Revista Cine

Dead Snow (Tommy Wirkola, 2009)

Por Especialistamike

Un paisaje nórdico nevado, inmaculado y realmente idílico. Un puñado de jóvenes dispuestos a pasar un fin de semana retozando entre sexo y alcohol. Un viejo, supuestamente loco, que les advierte de que corren un grave peligro. Y el ingrediente estrella: un nutrido grupo de zombies. Pero no unos zombies cualquiera, no señor. Los muertos vivientes de Dead Snow son zombies-nazis, el sumun de una malvad fétida y podrida que llega desde el otro lado. ¿Se puede pedir más?

Dead Snow (Tommy Wirkola, 2009)

Dead Snow ha sido una de las películas que más ha dado que hablar entre los aficionados al género desde que se anunciara su llegada hace ya más de un año. La atractiva propuesta, a priori, de poner en juego a unos zombies con uniforme nazi con una historia "coherente" a sus espaldas hizo correr ríos de tinta en la red, donde los aficionados al cine de terror en general, y al de zombies en particular, lanzaban comentarios sin parar acerca del devenir de una película esperadísima desde su génesis.

Dead Snow (Tommy Wirkola, 2009)

El film comienza de una forma bastante típica y tópica cuando hablamos de una película de terror. Ese grupo de jóvenes que van a pasar sus vacaciones en un lugar alejado de la civilización, entre los que se encuentran los personajes estereotipados más comunes (como el gracioso de turno, el chaval serio y responsable, la chica ligera de cascos...), lo hemos visto repetido en la historia del género en numerosas ocasiones. También es un recurso recurrente en esto del cine de terror el que ese grupo de chavales reciba la enigmática visita de un señor que les advierte gratuitamente (bueno, a cambio de una cerveza...) del grave peligro que corren al permanecer en aquella zona. ¿Un loco paranoico, un viejo borracho, un señor que sabe lo que dice y sólo pretende salvarles la vida? Sea lo que sea, este personaje esta introducido con calzador en la trama de la película, pero lo aceptamos porque, como ya hemos mencionado, se ha convertido en un estereotipo más del género.

Dead Snow (Tommy Wirkola, 2009)

La primera media hora del film es un poco lenta y puede hacer tambalear nuestras expectativas depositadas en la película, pero tranquilos. La cosa se anima a marchas forzadas a partir de ese momento, cuando van entrando en acción esas hordas de zombies nazis que buscan venganza y que no dudan en masacrar a todo bicho viviente que se interponga en su camino. Estos curiosos muertos vivientes nos proporcionarán lo que estábamos esperando: diversión, gore a raudales, un sentido del humor realmente gamberro y grandes cantidades de brillante hemoglobina en un bonito contraste con el blanco nuclear del paisaje nevado. Una auténtica gozada para los aficionados al género zombie.

Dead Snow (Tommy Wirkola, 2009)


Evidentemente, Dead Snow tiene sus defectillos. Como ya hemos mencionado, abusa de ciertos estereotipos y tópicos omnipresentes en el cine de terror, peca de tener un guión más bien plano y con algún que otro desliz en la trama que podría haber sido subsnado, pero es que entonces no estaríamos hablando de Dead Snow, una película que antepone por delante de todo su firme intención de divertir y unas ganas tremendas de agradar a los fans del género, intentando que el alto grado de diversión y de gozosa orgía de destrucción zombie supere y oculte, como si de una avalancha de nieve se tratase, a los pequeños fallos que el film pueda tener. Y a mi humilde entender lo consigue, siendo realmente fácil sentarse ante la pantalla y dejarse llevar por el suculento plato que Tommy Wirkola nos ha preparado, incluyendo homenajes a clásicos del género comoPosesión Infernal o Braindead entre otros.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revistas