Revista Comunicación

Crítica temporada 8A de The Walking Dead

Publicado el 12 diciembre 2017 por Seriemaniac

Análisis con spoilers de la temporada 8A de The Walking Dead

Se acaba de terminar la primera parte de la temporada 8 de The Walking Dead y ya sabemos que tendremos que esperar varias semanas para ver el esperado regreso, concretamente hasta el domingo 25 de febrero.

Esta octava temporada de The Walking Dead, posiblemente sea la peor de todas las que llevamos hasta la fecha, lo cual no quiere decir que sea una mala temporada, pero sí me ha dejado bastante frío desde el estreno del episodio 8×01.

No te pierdas todas las noticias de la serie The Walking Dead en nuestra sección especial.

Muchas elipsis narrativas, lo cual es algo habitual en la serie, que no nos explican los pormenores de los planes de Rick para vencer a los Salvadores, tienen como precio que los espectadores nos hallemos un tanto perdidos, y que parece que sigamos estancados en esta trama que para mí ya está durando demasiados episodios. Los tres reinos y sus batallas, y la imposibilidad de acabar con el malvado Negan empiezan a pasarme factura como espectador.

Y miran que han tenido oportunidad de matar a Negan, de dispararle desde lo lejos, de que Rick le de una buena paliza cuerpo a cuerpo en el último episodio, cuando lo tiene completamente desarmado y en el suelo y empuñando a la niña bonita de Negan, Lucille, pero nada, ni por esas.

Además esta temporada, casi sin darnos cuenta, hemos asistido a muertes bastante dolorosas, como el tigre de Ezequiel y por supuesto la gran muerte del episodio final de esta mid-season, que sin duda pasará a la historia, por lo inesperada, sorprendente y para mí innecesaria muerte de uno de los personajes más importantes.

Crítica temporada 8A de The Walking Dead

Spoiler Alert

Y es que el episodio 8×08 "How's Gotta Be" de buenas a primeras concluye con la muerte de Carl (el hijo de Rick). Un personaje que a todas luces muere de forma totalmente incomprensible. Además Carl es el único personaje que junto con Rick lleva en la serie desde la emisión del episodio piloto, y es sin duda uno de los personajes que más ha crecido en todos los sentidos, ha evolucionado, se ha convertido en un hombre y ha sufrido un proceso de maduración marcado por algunos de los momentos más memorables de la serie, como la muerte de Lori (su madre), sus ansias de venganza, su papel de liderazgo en algunos momentos. O como se enfrenta a otro niño de Alexandria devorado por los celos hacia Carl, que le provoca finalmente la pérdida de su ojo.

Todo tiene menos sentido cuando descubrimos la forma de la muerte, aunque se intuye algo a través de los flashbacks (tan habituales en la estructura narrativa de la serie), en los que vemos que Carl está escribiendo una especie de carta de despedida para Rick, con una mano temblorosa que prácticamente no le permite ni poder escribir o descender la escalera del puesto de vigilancia al final del episodio. Pero nadie esperaba ese final tan dramático, que a mi me ha dejado con un muy mal sabor de boca para una temporada que no me estaba maravillando.

Todo es más incompresible todavía, cuando leemos que el episodio ha levantado un gran revuelo, ya que Carl era sin duda uno de los personajes más queridos, o cuando descubrimos que en las novelas gráficas, Carl sigue todavía vivo y no sólo eso, sino que es prácticamente un líder nato que empieza a quitar protagonismo al mismísimo Rick (si bien es cierto que vemos un pequeño atisvo en la última misión que lidera para salvar a los habitantes de Alexandria). Y más absurdo resulta cuando leemos atónitos como el padre del actor Chandler Riggs, arremete en una publicación en Facebook contra los productores de la serie, por "despedir" a su hijo unas semanas antes de cumplir 18 años y cuando al parecer le habían prometido al menos unos 3 años más de rodaje en la serie.

Crítica temporada 8A de The Walking Dead

Lo cierto es que el episodio 8×08 es todo una oda a Carl, a su personaje y a su valor. Se enfrenta a Negan y se da cuenta que quizá su sacrificio sea la única vía para acabar una batalla absurda que como decía al principio se está alargando demasiado. Y merece ser visionado de nuevo el episodio para disfrutar de los flashbacks en los que habla con su padre a modo de despedida, en esas ya míticas escenas entre Rick y Carl en las que observamos madurar al personaje casi por segundos. Siempre recordaré de Carl, la escena en el granero de Hershel en la que su padre le dice que "ya no es tiempo para hacer cosas de niños" para al poco tiempo después, Carl tenga que matar a su madre que ha sido mordida por los zombies.

Ahora al ver al completo el episodio, descubrimos que Carl fue mordido no durante la invasión de Negan, sino unos días antes, cuando ayuda al nuevo personaje que encuentra en el bosque, Siddiq. El cual creo que ha entrado con mal pie en la zona fandom de la serie, ya que en cierto modo, él es el desencadenante de la muerte.

Crítica temporada 8A de The Walking Dead

Y es que los zombies llevaban demasiado tiempo siendo una amenaza latente, casi lejana, y parece que la respuesta de los creadores es que no nos olvidemos de los protagonistas de la serie y de la máxima de que "cualquiera puede morir". Lo único que me consuela es que parece que la serie volverá a tomar un nuevo rumbo, y estoy deseoso de ver la reacción de personajes como Rick o Michonne. La muerte de Carl no será en vano, y estoy seguro que marcará el devenir de la guerra contra Negan.

La serie se está llenando de personajes insulsos que poco o nada aportan a las tramas, diluyéndose los verdaderos protagonistas a los que prácticamente no vemos durante varios episodios: Daryl, Michonne, Carl, Carol y Rick. Con otros destacados como Jesus, Rosita o Maggie. Y en esta temporada también es atractivo Eugene, un personaje que ha evolucionado y que ha sabido despertar un odio tan grande como pudo despertar Geoffrey Baratheon en su día en Juego de Tronos.

Los que como yo pensaban que quizá fuera una trampa de guión como pasó en un primer momento con Glenn, que vayan perdiendo las esperanzas, sobre todo al leer la prensa norteamericana y las declaraciones del actor. Si los productores querían dar un giro espectacular a la serie, si buscaban el tan ansiado cliffhanger para el regreso de la temporada 8B el 25 de febrero creo que han conseguido el efecto contrario. Para mí se va uno de los personajes intocables (al igual que lo fue Hershel), de la forma más absurda posible, quizá su muerte a manos de Negan hubiera sido más épica. Quizá el silencio del actor Andrew Lincoln de varios minutos, cuando los productores lo llamaron por teléfono paa comunicarle la noticia, sea el mismo silencio que siento yo.

Crítica temporada 8A de The Walking Dead

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :