Revista Cocina

Crema de calabacín

Por Cómocomo
Crema de calabacín
Dentro de nada tenemos el otoño encima, y ya van apeteciendo cremas y caldos que entonen el cuerpo. Sobre todo si estáis más que [email protected] por los excesos veraniegos...el tinto de verano, los litros de cerveza...y otros mejunjes varios que hagan descender la escala Celsius. Y por supuesto, todo ello acompañado por su tapa correspondiente. Pero claro, es lo que tiene vivir en un secarral y no en Islandia. Con que posiblemente, una de las frases más repetidas al final de la época estival, mientras miramos con estupor volúmenes varios que creíamos no conocer en nuestro cuerpo, sea: "he vuelto a pecar". Así que venga, ésta es una óptima opción para ponerse a tono y seguir luciendo un tipazo de escándalo (o para los que lo buscan...), y lo que es más importante, para mantener intacta vuestra salud de hierro, porque esta crema es todo vitaminas y minerales y, por supuesto, con nada de grasa y muy pocas calorías. Al lío.
Dificultad: Bajísima

Tiempo de preparación aproximado: 40 minutos
Raciones: 6-8 personas
INGREDIENTES
  • 1 calabacín
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla pequeña
  • 1/2 puerro
  • 1 nuez de mantequilla
  • 4 cucharadas soperas aceite de oliva virgen extra
  • pimienta y sal
  • agua
  • 1/2 vaso de leche
  • tomillo y orégano (opcional)
  • acompañamiento: pechuga de pollo y champiñón
PREPARACIÓN
  1. En una olla añadimos 4 cucharadas soperas de aceite de oliva y una nuez de mantequilla. Ponemos a calentar y cuando se funda la mantequilla añadimos: el calabacín lavado y cortado a cuadritos (sin quitarle la piel), la cebolla y la zanahoria peladas y picadas, y el 1/2 puerro cortado a rodajas. Salpimentamos y dejamos que se dore. Si os gusta el sabor de las hierbas aromáticas le añadís en este punto una pizca de tomillo y orégano secos.
  2. Una vez lo tengamos pochado, añadimos agua hasta que cubra un dedo por encima las verduras y dejamos que se cocine unos 25 minutos a fuego medio. Si lo hacéis en olla rápida lo tenéis listo en 8-10 minutos.
  3. Lo trituramos en la batidora de vaso, o si no tenéis lo hacéis con la batidora de mano en la misma olla.
  4. Lo pasamos por el chino y le añadimos 1/2 vaso de leche. Ponemos al fuego un par de minutos más y ya tenemos la crema lista.
  5. Pero si queremos que la crema resulte completísima, le podemos añadir unos trocitos de pechuga de pollo y de champiñón picado fino. Los sofreímos en una sartén con muy poco aceite y los añadimos a la crema cuando la vayamos a servir. ¡Listo!
    DE ESTA RECETA TE INTERESA SABER... Congelación: Sí, 3 meses aproximadamente. Descongela fantásticamente bien, así que ésta es una de esas cremas que podéis preparar en cantidades industriales y congelarla en tuppers para no tener que andar siempre liados en la cocina.

    Volver a la Portada de Logo Paperblog

    Revista