Revista Infancia

Controlar la impulsividad de los niños

Por Pequelia @pequelia

Controlar la impulsividad de los niños

Todos los niños en general tienen energía de sobra y un carácter realmente impulsivo, lo cierto es que algunos pequeños tienen menor cantidad de herramientas de conducta para controlarse y pueden ir por la vida de forma equivocada, por lo que tanto padres como educadores necesitan asistirlos para que puedan aprender a manejar sus impulsos naturales, sin que pierdan su esencia en ese proceso.

Una de las opciones es hacer uso de la terapia conductista cognitiva, un método que permite que los padres ayuden a sus hijos impulsivos, esto se consigue con un especialista que comienza junto con los tutores una terapia que trata de conseguir de manera racional que el niño vaya entendiendo que sus conductas impulsivas no son buenas ni aceptables, y que pueden tener malas consecuencias en su vida en general.

Los padres son necesarios en este tipo de procesos para reforzar en todos los aspectos las conductas positivas que tienen sus hijos y para premiar los momentos en los que se portan como se espera que lo hagan, por lo que se trata de un proceso paulatino en el que los pequeños van aprendiendo a auto-controlarse y a manejar la intensidad de sus emociones sin presiones ni castigos, por lo tanto aprenden de una manera mucho más natural.

Otra forma de controlar a este tipo de niños es ayudando a que canalicen su energía por diferentes medios saludables, como las actividades físicas, ya que necesitan liberar su energía infantil de alguna forma. Los niños necesitan por lo menos 1 hora de actividad física al día, de esa manera su energía se libera de manera saludable y consiguen un cansancio saludable que luego los ayuda a tener un mejor apetito y a conseguir un buen descanso.

Cualquier tipo de deportes que el niño disfrute será una excelente idea para anotar al niño y llevarlo a que lo practique, hay que recordar que cuanto más ejercicio haga el pequeño menore cantidad de conductas compulsivas va a tener. Lo positivo de esta alternativa es que además permite que el niño interactúe con otros pequeños de su edad, haga nuevas amistades y ponga en práctica sus habilidades sociales, a la larga los resultados son siempre positivos.

En los casos más extremos se puede pensar en el uso de medicamentos para controlar la impulsividad del niño, pero solamente se debe tener en cuenta como la última de las opciones, cuando llega un momento en el que ya no quedan más alternativas naturales para tener en cuenta. Los médicos especialistas son los que deben suministrar estos medicamentos, que según sugieren incrementan la atención de los niños y reducen significativamente sus síntomas de hiperactividad, por lo tanto los ayuda a controlar sus conductas impulsivas, pero como efecto negativo puede influir en la conducta y personalidad del niño, que durante sus primeros años de vida se encuentra en plena formación.

Vía | Entre Padres
Foto |  *clairity* de Flickr

Enlace permanente:
Controlar la impulsividad de los niños



También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista