Revista En Femenino

De segunda...

Por Mamaenalemania
De todos es sabido que las segundas generaciones lo tienen complicado. Les acecha un mal terrible, de esos que nadie se toma en serio, que todos ningunean, pero que puede tener consecuencias devastadoras. Y si no miren a los Flores o a Paris Hilton, que no terminan de hallarse ni en su propio caldo.
Este mal es inevitable. Los sufren todos los de segunda (generación) –  ¿Ven? Si hasta el nombre es despectivo.
Son pero sin serlo del todo; tienen un concepto de hogar dulce hogar bipolarizado; ni chicha ni limoná, ni contigo ni sin ti. Viven aquí pero son de allí. Pero también de aquí. Pero las fiestas de guardar las pasan allí. Algunas. Otras sólo las hay allí pero otras sólo aquí. Y a veces las de allí las celebran aquí y las de aquí allí.
¿Se han líado? Pues imagínense a una pobre criaturita sin voz ni voto ni culpa ninguna de que, en este caso particular que nos ocupa, su madre conociese a un teutón macizo la segunda semana de su ciclo coincidiendo con luna llena y una fiesta rockera en los Berlines.
Imagínense a esa pobre alma cándida paseada en faldón con lazos por Friedichshain (no pongan esa cara que por aquel entonces estaba lleno de punkis con tutú y juro por Gott que no desentonaba nada), dejándose consolar ahora por mamá ahora por papá y sus respectivos y opuestos registros fonéticos, que el pobre ya no sabía si le regañaban por caerse o le festejaban la metida de dedos en el enchufe.
Imagínense la vida social de ese pobre niño, conjuntado y oloroso en un parque lleno de congéneres de uñas negras y padres... ¿daltónicos?
Imaginen por un momento vivir en un mundo en el que le han prometido que un Obispo barbudo le traerá golosinas a principios de diciembre y que lo que le traiga sea una bolsa costrosa de mandarinas y cacahuetes. Un mundo en el que no existen esos Reyes molones que montan en camello y se la agarran parda cambiando copas de champán por regalos en todas las casas a 3 horas de avión de aquí. Y en el que nadie le cree cuando lo cuenta.
Un desgarro existencial, una angustia incomprendida, una dicotomía anímica. Un lío de cojones.
Y un día, además, te das cuenta de que estás solo. Un día cualquiera, no se crean, en el que se te ocurre pedirle a tu madre que te deje ver esas tarjetitas con foto que os ha hecho en Madrid este verano – el DNI, te dice, pues eso, dameamí, le dices – y te contesta que vale. Y le dices que qué pasa ahora con los libritos esos con foto – los pasaportes, te dice, pues eso, los pasapuertas, le dices – y te dice que nada, que qué va a pasar; que son más o menos lo mismo pero unos son alemanes y los otros españoles. ¿Y eso por qué, mamá? Pues porque eres español Y alemán, cariño. Que no, que no, mamá, que yo soy español. Que sí que sí, español Y alemán, mi vida. Que no que no, que no te enteras, mamá, que España ha ganado la Eurocopa, que yo soy español. Que ya, cariño, pero que eso no tiene nada que ver, que tu madre es española y tu padre es alemán y por eso vosotros sois las dos cosas.
Y se armó la marimorena, señores. Porque eso de que su padre fuese una cosa y su madre otra distinta y por eso él otra más, y encima doble, que no. Que ni de coña. Hubo un momento en el que incluso me gritó, enfadadísimo, afirmando que yo hablaba alemán y que entonces también era las dos cosas (que no afirmase lo mismo de su padre me mosquea sobremanera). Y aquello se convirtió en el yo soy español, español, españoooool versionado por el Cigala.
Pero ya tuvimos que salir de casa, a trabajar unos y al Kindergarten otros, y mientras le arrastraba de la manga hacia el coche, entre llantos y golpes de pecho, se me revolvió un momento y se liberó de mi zarpa. Y no se escapó, no: en medio de su berrinche divisó 2 pares de zapatos descuadrados y no pudo resistirse a colocarlos entre lágrimas y espasmos llorosos, para después meterse en el coche a cumplir resignado con su deber guarderil.
No quise joderle más la marrana al pobre, que bastante mal lo estaba pasando ya, pero está más claro que el agua que es alemán, alemán, alemááááán. Snif.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • Paris Paris (parte I)

    Paris (parte

    Podríamos decir que en la semana de la moda de París se confirman todas las tendencias de maquillaje que veníamos viendo en Nueva York, Londres y Milán. Leer el resto

    Por  Fruticienta
    BELLEZA, EN FEMENINO
  • Oh, Paris!

    Paris!

    Paris, Paris, Paris… Tierra de románticos, arte, cultura, moda, elegancia, libertad, exquisitez…. ¿que te inspira Paris? La ciudad del amour inspira mucho más... Leer el resto

    Por  Fatimacarrion
    BELLEZA, EN FEMENINO, MODA
  • Paris files

    Paris files

    Pictures by: TadaoCern  Clothes: New Yorker Tenía muchísimas ganas de compartir con vosotros las fotos del viaje a París que realicé hace un par de semanas con... Leer el resto

    Por  Dshopping
    EN FEMENINO, MODA, TENDENCIAS
  • Paris Returns!!

    He vuelto. He estado todas las navidades practicamente desconectada del blog y la blogosfera maternal...no creí que fuera capaz de hacerlo, pero lo hice. Leer el resto

    Por  Paris
    DIARIO, INFANCIA, MATERNIDAD
  • Paris Hilton y River Viiperi en el centro de atención

    La visita de la multimediática Paris Hilton a la 080 Barcelona Fashion acaparó toda la atención de los medios de comunicación que concurrieron a la cita de la... Leer el resto

    Por  Lorenavilanova
    BELLEZA, EN FEMENINO, GENTE, MODA, TENDENCIAS
  • Hoy os enseñamos la segunda propuesta de A-cero para la ejecución de unas...

    enseñamos segunda propuesta A-cero para ejecución unas oficinas Este Madrid

    Si hace poco os enseñábamos una propuesta para la ejecución de unas oficinas al este de Madrid, hoy, el estudio de arquitectura A-cero, os trae la segunda... Leer el resto

    Por  A-Cero Blog
    ARQUITECTURA, TENDENCIAS
  • ¿Dónde viven los jugadores del Barça?

    ¿En un apartamento en el centro de Barcelona ​​o en una casa majestuosa en las afueras? Es una de las curiosidades que seguro que muchos... Leer el resto

    Por  Lolagarcia46
    CULTURA Y OCIO

Dossiers Paperblog