Revista Ciencia

¿Cuál piensas que es el animal más pequeño?

Publicado el 26 septiembre 2014 por Acercaciencia @acercaciencia

El reino animal es muy diverso y podemos encontrar en él desde golondrinas, elefantes y ballenas, hasta pequeños insectos como las hormigas o los piojos e incluso, pequeños gusanos de cuerpo plano que pueden llegar a parasitar tu intestino. Estamos hablando de una enorme diversidad de formas de vida, tamaños, hábitats… Hay animales habitando ecosistemas acuáticos, terrestres y aéreos, e incluso, ¡habitando nuestros cuerpos!

Copepodo - Kat Masback Flickr

Copépodo; un tipo de animal microscópico que habita en aguas dulces y saladas. Créditos: Kat Masback Flickr

Por otra parte, los rangos de tamaños son increíbles. Existen animales como las ballenas, con tamaños que van desde los 20 a 30 metros de longitud y los cientos de toneladas de peso, a animales que miden apenas unos micrómetros, es decir, una millonésima parte de un metro y solo pueden ser observados a través del microscopio. Si, si ¡Hay animales microscópicos!

Pero hay algo llamativo respecto a este último punto y ocurre particularmente a nivel de las dos grandes divisiones que existen dentro del reino animal entre los vertebrados e invertebrados, es decir, entre aquellos animales que se caracterizan por tener un esqueleto interno formado por huesos o cartílagos y una columna vertebral (los vertebrados), y los que no lo poseen (invertebrados). Los animales más pequeños descubiertos hasta el momento, es decir, aquellos microscópicos, son todos invertebrados. Dentro de los vertebrados, si bien existen formas de vida muy pequeñas, todas ellas son visibles al ojo humano.

El título del vertebrado “más pequeño conocido” es para…

Dentro de las distintas clases de vertebrados; reptiles, mamíferos, aves, peces y anfibios, los más pequeños pertenecen a los dos últimos grupos. Incluso fue hasta no hace mucho tiempo que esta destacada características la tenían solamente los peces.

Sin embargo, hoy en día el título del “más pequeño conocido” pertenece a una rana del tamaño de una mosca hallada en el año 2009 en Papúa Nueva Guinea. Con una media de 7,7 milímetros de largo, la rana Paedophryne amauensises es el vertebrado más pequeño del mundo, superando a Paedocypris progenetica, una especie de carpa miniatura de Indonesia que ostentaba el record con 7,9 milímetros.

Ranita miniatura portada

La rana miniatura, Paedophryne amauensises, dentro de un pequeño tubo.

Esta rana miniatura habita en el suelo entre las hojas caídas de los bosques húmedos tropicales. Su ciclo de vida no incluye una fase de renacuajo y se alimenta de pequeños invertebrados. Para el profesor Chris Austin de la Universidad Estatal de Louisiana (Estado Unidos), quien descubrió la rana en un viaje de estudio de tres meses a la isla del Pacífico, no fue una tarea fácil encontrar estos especímenes. Su equipo siguió las llamadas agudas hechas por machos adultos cuando están buscando pareja para aparearse. Los machos atraen a las hembras con una serie de sonidos muy agudos de 8400–9400 Hz, parecidos a los de un insecto, que incluso llegaron a confundir a los científicos.

Las ranas son tan pequeñas que es muy difícil verlas, así que para estudiarlas han optado por hacerles fotografías y aumentarlas, como si de un microscopio se tratase. Estos nuevos especímenes presentan otro problema a la hora de fotografiarlos: cuando logran enfocarlos ya han saltado a otro lado, consiguiendo una altura superior a 30 veces su longitud corporal.

La miniaturización: un hecho remarcable y drástico

El equipo de investigadores que halló esta rana diminuta descubrió que las pequeñas ranas han evolucionado independientemente en 11 lugares diferentes alrededor del mundo, compartiendo un hábitat común como es la selva, donde la piel no se les seca y los nutrientes son abundantes.

Ranita B Plos One

Una pequeña comparación. Fuente : Plos One.

Ellos piensan que han evolucionado hacia esta ‘miniaturización extrema‘ para llenar un hueco en la cadena alimentaria que no estaba siendo explotado por otros, tal vez para comer criaturas minúsculas como los ácaros que no sostendrían la alimentación de las ranas de mayor tamaño.

Hay que destacar que estas especies más miniaturizadas muestran una reducción global y, en general, una simplificación de su plan corporal. En la rana, por ejemplo, los primeros dígitos de sus extremidades delanteras y traseras están reducidos a elementos únicos (ausencia de falanges, solo protuberancias vestigiales).

En el caso de los peces, que son los vertebrados de agua dulce más pequeños conocidos, Paedocypris progenetica, el pez asiático que ostentaba el record con 7,9 mm, presenta algunas particularidades llamativas en su anatomía y fisiología a consecuencia de su tamaño extremo. Por ejemplo, su esqueleto está parcialmente osificado y en algunos casos está reemplazado por un esqueleto cartilaginoso. Incluso este pececito carece de varios de los huesos y cartílagos del cráneo que normalmente están presentes en peces mandibulados de tamaño ‘normal’.

¿Por qué no existen vertebrados más pequeños?

Ante este interrogante podríamos plantearnos múltiples respuestas. Una de ellas podría ser que quizás sí exista un vertebrado microscópico pero que aun no haya sido descubierto, dada la naturaleza incompleta del conocimiento científico. Otra opción podría ser que el mismo no existiese debido a una limitante fisiológica. Los vertebrados se caracterizan por tener una espina dorsal (o columna vertebral) y quizás estas estructuras no sean compatibles con las dimensiones microscópicas. Existen muchos científicos tratando de comprender los límites de la fisiología de los vertebrados y por qué algunos vertebrados han evolucionado hasta ser tan pequeños.

Paedocypris progenetica macho

Ejemplar macho de Paedocypris progenetica. Fuente: Proc Biol Sci.

Llamativamente, las formas de vida más pequeñas y más grandes dentro de los vertebrados, hasta no hace mucho tiempo eran acuáticas, por lo que quizás el agua podría ser un factor que permita esta plasticidad. El más grande de los vertebrados existente es la ballena azul (Balaenoptera musculus con un tamaño promedio de los adultos de 25,8 m), mientras que el más pequeño, hasta no hace mucho tiempo era el pez Paedocypris progenetica. Los biólogos han especulado que la flotabilidad en el agua podría desempeñar un papel en la facilitación de la evolución tanto a grandes tamaños como a pequeños.

Donald hobern Artacris

Artacris macrorhynchus, miembro la Familia Eriophyidae. Créditos: Donald Hobern Flickr.

Sin embargo, los métodos utilizados para medir los peces (desde el extremo de la cabeza hasta el extremo de la aleta caudal) y ranas (desde el extremo de la cabeza hasta el ano) son tan diferentes, que la comparación no tiene mucho sentido biológico.

En los invertebrados, en cambio, con posibilidad de tamaños mucho más pequeños, el agua podría no ser un factor limitante. Si bien el más pequeño de todos es un crustáceo parásito, Stygotantulus stocki, cuya longitud no supera las 94 micrómetros, es decir 0,0094 milímetros y habita en el agua, quién le sigue en la lista es un grupo de parásitos de plantas de la familia Eriophyidae que van de los 125 a los 250 micrómetros de longitud, es decir, tan solo 0.125 mm.

Quizás, y al igual que especulan los investigadores, el vertebrado más pequeño de todos aún no ha sido descubierto y esté a la espera de brindar a los científicos lecciones de fisiología y anatomía.

Bibliografía Consultada:

Rittmeyer EN, Allison A, Gru¨ ndler MC, Thompson DK, Austin CC (2012). Ecological Guild Evolution and the Discovery of the World’s Smallest Vertebrate. PLoS ONE 7(1): e29797.

* M., Kottelat, R. Britz, T., Heok Hui, Kai-Erik Witte (2006). Paedocypris, a new genus of Southeast Asian cyprinid fish with a remarkable sexual dimorphism, comprises the world’s smallest vertebrate. Proc Biol Sci. 22; 273(1589): 895–899.

¿Cuál piensas que es el animal más pequeño?
por Cecilia Di Prinzio

Biotecnóloga, docente y con ganas de hacer cosas para construir un mejor mañana.
@cecidiprinzio


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista