Revista Cultura y Ocio

Dama Luna. La amenaza de Farside, de Ian McDonald

Publicado el 15 julio 2020 por Daniel Daniel Pérez Castrillón @Mangrii
La amenaza de FarsideDama Luna. La amenaza de FarsideIan McDonald (Trad. de Bruno Puello)Apache LibrosRústica | 186 páginas | 14€
Dama Luna. La amenaza de Farside, de Ian McDonald


La Luna quiere matarte y tiene mil formas de conseguirlo. Ese impactante blurb, que nacía en 2015 cuando Luna: Luna nueva (Luna: New Moon, 2015) se publicaba y daba comienzo la trilogía Luna, sigue teniendo la misma fuerza cada vez que lo leo. Ian McDonald decide llevarnos de nuevo su Luna, unos cuantos años antes de la serie original, para vivir una historia de aventuras. La amenaza de Farside (The Menace from Farside, 2019) es una novela corta e independiente de la trilogía, pero que gana enteros si el lector ya se ha sumergido tanto en la jerga como en el futuro de la sociedad Lunar. Aquí no existen los grandes conflictos políticos de la serie original y en la Luna aún están dándose los primeros pasos, pero si ayuda a detectar ciertos guiños y caminos que la sociedad lunar tomará años más tarde.
Nos situamos en 2089, cuando Cariad Corcoran se estremece ante la llegada de una nueva hermanastra, Sidibe Sisay, que amenaza su estatus de poder. Es alta, guapa, segura de sí misma y con la deslumbrante capacidad de volar. Sin embargo, Cariad tiene un plan para socavar su autoridad. Cariad, Sidibe y otros dos familiares viajarán a escondidas hasta el Mar de la Tranquilidad para dejar sus huellas junto a las del primer humano que pisó la luna, Neil Amstrong, y hacer una foto como regalo de bodas. Una misión en apariencia sencilla, pero que se volverá peligrosa en cada paso del camino.
The menace from farsideFragmento de la portada original
Cariad, la niña malcriadaNuestro punto de referencia narrativa es Cariad Corcoran, una niña mezquina, desagradable en sus inicios, e imprudente en casi cada decisión. McDonald desarrolla la historia de La amenaza de Farside como si fuera un testimonio. Cariad está contando la historia a una IA psiquiátrica, narrando los hechos y explicándolos como le viene en gana. Ella misma lo reconoce en varios compases de la novela. El tono es mucho más ligero que en la serie original, con una narradora en primera persona inteligente y articulada -con algunas reflexiones sobre vivir en la Luna poéticas-, dejando de lado el tono más frío y cortante de Luna, con cierto deje infantil. Sus palabras supuran tanto envidia como protección por sus hermanos, pese a que sus decisiones y argumentos son bastante cuestionables.
"Mira hacia arriba, ¿ves eso? No puedes tenerlo. No es tuyo. A ti solo te corresponde esto: roca y polvo y un billón de huellas. Nos han cerrado las puertas del paraíso.No deberíais enseñárnoslo."
La avanzada sociedad lunarSi algo me vuelve a fascinar de McDonald y su universo lunar es el mundo que construye. Pese a que esta novela corta solo previsualiza parte de la infraestructura lunar (por ejemplo, el importante Palacio de la Luz Eterna solo esta en construcción), su maquinaria social multicultural y libertaria está en pleno funcionamiento. El autor inglés presenta una nueva configuración familiar, basada en el poliamory denominada Anillo, donde cada cónyuge tiene dos parejas sucesivamente a lo largo del anillo familiar. Una red de relaciones construidas a través de enlaces donde cada persona tiene uno cada uno, tanto a derecha como izquierda. Un Anillo, que como todo en la Luna, se puede romper o modificar por contrato.
Luna
El otro punto, como sucedía en la serie Luna, tiene que ver con sus personajes y la representación. McDonald muestra en esta aventura a un adolescente no binario (no se identifica con ningún sexo) que se siente como un gato. Le gusta peinarse con orejas gatunas, e incluso el casco del traje espacial de su portada original, tiene dichas orejas de gato. Algo conocido en la Luna como neko y que resulta curioso para el lector. No está solo, en estas apenas 186 páginas también está presente un niño con trastorno del espectro autista, repleto de rutinas que lo calman en las situaciones más tensas y con una inteligencia única. La Luna de McDonald vuelve a ser, en este caso, un canto a la diversidad multicultural.
SieteLa amenaza de Farsidees una aventura entretenida y ligera, no exenta de emoción y peligros, que dan un anticipo de lo que esta por venir en la Luna. Apenas tiene el componente político -los cinco Dragones son apenas mencionados- y el entorno conocido está en plena construcción, pero puede funcionar como una pequeña introducción al exótico universo de Luna. Si la tomas como un complemento, su disfrute está asegurado.

Volver a la Portada de Logo Paperblog