Revista Salud y Bienestar

Copa menstrual: toda la verdad, tal cual.

Por Enfermeria Real Enfermeria Real @enfermeriareal

En este post quiero hablaros de la copa menstrual, aunque muchos pensaréis que no tiene nada que ver con la enfermería. Yo creo que si tiene que ver, ya que la enfermera tiene que estar al día sobre este tipo de productos, para dar una buena atención a la salud sexual y reproductiva de la mujer (competencia enfermera, sobretodo en primaria y matronas).

Cuando se empezó a hablar de la copa menstrual, yo ni me lo planteé, lo veía un poco guarro, la verdad. Pasaron meses e incluso años, y cada vez escuchaba hablar más de ella, pero nadie de mi circulo la utilizaba, así que ni caso.

Hace unos meses, salió el tema en el grupo de amigas, dos de ellas la utilizan y hablaban maravillas, así que me animé.

Me compré esta copa de Intimina, en la talla pequeña (rosa claro), que es la indicada para mujeres que no han dado a luz. En caso de haber dado a luz, hay que comprar la rosa oscuro.

En el momento de comprarla, se me planteó la duda de que tamaño comprar, pues yo relacioné el tamaño con la cantidad de flujo, y pensaba comprarme la grande por este motivo. Gracias a dios, se me ocurrió buscar en internet y vi que los tamaños solo tienen en cuenta el factor de si has dado a luz, así que me compré la pequeña, teniendo dudas de si me aguantaría.

Ponerse la copa menstrual

Cuando me llegó la copa, yo ya estaba en el último día de menstruación pero quería probarla ya. Intenté ponerla rápido y corriendo y no había manera. Lo dejé por imposible, pero en la siguiente regla lo he vuelto a intentar y a la primera.

Yo creo que la primera vez no me entró porque al estar en final de regla, no estaba nada lubricado. También fue porque lo intenté con prisas y mal, ya que luego leyendo otra vez entendí bien como se insertaba.

Así que busqué un momento de tranquilidad y lo intenté de nuevo. La doblé bien ( La parte más corta es la que tiene que mirar hacía ti y con el dedo indice hay que apretar para abajo la punta corta, de manera que queda doblada a lo largo y con el lado largo acabado en punta) Una vez doblada, la introduces por la punta larga, que ha quedado más arriba que la corta (que está doblada) y empujas hacía la vagina, sin soltar el doblado. (No hace falta hacer mucha fuerza porque casi entra sola) Una vez está bastante metida, notarás que se abre y hace el vacío. Incluso puedes escuchar el clac o notarlo.

Hay veces que está dentro pero no hace el vacío, cuando pasa esto, es cuestión de moverla un poco y enseguida se hace. Para comprobar que está bien fijada, yo la cojo de la punta y intento retirarla hacía fuera, si está bien puesta notas resistencia.

Una vez dentro, ¿se nota?

Sinceramente os digo que no noto nada de nada. En el momento de ponerla y hacer los primeros pasos o si te sientas justo después de ponerla, si se nota que está allí, pero no molesta. Pasados dos o tres minutos ya ni la notas, muchas veces me olvido de que la llevo. Es como si ella sola se recoloca al caminar y se mete más adentro.

¿Cuanto aguanta?

Tengo entendido que se puede llevar como máximo 10 horas seguidas. Estos dos días que la llevo utilizando, me la he puesto a las 2 y me la he quitado a las 11 (9 horas). Cuando me la he quitado, el flujo no estaba ni por la mitad de la copa (aunque he de decir que tomo anticonceptivos orales y ahora tengo menos flujo). Esta noche he dormido con ella, no me ha molestado nada y por la mañana la he vaciado y me la he vuelto a poner. (tampoco estaba ni por la mitad).

Creo que la copa puede durar perfectamente puesta más de 10 horas, pero por cuestiones de higiene es recomendable ir sacándola y limpiándola.

El momento de quitarla

Esto era lo que más me preocupaba, porque me imaginaba sacarla y liar la de cristo derramando el contenido. Os juro que no es así. La sangre menstrual es bastante más viscosa que la sangre que sacas de una analítica y se queda quieta y concentrada abajo en la copa.

Si que es verdad, que algunas veces, al quitarla se ha formado como un hilito de sangre entre la copa y la vagina, pero como me la quito sentada en el lavabo, no la lío.

Eso si, para sacarla hay truco. Si tiras del pitorrillo verás que no sale, porque tiene hecho el vacío. Para sacarla, yo con una mano tiro del pitorro y con la otra hago pinza con el dedo índice y pulgar sobre la base y así se quita el vació y sale.

Hay veces que la copa está bastante profunda y el pitorro apenas sobresale para estirarlo. En estos casos lo que hay que hacer es empujar con los músculos de la vagina, como si estuvieras de parto (bueno, tampoco hace falta apretar tanto…, con un poquito ya sale)

Cuidados de la copa menstrual

Antes del primer uso hay que esterilizarla y se hace en una olla de agua hirviendo. Cuando el agua empieza a hervir, meter la copa unos minutos y ya estará lista.

Cada vez que me la quito la lavo con agua y jabón, jabón del normal, de lavarse las manos, y una vez limpia me la vuelvo a poner o la guardo en una bolsita que lleva muy mona.

¿La recomiendo?

Totalmente. Un si rotundo. Tengo la regla muy fuerte, utilizo tampón y compresa a la vez, porque sino no me aguanta y además tomo anticonceptivos orales para disminuir el flujo. Soy muy sufridora, tengo que ir mirando cada dos por tres si mancho y nunca estoy tranquila cuando tengo la regla. Además, trabajando de auxiliar, con el pantalón blanco sufro muchísimo más y es un sinvivir.

El primer día que la utilicé fue en el trabajo y si que es verdad que cada dos por tres iba a mirar si aguantaba o si había manchado, pero nada de nada. Al día siguiente ya me olvidé, iba totalmente segura de que no manchaba nada.

Así que imaginaros, de pasar a utilizar compresa y tampón a la vez, cambiarlos a menudo (no me aguantaba un turno ni de coña) a ponerme la copa y olvidarme de todo y trabajar tranquila, no tiene precio.

No hay que olvidar el ahorro que supone: por menos de 30 euros tengo la regla solucionada por años, hay quien habla incluso de 10, así que imaginaros el ahorro económico y ecológico.

Esta es mi experiencia con la copa menstrual, totalmente sincera, pues no es un post patrocinado y no gano nada hablando sobre ella. Cuando un producto me funciona y además me impresiona tanto como este, me gusta compartirlo con los demás, por si les puede servir tanto como a mi.

¿Qué me decís?, ¿os animáis a probarla? 


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :