Revista Coaching

Creer en la Ley de la Atracción

Por Laura

Siempre lo he creído, SIEMPRE. Incluso antes de que el famosísimo libro de Rhonda Bryne se pusiera de moda y diera a conocer al mundo la existencia de la Ley de la Atracción, yo ya creía que todo lo que deseara se podía cumplir. ¿Por qué creía esto? Imagino que por mi propia experiencia. Antes o después, y normalmente de la forma más inesperada siempre terminaba llegando aquello que realmente deseaba. Siempre me sentí una persona afortunada.

Era el año 2007 cuando oí hablar por primera vez de El Secreto y no tarde en conseguir un ejemplar y en ver el documental. La sensación después de verlo fue de reafirmar lo que yo daba por hecho aún sin tener una explicación lógica para ello.

¿Qué pasó después? NADA

Perfecto, vaya forma de manifestar que la Ley de la Atracción existe, si lo primero que digo es que no pasó nada.

Lo que pasó fue que tras leer el libro deseé con todas mis fuerzas que me tocará el Euromillones, pero… no tocó.

¿Y en el resto de aspectos de mi vida? Sí que pasaron cosas!!! Cosas que cambiaron radicalmente mi vida, lo que pasa es que en aquel momento no fui consciente de ello, ya que sólo me centraba en que me tocara el Euromillones!!! Que frustrante, para una cosa en la que me centro y no se cumple.

¿Qué otras cosas pasaron que cambiaron mi vida?

En el momento que yo vi el documental de “El Secreto”, estaba viviendo en Irlanda con mi mejor amigo. Habíamos hecho las maletas y nos habíamos ido a buscar trabajo y a mejorar el inglés. Yo había conseguido un buen trabajo, en una gran firma de ropa de hombre. La verdad es que estaba muy contenta, me llevaba muy bien con los compañeros y me gustaba el trabajo, el horario y hasta el sueldo!

Un día cualquiera, aproximadamente un mes después de “El Secreto” recibí una llamada de España. Era un antiguo compañero de trabajo que conocí mientras realizaba unas prácticas relacionadas con mi carrera. Resulta que él había sido ascendido de puesto y trasladado a Canarias y que necesitaban a alguien con mi perfil para cubrir un puesto vacante. Sí, era el puesto que había deseado mucho tiempo y de repente llegó. En apenas 10 días tuve que dejar el trabajo, a mi amigo y estar incorporada en mi nuevo y flamante empleo.

¿Pensé que esto pasó gracias a la Ley de la Atracción? NO. Ni siquiera se me pasó por la cabeza. Ha sido después, cuando he mirado desde otro ángulo y en perspectiva, cuando me he dado cuenta que fui yo quién atrajo ese empleo.

Me han pasado muchas experiencias desde entonces, aunque nunca me volví a acordar de la Ley de la Atracción, estaba demasiado ocupada haciendo otras cosas. Hace unos meses, quise volver a retomar el tema, a saber más sobre esta ley en la que siempre había creído sin saberlo.

Más adelante explicaré por qué aquel trabajo cambió mi vida y cómo finalmente me tocó el Euromillones (aunque no soy millonaria)

La imagen es en uno de los puentes sobre el río Liffey, en Dublín. Descubrí el libro y documental “El Secreto” de Rhonda Bryne cuando vivía allí.

Facebook0Twitter0Google+0 "Únete a la comunidad" Recibe todas las entradas directamente en tu blog y sigue descubriendo la Ley de Atracción
Creer en la Ley de la Atracción

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :