Revista Cine

[Crítica] Los becarios: de la vieja escuela a Google-conversos

Publicado el 28 junio 2013 por Despiram @FrikArteWeb

Billy y Nick son dos comerciales cuarentones que pierden su empleo por culpa de las nuevas tecnologias, pero que, gracias también a éstas, consiguen el sueño americano de lograr un trabajo mejor ¡en Google! Un filme dirigido por Shawn Levy (director de las dos Noche en el museo, 2006 y 2009) e interpretado por la que ya fuera pareja cómica en De boda en boda (David Dobkin, 2005) Owen Wilson y Vince Vaughn, que vuelven a demostrar aquí su enorme química.

[Crítica] Los becarios: de la vieja escuela a Google-conversos

Los talludos becarios adaptándose al paraíso Google

Este filme parte de esa premisa tan actual como es quedarse sin empleo y tener que reciclarse, y así, los guionistas (Jared Stern junto al propio Vince Vaughn, que en esta película es guionista, productor y actor), ponen al día esta ideología tan estadounidense del éxito en la vida a través del trabajo. El buscador de Internet es aquí esa nueva tierra de grandes oportunidades y las continuas referencias a filmes ochenteros como Flashdance ya dejan claro de qué va el filme: no te rindas, nunca es tarde para conseguir tu sueño.

Se trata Los becarios de una comedia dentro de lo que es sin duda un enorme product placement de Google pero también es otro ejemplo de esa llamada nueva comedia americana sobre ese último verano de diversión antes de sentar cabeza. Aunque aquí una cosa y otra se puedan compaginar porque en Google uno trabaja prácticamente sin darse cuenta y, mientras uno se labra un futuro, también hay tiempo para el disfrute con sus compañeros de equipo, salir de fiesta o ligar. Porque esta empresa (queda claro) es un paraíso en la tierra donde se almuerza gratis, hay gimnasio, espacios para echar la siesta y donde alguna de las pruebas para ser considerado como nuevo becario es ganar una partida de Quidditch (el deporte que practican en la saga Harry Potter).

De este modo, entre panfleto de Google y nuevo sueño freak-geek (con referencias constantes de los jóvenes a la saga X-Men, etc), se conjuga la trama de este filme que defiende la adaptación a las nuevas exigencias digitales pero también la experiencia como grado en la vida a través de las habilidades sociales, las dotes de venta y persuasión o la inteligencia emocional que poseen los dos protagonistas. Y, de este modo, Wilson y Vaughn superan su brecha digital con la ayuda del resto de secundarios, jóvenes veinteañeros sin aptitudes sociales (analógicas), que no saben hablar en público, pocas veces levantan la vista de sus aparatos y que pueden saber programar una nueva aplicación móvil pero no conocen las verdaderas necesidades de la gente en su vida cotidiana. De tal modo que la filosofía que trasluce el filme (y la empresa Google) es la de aprovechar lo mejor que puede aportar cada uno.

[Crítica] Los becarios: de la vieja escuela a Google-conversos

Los becarios salen de fiesta analógica

Hay que destacar del filme el grupo de geeks secundarios con buenas interpretaciones y personajes bien dibujados, aunque sean estereotipos de freaks, pero que dan juego y muestran una evolución gracias a la ayuda de los protagonistas. También muy bueno el cameo de otro miembro del llamado Frat Pack, Will Ferrell, que interpreta aquí a su característico personaje absolutamente alocado, y de John Goodman, el jefe para el que trabajaban vendiendo relojes y que también se ve obligado a adaptarse a los nuevos tiempos.

Y al final, de todo esto, resulta una comedia efectiva, con buenos momentos de risas, un espíritu de buen rollo, algunas “puyas” inteligentes contra la nueva sociedad digital y casi dos horas que pasan volando. Y es que mientras esto de que un filme sea un enorme emplazamiento publicitario no se convierta en norma, ésta producción no está mal como producto refrescante para el verano, aunque sea inevitable salir de allí soñando con un empleo en Google.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas