Revista Insólito

Curiosidades de la catedral de Notre Dame de París

Por @asturiasvalenci Marian Ramos @asturiasvalenci

No fue la catedral preferida por la monarquía francesa ni tampoco por los revolucionarios quienes destruyeron todos sus símbolos. Sin embargo, Notre Dame fue creada para convertirla en la iglesia de la Cristiandad.

Curiosidades de la catedral de Notre Dame de París

Galería Flickr

Fue en el siglo XII cuando el obispo de París quiso erigir la iglesia más importante de la Cristiandad. Con una construcción que duró más de doscientos años y atravesando épocas revolucionarias que se ensañaron con todos sus símbolos, Notre Dame fue recuperada del maltrato que recibió por Viollet-le-Duc quien fue capaz de devolverle todo su esplendor.

Nos remontamos a un asentamiento galo que fue conquistado por Julio Cesar. París se convirtió en una gran ciudad que se extendía por las islas de la Cité y San Luis en medio del río Sena. Un enclave que obtuvo una gran envergadura comercial ya que controló toda la mercancía que navegaba por el río durante la Alta Edad Media.

Curiosidades de la catedral de Notre Dame de París

Galería Flickr


París se cristianizó relativamente muy pronto y tuvo su propio mártir, San Dionisio, quién según la tradición, fue ejecutado en el monte de los Mártires en el año 286.Comenzaron a construirse algunas iglesias en el centro de la isla de la Cité, un palacio real y escuelas de filosofía. Y fue a mediados del siglo XII cuando su obispo quiso que fueran derribados todos los templos y parte del barrio medieval para erigir una gran iglesia. Quería que fuera la catedral de la Cristiandad. El estado fuerte de la economía en aquellos momentos, el apoyo del rey Luis VII y las grandes rentas de la Iglesia hicieron que un domingo de 1163, ante la mirada atenta de muchos parisinos y del propio Papa Alejandro III, se colocara la primera piedra de Notre Dame.Como eran tiempos de bonanza económica, la construcción de la catedral fue avanzando rápidamente. Quizás, lo que más nos llama la atención de Notre Dame de París, no es su fachada, que es muy sencilla sino el sistema de contrafuertes exteriores. Gracias a ellos pudieron levantar altos muros. Sin embargo, cuando comenzaron a edificar la catedral los arbotantes de doble vuelo no habían sido creados todavía. Su arquitecto diseñó unos arcos primitivos que aliviaron el peso de las bóvedas. Años más tarde, con la sustitución por los arbotantes de doble vuelo, los ventanales que se pudieron abrir fueron mucho mayores y más impactantes.

Curiosidades de la catedral de Notre Dame de París

Galería Flickr


Desde la primera piedra que fue colocada, la catedral de Notre Dame estuvo ligada a la Historia de Francia. Aunque no fue por los monarcas franceses que preferían ser proclamados reyes en la Catedral de Reims y ser enterrados en San Denís. Solamente fue coronado en ella el rey Enrique VI de Inglaterra. En ella también se cobijaron los restos de la corona de espinas de Cristo que dejó el rey Luis IX al traérselos de Tierra Santa. Ignorada por los monarcas pero aclamada por el pueblo. Una de las tradiciones populares que se celebraban en Notre Dame tenía lugar el 26 de diciembre. La llamaban la Fiesta del Asno. En ella, una persona disfrazada de obispo y subido a un burro, entraba en la catedral acompañado por numerosos seguidores que bailaban y cantaban de forma burlesca. Terminaban este estado festivo con una gran comilona. Entorno a Notre Dame también se levantó una célebre escuela de filósofos a la que acudían estudiantes de toda Francia. Pero eran muchachos sin recursos económicos que preferían sentarse en las tabernas antes que en las aulas. Goliardos les llamaban. Durante largo tiempo esta gran mole pétrea que se perfilaba en el paisaje urbano de París fue deteriorándose poco a poco.

Curiosidades de la catedral de Notre Dame de París

Galería Flickr


Pero aún le faltaba soportar la época revolucionaria. La peor de todas. Fue a partir del siglo XVIII cuando la catedral sufriría los más graves daños. A comienzos del reinado de Luis XIV fue derribada la columna con numerosas estatuas que habían sido esculpidas en el siglo XIII. También se ensañaron con todas las vidrieras que fueron destrozadas y que tuvieron que ser sustituidas por cristales blancos. Solamente se salvaron tres rosetones. Pero el momento más devastador ocurrió con la Revolución Francesa de 1789 porque las masas embravecidas entraron en la catedral y destrozaron todo aquello que consideraron símbolo del poder de la monarquía y la Iglesia. Destruyeron la Galería de los Reyes pensando que representaba a la monarquía francesa. Pero estas esculturas eran imágenes de los reyes de Israel. No faltaron las campanas de bronce que fueron sustraídas para fundirlas y construir cañones y munición.

Curiosidades de la catedral de Notre Dame de París

Galería Flickr


Cuando terminó esta etapa, Notre Dame ofrecía un aspecto ruinoso. Solamente quedaba en pie su estructura que había sido también incendiada. Fue Napoleón quien firmó un tratado con la Santa Sede para iniciar rápidamente la reconstrucción de la catedral. Allí quiso coronarse emperador en 1804. A pesar de todo, el causante de remover conciencias para recuperar Notre Dame como catedral fue un escritor y su obra. Gracias a las andanzas de Quasimodo y Esmeralda, los parisinos se concienciaron que había que reconstruirla de nuevo. Tras una movilización en la que el propio Víctor Hugo participó, se dio luz verde a la restauración.

Curiosidades de la catedral de Notre Dame de París

Galería Flickr


Durante veinte años, el arquitecto Viollet-le-Duc se afanó por devolver todo el esplendor a Notre Dame. Restauró su fachada reponiendo la Galería de los Reyes. Se tallaron nuevas esculturas, gárgolas y cornisas. Elaboraron nuevas vidrieras. Y creó la impresionante aguja de noventa metros de altura.

Curiosidades de la catedral de Notre Dame de París

Galería Flickr


Y fue con esta restauración cuando surgió la leyenda del significado algorítmico de Notre Dame. Una mujer en una escalera que representaba el ascenso a la armonía y el conocimiento. Aunque otros defendieron que era simplemente la imagen de la diosa Cibeles. Unos arbotantes de doble vuelo que permitieron abrir enormes ventanales. Tenían quince metros de altura cada uno y se dispusieron a lo largo de la cabecera de la fachada.Una aguja de noventa metros de altura coronada por la escultura de un gallo en cuyo interior guardaba tres reliquias: parte de la corona de espinas de Cristo; una reliquia de San Denís y otra de Santa Genoveva. En la misma base de la aguja colocaron las imágenes de los apóstoles y de los evangelistas. Y entre ellos, al propio arquitecto observándolas.

Una fachada de Notre Dame que destaca por su gran simplicidad y que está considerada como una de las más bellas del gótico europeo. En su fachada norte destaca el rosetón que tiene trece metros de diámetro. Con la Virgen en el centro y ochenta figuras del Antiguo Testamento rodeándola.

Curiosidades de la catedral de Notre Dame de París

Galería Flickr

Con una gran altura de la nave de considerables medidas: 33 metros bajo la bóveda. Pudo albergar hasta 9.000 personas y 1.500 en las tribunas laterales.Todo un gran bosque de castaños conformaba la cubierta de la catedral. Porque se llegaron a talar alrededor de 1.300 árboles para construirla. Enmanuel era la célebre campana de la torre derecha que pesaba trece toneladas y que fue refundida en el siglo XVII.Las excavaciones realizadas en la segunda mitad del siglo XX dejaron al descubierto catacumbas romanas y varias habitaciones medievales. 

¿Otras pequeñas curiosidades del mundo?


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas