnos cuando no hace más que repetir su opinión sin escuchar la nuestra”. Las contradicciones de instituciones económicas internacionales ya son parte de nuestras vidas, con todo lo que ello supone. Como diría Don Quijote de la Mancha: “cuando no estamos en la una, estamos en la otra”. Y estoy en total acuerdo. Por “A” o por “B”, o por las dos al mismo tiempo, estos organismos basan su ‘negocio’ (entre comillas porque no deberían serlo) en los informes que periódicamente publican sobre la situación económica de las principales economías del mundo. Cuando no es por una cosa, lo es por otra; pero la realidad es que ‘casi nunca’ aciertan en sus pronósticos y ‘casi siempre’ refutan lo que anteriormente habían dicho. Si estas instituciones funcionaran correctamente, estos ‘casi nunca’ y ‘casi siempre’ tendrían que ir al revés. Es decir, y repetimos: “pero la realidad es que casi siempre aciertan en sus pronósticos y casi nunca refutan lo que anteriormente habían dicho. Sin embargo, como veremos a continuación esta no es la tónica habitual y por lo tanto lo que debería ser un trabajo brillante de un grupo de expertos sobre economía, es un verdadero desastre. La pregunta está en si ‘estos informes’ están hechos a propósito o, por el contrario, existe algún tipo de interés escondido, porque al igual que las agencias de calificación, los veredictos y opiniones de las, a partir de ahora IEI (Instituciones Económicas Internacionales), son cada vez menos precisos.

Empecemos por una de ellas, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Esta IEI nace en el contexto de la guerra fría y las ayudas del Plan Marshall. Su primer nombre fue Organización Europea para la Cooperación Económica (OECE), y en la actualidad supuestamente trabaja para favorecer las políticas económicas y sociales de sus países miembros. Actualmente la secretaría general reside es el economista mexicano José Ángel Gurría Treviño. Esta IEI ha dejado en los últimos meses mensajes contradictorios sobre las políticas económicas a llevar a cabo en nuestro país. Uno de los mensajes más incoherentes fue aquel que hizo referencia a la situación de los salarios en España:

OCDE bajar salarios España

 

Como podemos ver, este mensaje es de un informe de 2013 sobre la situación de la economía española. En el informe se venía a decir que España debe hacer más esfuerzos por reducir aún más los salarios y abaratar el despido. Políticas supuestamente eficaces para reducir el alto desempleo en el país. Sin embargo meses más tarde, y sosteniendo la necesidad de reducir las crecientes tasas de pobreza y desigualdad existentes en España, la OCDE decía justamente lo contrario:

OCDE subir salarios España

 

No ha transcurrido ni un año entre los dos mensajes de la OCDE, pero sus conclusiones son totalmente opuestas. Si el gobierno de un país siguiese sus recetas tendría que haber modificado en menos de 12 meses sus políticas económicas totalmente. La seriedad de estas organizaciones queda totalmente en duda ante mensajes tan contradictorios como estos. No sé si la existencia de supuestos intereses económicos estaría detrás de este tipo de actuaciones, pero lo cierto es que tales afirmaciones deja en cuarentena la opinión de este tipo de IEI.

Además de la OCDE, otra de las IEI famosas por sus incongruencias es el Fondo Monetario Internacional (FMI). Famoso por ser uno de los miembros de la ‘troika’, este organismo ha dado más de un palo de ciego. Habría que remontarse hasta el mandato de Rodrigo Rato, cuando el FMI no fue capaz de ver la crisis financiera que estallaría unos meses más tarde. Tampoco supo encontrar las medidas correctas para resolver la crisis económica una vez que esta estalló. Por no hablar de los errores en las predicciones sobre crecimiento económico de las principales economías de la zona euro.

Fmi bajar salario minimo España

Algunas de las propuestas del FMI entra en conflicto con las de la OCDE. Por ejemplo esta: “El FMI sugiere bajar el salario mínimo para incentivar la contratación de jóvenes”. Mientras que un organismo aboga por subir el salario mínimo para luchar contra la pobreza y la desigualdad, otro está a favor de hacer justamente lo contrario, con el fin último de estimular (según ellos) la contratación de jóvenes. ¿Favorecer la precariedad juvenil?

Por otro lado, es curioso que Christine Lagarde, imputada por un caso de corrupción cuando era ministra de Sarkozy, siga al frente del máximo organismo financiero mundial. No sé entiende que algunas de las palabras que han salido de la boca de esta señora contradigan su propia posición económica:

Lagarde se sube sueldo

Una sinrazón total que no encaja en la cabeza de nadie. Bueno miento, en la de nadie menos en la de Christine Lagarde. ¿Qué ha hecho esta señora para subirse el sueldo un 11% en plena crisis económica? ¿Quién es ella para dar ejemplo sobre qué deben hacer los españoles? ¿Acaso no está ocupando un puesto que no le pertenece? Estas y otras preguntas lógicas no tienen respuesta desgraciadamente. Bueno sí. Cada cual tiene la suya propia, aunque en el caso de la señora Lagarde su respuesta tampoco le pertenezca.


Volver a la Portada de Logo Paperblog